Eternal Dream(Sueño Eterno)

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 20 sep 2013
  • Actualizado: 12 dic 2014
  • Estado: In Progress
Emma es una chica con un pequeño secreto,normalmente no le gusta llamar la atencion hasta que un dia...

Espero que les guste,la verdad he pasado mucho tiempo sin escribirla.
Aun no me animaba a publicarlo en algun lugar,por que me daba nervios =S
Bueno disfruten =)

4Me gustan
6Comentarios
571Vistas
AA

6. Capitulo 5

Buscando al corazon

Esa noche fue terrible para mí, la llamada se había cortado, el era mi único alivio, al menos las marcas habían dejado de brillar pero el collar aun seguía destellando, me sentía peor que nunca mis lagrimas no cesaban y sentía que mi cabeza me iba a estallar, en ese momento quería salir corriendo, me sigo haciendo la misma pregunta “¿Por qué mi propia abuela me diría algo así?”, es todo incoherente, nadie pensaría que algo así pudiese pasar pero ahora creo que todo es posible.

Justin estaba muy preocupado después de esa llamada, al menos se pudo disculpar con la chica que ama, estaba más desesperado que nunca, pero él no era el único preocupado Anabel estaba en la misma situación ya que nunca le gusto ver a su hermano sufrir tanto, Jake y Josh por suerte estaban divirtiéndose a las afueras de la ciudad, de pronto algo le sucedió a Anabel, su pulsera estaba destellando pero esta vez ella tuvo una visión en la que yo estaba en un cuarto oscuro y alejado en donde nadie me escuchaba, al terminar de ver esto; Anabel regreso en si y tenía un leve dolor de cabeza .

Mientras yo estaba tratando de encontrar la forma de regresar al lugar en donde pertenezco, junto con Justin, tratando de encontrar mi esperanza perdida, tratando de encontrar a mi corazón, a alguien que es parte de mi ahora ,ese alguien que se que nunca me dejara, que siempre estará conmigo, que me protegerá siempre.

Anabel: Justin

Justin: ¡si! ¿Qué pasa ahora?

Anabel: sabes donde vive la abuelita de Emma

Justin: ¡no! ¿Por qué?

Anabel: es que necesito hablar con ella

Justin: acerca de que

Anabel: es que quiero verla

Justin: yo también, yo la necesito, ella es mi vida ahora

Anabel: ¡lo sé! Se cuanto deseas que regrese, tus emociones están a punto de volverme loca

Justin: ¡Disculpa! Pero no puedo esconder lo que siento

Anabel: ¡Lo sé! Me encanta verte feliz y que por fin hayas encontrado a la persona por la que tanto esperabas-cambio de idea y decidio no decir nada-

Justin: ¡Gracias! Pero en este momento no está a mi lado a como yo quisiese

Anabel: ¡calma! Ella estará aquí pronto

Solo faltaban ya dos días para regresar , estaba impaciente, no llegaba la hora de estar en mi casa, con mis amigos, con Justin; esperaba que no los sintiera tan largos había algo importante cuando mi abuela me dijo todas esas cosas tenia la misma mirada, que tenia Adam cuando me ataco eso solo podía significar que ellos me tenía mucho mas vigilada de lo que Justin imaginaria, ellos sabían absolutamente todo sobre mi, sabían cada paso y cada decisión que tomaba, era escalofriante saber que en cualquier momento podría dejar este mundo a pesar de poder defenderme, lo único que deseaba era que si iba a morir que no fuera delante de la personas más importante que pude haber tenido en toda mi vida, al pensar todas esas cosas mi corazón empezó a latir como si fuese a pasar lo que había pensado, eso era lo único que deseaba pero también vivir para estar más tiempo con aquel que me ofreció y me acepto en su vida.

Al venirme todas estas palabras a mi mente el collar se torno de un color rojo, muy hermoso para mis ojos, las lagrimas ya no caían sobre mis mejías al menos de una cosa si estaba convencida que por amor cualquier cosa se podía.

Las lagrimas ya no recorrían mis mejías y la angustia tan desesperada que Justin tenia desaparecía, el estaba más calmo, y Anabel se dio cuenta que la alegría le había vuelto a su hermano mayor, ella se sentía aliviada además ya solo faltaba un día para que yo pudiera regresar.

Ya había regresado, estaba en mi casa, lo primero que hice fue dejar mis cosas en mi cuarto y salí corriendo hacia el bosque, y en el claro en aquella noche en la cual Anabel y yo nos habíamos desmayado, el estaba ahí, Justin estaba ahi; al verlo lo abrase lo más fuerte que pude, el me abrazo con delicadeza; las emociones en ese momento eran muy fuertes  las lagrimas casi caían de mis ojos pero pude resistirme.

Justin: Me alegro que estés aquí

Emma: yo también

Justin: No hallaba la hora de volverte a ver 

Emma: Tú también me hiciste mucha falta

Al haberlo abrazado el collar se torno del mismo color rojo que la ultima vez y mis ojos tenían un lindo color café miel, Justin me miro a los ojos y se quedo viéndome.

Emma: ¿Qué pasa? ¿Por qué me miras de esa forma?

Justin: No por nada es que te veo diferente

Emma: ¡Diferente! Pero yo me siento igual

Justin: pero es una muy linda diferencia

Emma: Pues la verdad si me siento un poco diferente, así que gracias

Justin: no hay por qué agradecerlo

Emma: Y los chicos

Justin: En la casa, pero no te preocupes están bien

Emma: no sabían que hoy venia

Justin: pues la verdad nadie sabía ni siquiera yo

Emma: si pero yo dije una semana

Justin: ¡lo sé! Pero no dijiste a qué hora

Emma: Entonces que hacías aquí

Justin: Estaba pensando

Pase tanto tiempo como pude con el ese día, nos quedamos sentados viendo el lago, al anochecer miramos el cielo y las nubes, en cierto momento me quede dormida, Justin se quito el abrigo me lo puso encima y me rodeo con sus brazos para que no tuviera frío sin embargo estaba teniendo una pesadilla que comenzó a afectarme mucho; no podía respirar bien sentía que me estaba ahogando, el collar resplandecía, y las marcas también, el dolor no cesaba, tenía fiebre y no sabía que estaba sucediendo, en el sueño estaba derramando sangre y alguien estaba tratando de controlarme de entrar a mi mente para recuperar recuerdos antepasados, de una persona que vivió mucho mas antes pero yo no me estaba dejando, las marcas comenzaron a quemarme o al menos eso era lo que sentía; Justin estaba tratando de despertarme, el estaba enfurecido si el hallaba a la persona que me estaba haciendo sufrir era capaz de matarlo, cada vez que trataba de tocarme para levantarme y llevarme a su casa no podía ya que estaba muy caliente, el estaba muy preocupado por lo que estaba pasándome, de repente apareció Anabel.

Anabel: ¿Qué pasa?

Justin: ¡no lo sé!

Anabel: ¡Tranquilo! Ya le pasara

Justin: Te juro que cuando encuentre al que la está haciendo esto a Emma lo voy a…

Anabel: ¡Basta! Deja de pensar en eso quieres… preocúpate por ella ahora

Justin: Es que no se qué hacer ella está muy mal… a ti también te destellan las mismas marcas

Anabel: ¡Si! Y tú no sabes que es lo que se siente tenerlas en la piel ahorita

Justin: Pero tú ¿te sientes bien? dime

Anabel: Solo  me quema un poco pero nada grave

De pronto me desperté, me levante muy rápido, estaba sudando, estaba muy asustada, al fin sentía que podía respirar, me sentía mareada, confundida, Justin me abrazo, me comenzó a decir que me tranquilizara, las lagrimas salieron y recorrieron mis mejías, me tranquilice y Justin quito con sus dedos la ultima lagrima de mi cara, no podía creer que apenas acababa de verlo y ya estaban ocurriendo tragedias.

Justin: ya paso… tranquila

Anabel: ¿te sientes mejor?

Emma: ¡Si!

Justin: Sera mejor que te lleve a tu casa

Emma: ¡No! No quiero estar sola

Justin: ¡Esta bien! Tranquila

Anabel: Dime… que fue lo que vistes

Emma: Pues estaba en un lugar muy oscuro casi no podía ver nada, después no podía respirar pero podía ver sangre en el lugar

Anabel: Tranquila… había alguien en ese lugar

Emma: ¡Si! Era una persona, un hombre que estaba hablándome, tenía sus manos sobre mi cabeza

Anabel me miro fijamente; y sus gestos dieron un cambio impresionante. Volteo  su mirada hacia su hermano, y el muy desconcertado le pregunto qué era lo que sucedía.

Justin: ¿Qué sucede?

Anabel: ya se para que la quieren

Justin: ¿y para qué?

Anabel: Ellos quieren volver a la vida a ELIZABETH

Justin: ¿A quién?

Anabel: Olvidaba que somos de diferentes tiempos… Ella fue la que me convirtió a mí, después quiso matarme aunque no fue lo suficientemente fuerte, así pude encerrarla  y quedo dormida por siempre; o al menos eso había creído.

Justin: y eso donde ocurrió

Anabel: En el lugar en donde me encontraste mucho más al sur

Emma: Eso quiere decir que soy la llave para desatar un caos total

Anabel: Eso pasaría si te dejas, en el sueño no lo hiciste así que nunca pasara… Eso espero

Emma: Saben que ellos me tienen mucho más vigilada de lo que creen

Justin: ¿Cómo?Anabel: ¿Qué?

Emma: Ellos lo ven todo, incluso nos ven ahora

Anabel: ¿Cómo sabes todo eso?

Emma: Lo puedo sentir… No estamos solos aquí, hay más personas

Justin: ¿Cómo cuantas calculas?

Emma: Cuatro… están en el bosque y son muy veloces

Justin: Puedes corre

Emma: ¡sí! Pero yo no me voy a escapar yo puedo defenderme

Justin: no quiero que salgas lastimadaEmma: sabes que no siempre podrás protegerme

Justin: ¡claro que lo sé! Y ese es mi gran miedo

Emma: ¿Qué?

Justin: No quiero perderte… es un deseo egoísta pero es la verdad

Emma: Eso lo sé perfectamente yo tampoco te dejaría ir NUNCA

Esa noche los tres estábamos en el centro del claro, una ráfaga de viento surgió, y se propago la neblina, nada sucedió, no podía ver nada así que para no perder de vista a Justin y a Anabel les tome las manos y ellos a mí, formamos un circulo, otra ráfaga de viento nos envolvió; los chicos se habían soltado de mi, ellos gritaban mi nombre, no podía gritar me habían tapado la boca y aunque los tuve cerca no pude verlos a causa de la neblina, lo único q sentí fue la mano tan fría del que me mantenía callada sin embargo yo no podía escucharlos estaba inconsciente tenía sangre en la mejía y  en el hombro, al estar en el suelo la neblina se disperso y obtuvieron lo que ellos deseaban mi sangre

Anabel tenía sangre en una mano pero no se había soltado de Justin al darse la vuelta, Justin me vio en el suelo.

Justin: ¡NO! ¡Emma!

Anabel: ¡Tranquilo!

Justin: Como quieres que me tranquilice ya la he visto así dos veces y esta vez no responde.

Anabel: Ya lo sé pero cálmate, ella solo esta inconsciente

Justin: Sabía que no debía dejarla que se quedara

Anabel: Mírala ella está viva, esta respirando… que hubiera pasado si la hubieras dejado ir

Justin: Ella estaría mejor

Anabel: ¡No entiendes! Si la hubieras dejado que se fuera sola, se la hubieran llevado hubiera sido peor, quizás ya estuviera muerta

Justin: ¡Nunca vuelvas a decir esa palabra!

Anabel: algún día pasara y tú que harás,… así que tienes que enfrentarlo

Justin: ¡Lo sé! cuando pase lo hare mientras tanto, no repitas esa palabra

Anabel: ¡Esta bien! ¡Lo siento!

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...