I'm not what you think about me

Cinco chicas, cinco destinos sin encontrar, cinco caminos diferentes. Irina, la más pequeña pero una de las más rebeldes, Lindsey, responsable y cuidadosa como ninguna, Hilary, la chistosa e inmadura pero la más vieja, Maryon, tierna como ninguna pero siempre tiene el estómago medio lleno y para finalizar esta la chica mala del grupo, Tracy.

Todas ellas tienen mucho en común, que descucbriran en el correr del tiempo, pero que a la vez las enredara en historias problemas en los que nunca se habían sumergido antes, llamadas historias de amor.

8Me gustan
8Comentarios
402Vistas
AA

1. Encuentros Inesperados

Irina caminaba sin rumbo, el despertador le había sonado a eso de las 6 de la mañana y eso no le agradaba en lo absoluto. No era muy de madrugar.

Mirando el suelo observo como su pie derecho pateaba piedras. Debía lavar esos all stars blancos de una vez, parecían más negros que blancos, pero siendo sinceros, ella no tenía ni la más mínima gana de hacerlo, menos en ese momento.

Su madre Leticia ya le había dicho que pasaría, pero prefería enterarse por su misma boca que por un maldito papel en la puerta del apartamento.

Divorcio. Esa palabra resonaba en su cabeza unas tres veces cada cinco segundos. Sus padres hace meses que estaban mal entre ellos, pero nunca supuso que llegarían a tal punto de divorciarse. Lo único que le alegraba el día era la música, pero por desgracia no traía sus benditos auriculares.

Simplemente era un desperdicio de tiempo para ella quedarse en su casa esperando a su madre para que le explicara lo que en un simple papel ya estaba dicho todo, así que como llego a su casa se fue, sin siquiera dejarle avisado por la portera que no sabía si volvería.

Se sentó tranquilamente en un banco de una plaza cercana para disfrutar de la brisa de primavera, que ya estaba por acabar. Los árboles se movían sincronizados, con sus hojas verdes y alguna que otra flor. Los pájaros cantaban sobre su cabeza sin ninguna vergüenza y dos por tres se podía oír el maullido de algún gato cercano, hasta que un sonido la sacó de sus pensamientos.

- Hola - dijo una voz masculina con un toque tímida mirándola. Ella inclinó su cabeza en modo de saludo - Puedo pegar este cartel en el árbol a tu espalda? Si no es mucha molestia claro - prosiguió correctamente.

- Claro - sonrió de lado la castaña, pero de alguna forma logró impresionar al joven que lo hizo sonreír - Sucede algo? - preguntó totalmente sonrojada.

- Tu voz... - le dijo sentándose junto a ella - Es tan... dulce y... cantarina... - le dijo mirándola a los ojos, demostrándole sinceridad.

- Gracias.. nunca me lo habían dicho... - respondió sonrojándose más.

- Hay un lugar que tal vez te interese para darle un buen uso a esa hermosa voz... - respondió de inmediato entregándole lentamente un folleto.

Sin dudarlo, Irina tomó el papel con sus manos algo temblorosas y lo leyó para si misma. Al terminar miró al hombre con los ojos bien abiertos, quién solo sonreía asintiendo con la cabeza. Se paró, no sin antes despedirse de el y salió prácticamente corriendo a su casa, con el folleto en la mano.

Mientras corría podía leer el título, con letras dobles algo torcidas en el: "Londres busca talentos".

_._

 

Espero que les haya gustado. Dentro de poco subo el segundo pero me gustaría saber que pensaron del capítulo.

Much Love!! Xxx Hazzi

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...