My kind of perfect.

Savannah es la hija única y mimada de sus padres. Es caprichosa, altanera y hermosa pero también es dulce, tierna y sensible. Son las sombras de su pasado las que la persiguen y no la dejan ser feliz, su vida es perfecta pero vacía... Hasta que conoce a Harry Styles.

25Me gustan
17Comentarios
2293Vistas
AA

3. La elegida.

Salí corriendo sin esperar a ver su reacción a buscar un sweater. Entré a la primera puerta abierta que vi y tome una chaqueta negra de al parecer 5 tallas más grandes de la mía. Me acurruque en ella y un hermoso aroma me abrazo... Wow, sentí un remolino en el estomago por una simple chaqueta. Salí rápidamente del camerino y me pare en uno de los laterales del escenario, siendo capaz de ver todo, Harry volteo rápidamente y pareció no notar mi presencia, pero en menos de una fracción de segundo volvió a voltear y esta vez me brindo una hermosa y deja-sin-aliento sonrisa -Oh por Dios, creo que un huracán ataco mi cuerpo- Sacudí mi cabeza y continúe viéndolos hacer lo suyo, esto era mágico, mucho mejor de lo que soñé, pero mi mas-que-un-sueño duro poco... Al parecer llegué durante la ultima canción. Se despidieron y salieron por el lado lateral contrario al mío, todos menos Harry. Mis piernas se debilitan a la medida que el se acerca... Moría por ir, abrazarlo y gritar de la emoción, pero mi fuerza de voluntad lo evito, tenía que parecer relajada y no dejar ver la incongruencia de mis latidos.

Harry: Hey -Su sonrisa pudo haber iluminado el concierto entero. Esta agitado y un poco sudado, lo que lo hacía ver mas sexy aun –

Sav: Hola –Apenas pude articular, no, no, no, no me puedo mostrar insegura o nerviosa, respire hondo y relaje mis hombros, puedes hacer esto Savannah, tu puedes –

Harry: Bonita chaqueta. –Oh esa sonrisa… Paso sus dedos entre su cabello, su voz seguía agitada e irresistible -Oh Dios- No Savannah no te derritas por favor, recuerda: Relajada y segura-

Sav: Tengo frió... El ambiente helado y agua no es buena combinación.

Harry: Sobre eso… Lo lamento no debí haberlo hecho –Su cara era coqueta-sonriente-sexy pero nada de remordimiento-

Sav: ¿De verdad? –Lo  mire incrédula-

Harry: No –Me sonrío tímidamente. Oh Dios, me dio un mini-paro cardíaco es demasiado tierno y hermoso– Ni un poco. –Mordió su labio mientras me veía directamente a los ojos…Concéntrate Savannah -

Sav: ¿Te gusto mi latte? –Pregunte intentando sonar coqueta/juguetona, obviamente falle, frunció el ceño a manera de broma -

Harry: Mucho... Por cierto se te ve mejor a ti que a mi.

Sav: ¿Eh?

Harry: La chaqueta… La luces mejor que yo. –No puede ser, ESTOY USANDO SU CHAQUETA, ahora entiendo por los que los dos guardaban el mismo y único exquisito aroma- Perdón ¿En donde deje mis modales? Ni siquiera me eh presentado, soy Harry. –Extendió su mano-

Sav: Y por si no era obvio ya lo sabia. Me llamo Savannah –Una explosión de sensaciones dieron lugar al momento de tocar su  piel, era suave como ningún otra, disfrute cada segundo de nuestros roces... Levante la vista para admirar su rosto y el se encontraba mirándome fijamente. Retire mi mano rápidamente como un reflejo-

Harry: Es un gusto el conocerte Savannah.

Sav: El gusto es mutuo Harry.

Harry: ¿Te gusto el concierto?

Sav: Si. Mi parte favorita fue cuando Mike me llevo a la prisión que tienen en backstage – Lo dije sarcásticamente, mi boca se torno en forma de sonrisa falsa, el parecía no entender mi actitud y en realidad ni yo lo hacía, tome un gran suspiro y continúe – Lo siento, estoy arrepentida por lo que hice, estuvo muy mal.

Harry: ¿De verdad? –Levanto una de sus cejas –

Sav: Si… No, es que debiste de ver tu cara.

Harry: No vi mi cara pero si la tuya y parecías muy divertida. –Su tono ahora era mas relajado, juguetón – ¿Quién es Mike?

Sav: El gigante que me llevo al camerino.

Harry: Ah ese es Tom, es una muy buena persona. Lamento que no hayas visto el concierto.

Sav: Si bueno somos dos.

Harry: ¿Me acompañas a mi camerino? Necesito cambiarme y recoger mis cosas. –Aun no entiendo como logra que palabras tan simples suenen tan irresistibles, moví mi cabeza en afirmación y caminamos a su camerino. Harry cerró la puerta detrás de nosotros y pude notar un cambio de ambiente, era algo en el aire o tal vez solo mi imaginación queriendo hacer cada momento con el mágico- Ponte cómoda.

Me quite la chaqueta pues aquí dentro era mas cálido y agradable, la acomode sobre una silla y me senté en un sofá que estaba del otro lado del camerino. Harry se metió al baño y pocos segundos después salio de el, ahora usaba unos jeans, una camiseta negra con cuello V y converse, aun lado de el un modelo podría pasar desapercibido. Se vio al espejo por medio segundo y sacudió su cabeza, después se acerco a mi y se sentó en el sofá.

Sav: ¿Que se supone que estoy haciendo aquí? 

Harry: Yo solo… Quería conocerte –Esto debe de ser un sueño, definitivamente el mejor de los sueños, no hay manera en que quiera conocerme, es absurdo, completamente absurdo y luego mi sentido de la cordura y mis creencias entrar en juego, todo el día eh pasado diciendo lo perfectos que son y ni siquiera los conozco y entonces Harry me quiere conocer ¿Por que? Respuesta obvia: Físico, todo es mas fácil de analizar cuando mis pensamientos no giran al rededor de un arcoiris y emociones y One Direction -

Sav: No lo entiendo, creí haberte dado la peor primera impresión.

Harry: O tal vez la mejor.

Sav: La peor… Ósea que cada concierto bañas a una chica, wow eso es algo que Google aun no sabe.

Harry: De echo, si lo sabe -Wow, se que no se mucho sobre ellos aun pero el saber que soy una entre muchas no es lo que exactamente quería escuchar, aunque ¿Qué podía esperar? Soy igual o menos que cualquier chica de las que estaban allá afuera ¿Por qué creí ser la excepción? Basta Sav basta deja de hacerte menos, que eres igual o mejor que cualquiera... Mi yo interior siempre sabe que decir –

Sav: Oh, entonces haces esto mucho.

Harry: No, en realidad no –No hay manera de sentirme cómoda despues de saber eso-

Sav: ¿Y cual es el protocolo?

Harry: Bueno… -Me brindo una hermosa y sexy sonrisa- Podemos ir a mi hotel… –Agh creo que se a donde va esto y no me va a gustar, por favor Harry que no sea lo que pienso- A cenar -Que alivio- o ir directo al postre –Y bam-

Sav: Respuesta equivocada Sr. Styles, no creo se la indicada esta noche y no te haré perder mas tiempo, creo que yo mejor me voy. –Sus ojos se abrieron en sorpresa y confusión, supongo que nunca le han dicho que no. Tome mi bolso y salí casi corriendo de ahí-

Harry: No, no espera –Grito Harry mientras yo corría: El se levanto después y comenzó a seguirme-

Encontré la salida trasera y la abrí, me encontré con muchísimos fotógrafos que obviamente no me esperaban a mi, sino a los chicos y se complacieron al ver a Harry pocos segundos después de mi. Comencé a caminar rápidamente al estacionamiento y sentí un gran alivio al ver que Charles me esperaba fuera del auto, al verme abrió mi puerta y espero a que subiera para cerrarla y tomar su asiento.

Charles: ¿A casa señorita?

Sav: A casa Charles.

Harry no estaba a la vista. Pero que creía yo ¿Qué vendría a buscarme y pedirme que regresara? Que absurda, hay miles de chicas afuera esperando que salga para comérselo vivo y al final de cuentas eso es lo que quería ¿No? ¿Cómo pude ser tan tonta para creer que Harry me quería conocer por que vio algo especial en mí? Con lo podrido que esta el mundo aun tengo esperanzas en el, despierta Savannah, pareces una tonta. El sonido de mi teléfono interrumpió mis pensamientos, es Stefan mí mejor y único amigo y para mi suerte vive a miles de kilómetros de mí.

Sav: ¡Stefann!! –Mi humor se elevó rápidamente-

Stefan: Hola princesa ¿Cómo estuvo el concierto?

Sav: Ni me lo recuerdes Stef, no quiero hablar de eso.

Stefan: ¿Tan mal estuvo?

Sav: Si y no… Es complicado, no se si fue un sueño o pesadilla.

Stefan: No me asustes Savannah. –El auto se estaciono en casa, di un salto fuera de el y corrí a mi habitación, al llegar a ella me arroje bruscamente a la cama- ¿Hey? ¿Sigues ahí?

Sav: Si, si, si lo siento ¿Qué decías?

Stefan: ¿Qué paso hoy?

Sav: Probablemente estoy exagerando Stefan.

Stefan: Savannah…

Sav: Okay, okay, para empezar me perdí el soundcheck y el M&G porque me quede dormida, después Harry Styles me arrojo agua encima, los malos recuerdos que vinieron a mi cabeza, me gano el coraje y le arroje un café a la cara en pleno concierto, después un gorila que al final resulto muy agradable me saco del lugar y me llevo a un camerino en donde estuve todo el concierto, al parecer Harry tiene la manía de elegir a una chica del publico y llevársela a su hotel y sorprendentemente la chica de hoy era yo…

Stefan: ¿QUE QUE? –Sonaba furioso- ESE HIJO D… -Respiro hondo- ¿Entonces tu y el…?

Sav: NO Stefan –Lo interrumpí- ¡Como puedes creer eso de mí! –Stefan suspiro a manera de alivio- Salí corriendo cuando supe de lo que se trataba. –Le dije ofendida, creí que me conocía mejor-

Stefan: Tu sabes que no lo hago, es solo que cualquier chica estaría feliz por que algo así le pasara y como es tu banda favorita y pareces estar enamorada de ellos creí que tu…

Sav: ¡Pues no Stefan! –Interrumpí de nuevo-

Stefan: Quisiera haber visto cuando le arrojabas el café.

Sav: Fue de lo mas cómico, si antes tenía remordimiento ahora no tengo ni un poco.

Stefan: No estuvo bien Savannah, tú no eras así, tú y yo más que nadie sabemos lo que eso puede lastimar a una persona.

Sav: Stefan lamento decepcionarte pero aquella tonta e ingenua niña no esta mas y la verdad dudo mucho que un café haya provocado daños psicológicos en el señor perfección.

Stefan: ¡Cuantas veces tengo que decirte que no hablas así de ti misma! Esa dulce y tierna niña sigue aquí, me desvelo casi todos los días para poder hablar con ella por la diferencia de horarios…

Sav: Cree lo que quieras–Mi tono sonaba molesto-

Stefan: No me hables así Sav, no estés así, piensa que hoy cumpliste lo que más querías: conocer a tu banda favorita.

Sav: Lose Stefan y fue genial,  sus voces en perfecta armonía, pude tenerlos frente a frente, admirarlos, incluso tocarlos –Al menos a dos de ellos- Pero pienso y pienso… ¿Por qué todo tiene que ser tan superficial? Todas las chicas los veían y babeaban por ellos, incluso yo lo hice, pero también veía ver su ángel, algo que los hacía especiales, agh hablo de que la ingenua ya se fue y luego comienzo a hablar así... El punto es ¿Por qué todo se basa en lo que ves? ¿Por qué solo miran sus cuerpos? ¿Por qué Harry solo…? –No pude terminar- Yo… -Suspire- yo pensé que el había visto algo mas en mi… Algo diferente, pero solo le interesaba una cara y un cuerpo bonito para algo de una noche. Ahí afuera habían miles de chicas que probablemente eran tiernas, dulces, amigables, lindas y me eligió ami que estoy podrida por dentro, no entiendo como puedo ser tan estúpida y seguir creyendo en cuentos de hadas, como puedo tener fe en personas que ni siquiera la merecen, me prometí ser realista pero cuando los escucho entonces lo que soy se desvanece y sale la torpe… Cuando me mojo no pude evitar pensar en esos pobres niños a los que les arrojaban agua, refresco, café, comida, a aquellos que empujaban y llamaban gordos, cuatro ojos, tontos, cerdos, inútiles, esos pobres niños no tenían mas culpa que la de haber nacido de esa manera, yo solo…-Comencé a llorar al recordar aquello que tanto deseaba olvidar-

Stefan: No tienes idea de lo daría para estar junto a ti y poder secar cada una de tus lagrimas Savannah... Eres la chica mas especial que conozco y tu a diferencia de las miles de chicas que estaban ahí no solo le dijo que no a Harry Styles si no que también le dio una pequeña lección. Tu y yo sabemos que dentro de ti ahí algo increíble, nunca eh conocido a alguien mas linda, dulce, pura, valiente, inteligente, agradable que tu y créeme podría seguir toda la noche, tu no estas podrida por dentro, solo estas herida, tuvimos una infancia del asco ¿Y que? No merecíamos eso pero míranos ahora, Savannah, nuestro pasado es lo que hizo que llegáramos a ser lo que somos ahora. Tal ves hace 8 años que no te veo, pero siempre fuiste hermosa para mi y se que lo sigues siendo,  ademas si hubiese sido por todo lo que paso tal vez no seríamos mejores amigos. –Todo lo que decía no hacía más que provocarme más llanto-

Sav: Si no hubiese sido por lo ultimo que sucedió tu seguirías aquí, no en Londres y yo no tendría que estudiar en casa y Megan…. –No puedo terminar... No sin llorar como una loca por al menos 24 horas -

Stefan: Seguiría viva… -Su voz sonó vacía, como un suspiro-

Abrí mi boca pero no pude articular nada, hoy eh revivido tantas cosas, que siento que todas las heridas se abren de nuevo poco a poco.

Stefan: Deberíamos de dejar el tema.

Sav: Si, lo siento Stef –Sacudí mi cabeza para intentar olvidar- ¿Qué se siente estar apunto de ser legal?

Stefan: Técnicamente aquí lo soy desde los 16, pero diré cuando los tenga, hasta ahora no se siente nada diferente, ni siquiera estoy emocionado, lo único que deseo es poder salir de este internado y regresar a Nueva York.

Sav: Saldrás de vacaciones en dos días Stefan, relájate. Tenemos que ir al cine cuando regreses y hay un nuevo restaurante al que me gustaría ir contigo, escuche que mi mamá hablo de el ayer durante la cena.

Stefan: Creo que eso tendrá que esperar Savannah. –No, otra vez no-

Sav: ¿Esperar cuanto Stefan?

Stefan: Mas de lo que deseo, mis papas no quieren que regrese.. No entiendo por que, hace mas de un año que no los veo y siguen insistiendo en que es mejor que siga aquí.

Sav: De verdad creí que este año si te vería…

Stefan: También yo Sav, también yo…

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...