My kind of perfect.

Savannah es la hija única y mimada de sus padres. Es caprichosa, altanera y hermosa pero también es dulce, tierna y sensible. Son las sombras de su pasado las que la persiguen y no la dejan ser feliz, su vida es perfecta pero vacía... Hasta que conoce a Harry Styles.

25Me gustan
17Comentarios
2254Vistas
AA

11. Falling.

Sav: Lo siento Niall, no se como ayudarte con eso.

Niall: Es que Harry no esta bien desde que te fuiste... -Me quede helada, como por 6ta vez en el día, esto no esta bien. Harry Styles bebiendo, en fiestas y con mujeres desde que me fui ¿Es demasiado remota la probabilidad de que sea casualidad? Debe de serlo, no existe manera de que él se convirtiera en eso, no por mi, una insignificante fan, una torpe y común chica, alguien a la que solo quería por una noche... AGH odio sentirme de está manera-

Sav: Tal vez es Harry siendo Harry, no puedes culparme por eso.

Niall: No y no. No te estoy culpando por eso y ese no es Harry, todos creen conocernos o saber cosas de nosotros por leer artículos y eso no tiene sentido. Harry esta mal, no te hubiese hablado si no creyera que eres la ultima opción... Savannah vi la manera en la que te veía y la manera en la que tu lo veías, el nunca se toma la molestia de presentarnos a una chica, nunca insiste tanto en conocer a alguien, ni siquiera llegamos a saber el nombre de la chica, no voy a mentir y decir que nunca había hecho lo que hizo contigo porque lo ah hecho antes, pero nunca alguien había hecho con el lo que tu hiciste, Savannah por favor...

Sav: Niall yo...

Niall: No te estoy diciendo que estés con él, solo habla con él y dale una explicación convincente de porque no puedes estar con él, hazle entender el daño que se esta haciendo, lo preocupados que estamos todos. 

Sav: Niall yo no se si pueda hacer eso, él no me escuchará.

Niall: Él lo hará. Solo inténtalo, por favor.. No por mi, por su mamá, su hermana... Por Harry, la prensa se lo esta comiendo vivo.

Sav: ¿Cual se supone que es el plan? -No puedo creer lo que voy a hacer-

Niall: N-no se, no pensé que te convencería.. Podrías ir a su casa supongo ¿Tienes en que apuntar? 

Sav: Ea no, no se si pueda conseguir algo en recepción. 

Niall: No,  no te molestes, te mandare su dirección por mensaje. 

Sav: Okay, me cambiare e iré, no prometo nada Niall pero lo intentaré.

Niall: Gracias Savannah. 

Sav: Me debes una grande.

Niall: Todos te deberemos una, me tengo que ir, adiós. 

Sav: Adiós.

Tome del closet una camisa negra con estampado de girasoles y unos jeans negros desgarrados, realmente no pensé ni en que usaba. Apenas creo que lo voy a hacer, tanto estaba buscando de huir de eso y estoy a punto de ir a buscarlo, todo sería mas fácil si no tuviera tantos sentimientos. Baje por el ascensor y pedí en recepción que me pidieran un taxi, en mi teléfono ya estaba el mensaje de Niall. La recepcionista me aviso que el taxi estaba listo, camine a través del lobbie y al salir me di cuenta de lo absurdo que fue el no usar un abrigo. Subí al taxi y dicte la dirección, tan pronto el coche arrancó mi corazón se frenetizó, no tengo la necesidad de hacer esto ¿Por que diablos estoy haciendo esto? No debería hacer esto, aun esto a tiempo para retractarme, puedo decirle a Niall que no lo encontré en casa y después arrojar mi teléfono por un puente, aun estoy a tiempo, puedo dejar el hotel y quedarme con Stefan... Y justo cuando creí que mi vida mejoraría con todo esto de Stefan, algo la complica... No, en definitiva no lo haré, yo  no...

Taxista: Aquí es.

Sav: Dios -Mi cuerpo entero se tenso- Eam gracias -Le di un billete y baje del taxi-

Y aquí estaba, con frió, nervios y un sentimiento desconocido para mi, frente a una hermosa casa, en donde del otro lado estaba la persona que desearía no ver nunca, pero que muero por ver ¿Acaso es posible? Es como masoquismo... Es como cuando eres adicto a algo y lo quieres, pero sabes que te hace daño, pero por mas que quieres mantenerte alejado de el, lo necesitas... Como sea Savannah ya estas aquí y con los pensamientos mas torpes del mundo ¿Que mas da? Peor de lo que estoy no se puede estar. Abrí el portón principal y camine por la gran entrada, era como un camino para auto rodeado de pasto a los extremos, realmente no entiendo porque la falta de seguridad, pero no importa. Subí los escalones y toque la puerta, estaba consciente del timbre que había pero creo que mi cabeza no esta funcionando bien. Toque con mas fuerza por segunda vez, algo un poco escandaloso, pero estoy algo inestable y nerviosa y desesperada y no es buena combinación... Tal vez ni siquiera este en casa y yo acabo de hacer todo como idiota por él y agh ya no quiero pensar. Toqué por tercera vez y de verdad esta es la ultima vez que lo hago. Escuche a alguien, ESCUCHE A ALGUIEN, no yo me voy. Di media vuelta y comencé a caminar de regreso cuando escuche la puerta abrirse, yo solo me detuve, sin voltear, sin saber que hacer. 

ZZ: Hey tu -Ay no, es una voz de mujer, estuve tocando como tonta a la casa equivocada ¿POR QUE ME PASA ESTO? Voltee lentamente y me encontré con una morena delgada con casi nada de ropa puesta, su cabello era algo así como afro- ¿Que es lo que quieres?

Sav: Eam no yo, me equivoque de casa probablemente.

ZZ: Bueno la próxima vez que busques una casa verifica antes de casi tumbar la puerta de alguien... Estos son timbres -Lo señalo- Te lo presento. 

Sav: Mira a mi...

Harry: ¿Que esta pasando? - Me quede callada al verlo, el la miro a ella mientras se tallaba los ojos y despueé me vio y creo que se quedo igual de helado que yo- Savannah -Dijo en un susurro- 

ZZ: Esta idiota estaba casi tumbando tu puerta pero...

Harry: Callate, toma tus cosas y vete -Su voz era tranquila y relajada- 

ZZ: Pero Harry yo...

Harry: Te vas y no regresas. 

ZZ: Pero ¿Por que?

Harry: Se me ocurren mil razones Melanie, empezare por llamarle idiota a Savannah. -Volteo a verme alegre, parecía un niño abriendo un regalo de navidad, es raro pero me desarmo, ni siquiera me importo el hecho de que estuviese semi desnudo con una chica. Salió de su casa y se paro justo frente a mi, sus pies estaban descalzos y solo usaba un short, me miro a los ojos una vez mas, sonrió.. - Lamento eso, Savannah.. Pasa, esta haciendo frió. -Asentí con mi cabeza sin poder decir mas y comencé a caminar de tras de él -

Abrió la puerta para mi y después la cerró al entrar. Su casa esta congelada, el frió es peor que afuera, pero eso no es lo relevante, su casa es un completo desorden... Es hermosa pero nada parece estar en su lugar. Melanie está en la estancia, tomando sus cosas pero Harry la ignoro, el siguió caminado y yo hacía lo mismo detrás de él. Pasamos por un pasillo obscuro, cada vez me sentía mas nerviosa, mire la luz proveniente de una habitación al final del pasillo, la puerta estaba semi-abierta, Harry tomo mi mano y abrió la puerta.

Harry: No es lo que piensas, es solo que esta es la habitación mas cálida -Apunto a la chimenea prendida- No he prendido la calefacción -Algo en él se sentía diferente, sentía algo de lastima pero no de la lastima común, sino la lastima con ternura, Harry está hecho un desastre-Ven, siéntate. Se que hay un gran desastre aquí pero estos días han sido locos.. -El me dio media sonrisa y después miro el suelo, la media sonrisa desapareció- Pensé que jamas volvería a verte. -Me miro y sentí la tristeza de cada una de sus palabras, cada una resonó en mi cabeza provocando eco, provocando lagrimas al borde de salir, pero ¿Por que? -

Sav: Harry -Inhale fuerte- ¿Que no ves lo que estas haciendo con tu vida? Tienes que parar, tienes que dejar de comportarte como un adolescente, Harry todos están preocupados por ti, tu mamá, tu hermana, todos. Deja de ser tan egoísta emborrachándote y metiéndote con chicas y perdiéndote durante días ¿Que no ves el daño que le haces a los que te rodean? Por Dios Harry piensa en tu mamá... -Respire intentando tranquilizarme, estaba hablando muy rápido, él continuaba mirando el vació- Tú no eras así... Yo... Tú siempre fuiste mi debilidad y yo.. Yo nunca creí lo que decían sabes, cuando salias con chicas y te hacían ver como el rompe corazones o el galán, todos te veían como Harry el famoso y yo te veía como Harry la persona, el que usa camisetas trozadas y desgastadas por el uso y que no le importa, el que daría todo por proteger a su mamá, el que se toma infinidad de fotos con las fans, el que se pone inexpresivo cuando le dicen que es un rompe corazones, el que tiene los pies sobre la tierra, el que parece mas incomodo con que conviertan a la banda en algo tan comercial, el que tiene los pensamientos mas raros y profundos y el sarcasmo mas difícil de entender y los chistes mas tontos pero aun así me hacen reír... Cuando te conocí y pasó lo que pasó supuse que tal vez las revistas tenían razón y si eras el rompe corazones, pero quiero creer que no pude haber estado tan equivocada con una persona Harry... Harry ¿Quien eres? -Lo mire a los ojos y tenía lagrimas al borde de salir, exactamente igual a los míos, Dios ¿Como me puede estar pasando esto? Porque aquí y ahora siento que por primera vez estoy viendo a Harry Styles y aquí y ahora él esta viendo por primera vez a Savannah Williams y aunque toda esta situación está del asco, estar aquí se siente bien-

Harry: No te voy a decepcionar Savannah... -Una lagrima salió de su ojo y lo abrace sin pensarlo atemorizada, como si de esa manera evitaría que otra lagrima saliese, él me apretó fuerte y yo solo comencé a llorar, ni siquiera se por que estoy llorando, solo se que sus brazos son cálidos y que me siento a salvo, que mi cabeza esta hecha un lió y que aunque solo había visto a este hombre dos días lo extrañaba y tengo miedo, tengo miedo de ser la causante de esto -

Sav: ¿Por qué haces eso Harry?

Harry: Savannah yo solo quería olvidar... Cada fiesta, cada trago, todo era para olvidar tus ojos, tu risa, tu piel, tu aroma, tu esencia, tu voz, pero fallaba cada vez y veía tu rostro en cada chica y al día siguiente al despertar nunca eras tú, entonces salía a buscarte cada noche, aunque sabía que no te iba a encontrar, nunca te iba a encontrar y veía a cada chica que tenía  tu rostro y quería algo de ellas, algo que no me podían dar porque no eran tú y yo te quería a ti, y no me importaba tener que emborracharme cada noche y entonces regresar a casa y darme cuenta de lo solo que estoy y pensar lo tonto que soy por pensar en alguien que ni siquiera llegue a conocer, pero Savannah caí en tu hechizo y no creo que pueda salvarme, estoy verdadera y profundamente rendido a tus pies...

Sav: Harry yo...

Harry: No digas nada, solo quédate en mis brazos por siempre.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...