Its Gotta Be You

Era en momentos como ese en los cuales sentía ganas de confesarle todo. Momentos que parecían ser la única y última oportunidad que jamás tendría.

Harry se encontraba semi-desnudo en mis brazos, sólo en boxers, completamente caliente y sudado. Volaba de fiebre. Claro que no era nada grave, sólo una simple gripe de la cual se recuperaría. Pero el verlo tan vulnerable e incapaz de mantenerse en pie o incluso despierto causaba en mí el mismo efecto que apuñalarme en el estómago; ya que me recordaba a mí misma, totalmente desecha, el día que nos habíamos conocido.

25Me gustan
10Comentarios
10824Vistas
AA

16. Capitulo 15

Narra Joanna


DOS SEMANAS MÁS TARDE


-Jojo- sentí que alguien susurraba en mi oído.- Cariño, despierta. Hay clases..

-Hmm- no me salían las palabras, el sueño me aplastaba sin piedad y yo no lograba ni abrir los párpados.

-Joanna- la voz de Harry sonó firme. –Se hace tarde, no me hagas hacerlo..

¿Hacer qué exactamente? Sentí que me levantó en brazos de la cama y comenzó a caminar. No me importaba demasiado lo que hiciera siempre y cuando me dejara dormir. No quería volver a clases, se volverían tediosas y comenzarían a llenarnos con tarea al igual que durante el primer semestre. Ya sé, parecía una niña pequeña haciendo berrinches, pero no me importaba. Me acomodé contra su pecho con el objetivo de conciliar el sueño una vez más…hasta que sentí algo helado pegarme contra el rostro.


-¿¡Qué diablos haces, Harold?!- protesté en cuanto alejó el chorro de agua de mi rostro. Me revolví un poco hasta que me dejó en el suelo. Pisé, un poco tambaleante debido a que no me había tomado el tiempo necesario para que mi cabeza se acostumbrara. 

-Te advertí, Tomlinson, tú no quisiste escuchar…- tomó la manguera de la ducha y volvió a mojarme sobre la cabeza. Me froté los ojos y le quité la manguera, pillándolo desprevenido. Apunté directamente a su cara y lo mojé.

-¿Y bien? ¿Cómo se siente?- reí. Abrió los ojos y me quedó mirando. El pelo le caía empapado a los costados del rostro, asemejándolo a un cachorro mojado. 

-No fue una buena idea hacer eso…-me amenazó. Me tomó por la cintura, inmovilizándome completamente, y entró a la bañera. Con las manos inmovilizadas, me moví como pude hasta que logré mojarlo nuevamente.

-Esta vez no te saldrás con la tuya- reímos. Comenzamos a forcejear por conseguir la manguera, respirando en jadeos de tanto reírnos, mojándonos mutuamente en el proceso. Él ya se había cambiado, por lo que su ropa terminó completamente empapada.

-Ya…suél..tala..- se quejó.

-Noo..- logré quitársela, perdí el equilibrio y caí, provocando que él tropezara y cayera sobre mí. –Oouuchh..- gemí.

-Lo siento- comenzó a reír audiblemente. Se levantó y me ayudó a incorporarme.

-Ahora vete y déjame ducharme…-

-Podría ayudarte..-bromeó.

-Que te vayas, Styles!

-Yéndome!- se retiró rápidamente del baño y cerró la puerta tras de sí.

Me duché rápidamente, me vestí y desayuné. Para cuando terminé eran las 7.50, significaba que debía apurarme. Harry tuvo que tomar un camino distinto para poder llegar a tiempo; el tráfico a esa hora era terrible, todos trabajaban o estudiaban.


-Te veo en el almuerzo- sonrió y besó mi mejilla, dirigiéndose al edificio que le correspondía. Yo comencé a caminar en la dirección opuesta, rogando para que la profesora llegara tarde una vez en su vida.


La clase de Alemán se pasó bastante rápido. Sonó la campana y suspiré aliviada al notar que había logrado permanecer despierta durante esas dos horas. El profesor que dictaba la clase siguiente estaba ausente por razones personales, dejándome sin ninguna opción más que caminar por el campus hasta la hora del almuerzo.

Iba caminando distraídamente y sentí a alguien chocar contra mí. Volteé y vi a una chica de cabello rubio y ojos grises, una expresión desesperada en su rostro.

-¿Te encuentras bien?- pregunté.

-Sí- su expresión se ablandó y sonrió. –Lo lamento, voy un poco corta de tiempo, es todo…Soy Aubrey Fletcher –extendió su mano. La tomé.

-Joanna Tomlinson- sonreí tímidamente- ¿A qué clase de diriges?

-Umm..A la del profesor Knight-

Reí. –No te preocupes, se ausentó. Yo también debería estar allí…- suspiró aliviada. –Qué raro que no nos hayamos visto antes-comenté.

-Oh no, apenas empecé hoy, no hice el primer semestre aquí..-explicó.


Nos sentamos en una banca y comenzamos a hablar cómodamente, conociéndonos. Una amiga no me venía mal…


 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...