Cartas Desde El Cielo

Nunca puedes buscar un amor eterno
Pues ese no es un amor real
El amor real es igual como la vida
Nace, crece, se desarrolla y finalmente, muere
Esa es la ley de la vida, Pero...
Que harías si el destino te da la oportunidad de estar con la persona que amas mas allá de la vida misma?
Tu aceptas esa oportunidad?

2Me gustan
0Comentarios
456Vistas
AA

16. Regresar a un lugar que ya no era mi hogar.

Cameron se negó a irse del departamento, se quedo conmigo obligándome a comer y cuidándome, le pregunte desde cuando sabia de su enfermedad y me dijo que se entero cuando llego a España, que sus padres le rogaron que se fuera a Texas para que se quedara con ellos, pero él se negó, les dijo a sus padres que estaba bien, que lucharía con su enfermedad solo. No se las llevaba bien con ellos pues le estaban imponiendo a una chica hija de unos amigos de ellos, Macy, para que se fuera su novia. El intento salir con ella pero no se la llevaron bien y terminaron.

Cada vez me sentía más aturdida, aun lo amaba demasiado, era la única persona en el mundo que me hacía sentir valiosa e importante, pero aun así era duro, creo que la verdad no estaba huyendo pues Cameron había desconfiado de mí, me iba era porque no me imaginaba que podía hacer sin él, había diseñado mi futuro a su lado, y ver como ese cuento de hadas se estaba acabando de a poco, me estaba matando.

Estuve a punto de decirle a Cameron que estaba embarazada, pero no pude, sentía que no era el momento, él ahora tenía que enfocarse en su lucha contra su enfermedad, lucha que por cierto estaba ganando, o al menos eso me hizo creer:

- Pero Cameron, ¿No hay forma de que te cures más rápido? ¿Las medicinas están haciendo efecto?

- Las medicinas son menos agresivas que las clásicas, por eso aun no he perdido mi hermoso cabello -dijo sonando divertido- y si, la única forma de que me cure más rápido es recibir una donación de medula, mis padres y mis hermanas se hicieron las pruebas, solo hace falta que me digan que alguno de ellos son compatibles conmigo.

- ¿Y si eso no pasa?

- Entonces allí si se me estarían acabando las opciones, tendría que permanecer en la lista de espera por mucho tiempo, a menos que…

- ¿A menos que?

- A menos que tenga un hijo. Si yo tuviera un hijo seria más probable que me salvara pues sus células serian cien por ciento compatibles conmigo, pero eso es casi imposible.

- ¿Casi imposible?

- Si Mariana, mi médico me dijo que el único efecto contraproducente de mis medicinas era las posibilidades de que yo dejara embarazada a mi pareja era de solo dos por ciento, o sea, sería casi un milagro.

Oír eso me devasto por dentro, todo había sido una ilusión que me había creado, tal vez estaba enferma, tal vez tenía un desajuste hormonal por culpa del estrés, pero embarazada, embarazada era algo que no estaba, aunque quisiera que eso sucediera. Trate de mantener la calma para que Cameron no se diera cuenta, pero no disimule muy bien.

- Mariana, ¿Te pasa algo? ¿Por qué te pusiste triste?

- Lo que pasa es que… Yo creía que estaba embarazada pero ya veo que no.

Me largue a llorar al baño, me sentía demasiado mal, no podía creer que todas mis ilusiones de ser feliz con Cameron se estuvieran acabando tan rápido, y es más, no podía creer que Cameron fuera quien, sin culpa o con ella, me estaba quitando las ilusiones. Cameron se vino detrás de mí, abrió la puerta del baño, y abrazándome para darme consuelo.

- Mi reina hermosa, perdóname, no te puedo hacer feliz, nunca podre hacerte feliz, soy un fracasado, no viviré lo suficiente para envejecer contigo y no podre tener hijos, por lo menos no por ahora. Perdóname.

Solo lo bese y lo abrace, al final de cuentas no era su culpa, él no había decidido tener cáncer. Esa noche dormimos abrazados. Solo sentir sus brazos rodeando mi cuerpo me llenaba de paz, estando con él me sentía en casa, estando con él me sentía en mi hogar. Él era mi hogar, pero había decidido irme a México, a pasar una temporada con mi madre, a tratar de perdonar a mi padre, a tratar de reencontrarme con mi pasado, a tratar de encontrar mi centro, a tratar de encontrarle el significado a mi vida, a tratar de hallar las fuerzas necesarias para acompañar a Cameron en su enfermedad sin ser una carga, sino que siendo un apoyo. Me estaba yendo a México, a regresar a un lugar que ya no era mi hogar.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...