Cartas Desde El Cielo

Nunca puedes buscar un amor eterno
Pues ese no es un amor real
El amor real es igual como la vida
Nace, crece, se desarrolla y finalmente, muere
Esa es la ley de la vida, Pero...
Que harías si el destino te da la oportunidad de estar con la persona que amas mas allá de la vida misma?
Tu aceptas esa oportunidad?

2Me gustan
0Comentarios
456Vistas
AA

10. Una esperanza

Al entrar a casa comí un poco y descanse un rato antes de tomar un baño y cambiarme. Estaba inquieta. Las palabras y las actitudes de Cameron me tenían realmente confundida. Sé que muchas veces los hombres se comportan de forma extraña, pero la forma de actuar de Cameron ya me estaba preocupando. Me quedé dormida y tuve otra pesadilla.

La pesadilla comenzaba conmigo acostada boca abajo con la espalda desnuda. De repente siento que empiezan a besarme lentamente, era Cameron. Cuando abrí los ojos, estaba él acostado al lado mío, abrazándome, estaba llorando y diciéndome que ese había sido nuestro último encuentro y que ya su hora de partir había llegado. Lo siguiente que recordaba del sueño era que estaba llorando mientras veía a Cameron acostado a mi lado, pero estaba más pálido de lo normal. Se había muerto justo a mi lado.

Me desperté llorando y gritando desesperada, todo se veía tan real, de verás que estaba sugestionada por la idea de que Cameron estaba enfermo. A la mañana siguiente mi día comenzó con su rutina habitual. Me fui a la Academia en el tren. Cuando se subió Damian, no se sentó al frente de mí, lo hizo al lado mío.

No nos hablamos, sólo nos mirábamos. De repente él coloca su brazo detrás de mí y luego me abrazo. Por extraño que parezca, no me sentía incómoda, al contrario, me gustaba, pero luego recordé que él no sabía que yo ahora era novia de Cameron, y tuve que aclarárselo:

- Damian, no te voy a negar que no me disgusta que me abraces, pero tengo que pedirte que no lo hagas más.

- Lo siento Mariana, fue un impulso, supongo que me lo dices porque te incómodo lo de ayer.

- No Damian, no es por eso, lo que pasa es que tengo novio.

- ¿Desde cuándo?

- Desde ayer.

- Ya veo – dijo triste – ¿Cómo se llama? ¿Lo conozco?

- Se llama Cameron y no, no lo conoces, pero él a ti sí, sólo de vista, pero te conoce. De todas formas, estoy segura que se conocerán, pues ambos están inscritos en música.

 - Ya veo, ¿Tienes otra cosa que decirme?

- Me gustaría que lo conocieras y trataras de ser su amigo, el es un buen chico y sé que se llevaran bien.

- Está bien, trataré. Habla tú con él y pídele lo mismo.

- Está bien, lo haré.

El resto del camino lo hicimos en silencio, hasta que no aguanté más y tuve que preguntarle que le ocurría:

- Damian ¿Estás molesto conmigo?

- No, estoy molesto conmigo. No entiendo como fui tan idiota de pensar que te ibas a fijar en mi.

- Damian, debo ser valiente, tú también me gustas pero es con Cameron con quién quiero compartir mi vida ahora.

- Bueno, por lo menos me dejas una esperanza. Te propongo algo.

 - Dime.

- Te propongo que, sí las cosas no funcionan como quieres con Cameron, me veas como una opción.

- Está bien Damian, aunque no me siento cómoda con lo que me pides pues no creo que tú tengas que ser la opción de nadie, pero bueno, sí es lo quieres, será, sólo quiero pedirte que no esperes por mí, me sentiría desdichada sí tú te quedas sólo esperándome.

- Está bien trataré, pero es difícil, nadie me gusta en este país como tú.

Llegamos a la estación. Nos fuimos caminando juntos a la Academia, no paraba de reír pues el no dejaba de rapear una canción algo tonta, definitivamente era el peor rapero del mundo, el peor pero el más tierno.

Cuando llegamos a la Academia, Cameron estaba esperándome afuera, en cuanto me vio con Damian, se enojo y me tomo del brazo alejándome de Damian, el estaba realmente enojado…

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...