Cartas Desde El Cielo

Nunca puedes buscar un amor eterno
Pues ese no es un amor real
El amor real es igual como la vida
Nace, crece, se desarrolla y finalmente, muere
Esa es la ley de la vida, Pero...
Que harías si el destino te da la oportunidad de estar con la persona que amas mas allá de la vida misma?
Tu aceptas esa oportunidad?

2Me gustan
0Comentarios
464Vistas
AA

5. No me quiero enamorar

Cuando nos separamos, él estaba sonriente. Yo no sabía que decir, por un lado, no lo voy a negar, ese fue el mejor primer beso en la historia de los primeros besos, pero por otra parte estaba confundida, sentía que estaba traicionando a Emily y también estaba Damian, por ese chico sentía demasiadas cosas.

Hubo un silencio incómodo que Cameron rompió dándome un beso en la frente y diciéndome - Te amo princesa, te amo y creo que no te quedan dudas.

- No sé qué pensar Cameron, necesito estar sola.

Salí corriendo del salón y de la academia. Comencé a recorrer la ciudad sin rumbo fijo, sólo quería estar sola y caminar para pensar, no entendía cómo era posible que ese chico se había fijado en mi, peor aún, no sabía si yo también me estaba enamorando de él, después de todo él era real, no era como Damian que pertenecía a mi imaginación y del cual solo sabia su nombre, pero por otro lado estaba Emily.

Emily, ella era lo que más me impedía ver a Cameron aunque sea como una opción, como un prospecto; la conocía desde que éramos niñas, y aunque sabía que desde que ella comenzó a tener novios no los tomaba en serio y los dejaba, nunca la había visto ponerse así por alguien como se puso con Cameron, de hecho, Cory había comenzado a salir con ella antes de conocer a Lindsay y ella no se puso celosa de Lindsay como se puso conmigo por el cumplido de Cameron ¿Qué pasaría si se enterara del beso que Cameron me dio? No estoy segura, pero mi primera impresión es que sería el fin de nuestra amistad, así yo no lo quiera.

Cuando me canse de caminar me senté en una banca de la Plaza Mayor de Madrid  a pensar en no pensar realmente, solo quería poner mi mente en blanco. De repente alguien se sienta a mi lado, era Damian:

- Hola desconocida.

- Hola Damian ¿Por qué me dices desconocida?

- Porque en el medio del ajetreo de ayer no me dijiste tu nombre.

-  ¡Ya veo! ¡Ya como que me estoy acostumbrando a hacer eso con cada chico que conozco! Me llamo Mariana, estudio Arte y soy de México.

- Okey, ya no eres más una desconocida entonces… Mariana, ¿Ya comiste? ¡Yo estoy que me muero del hambre!

- La verdad es que si tengo mucha hambre -como no tenerla si no había desayunado ni comido nada en todo el día- ¿Qué quieres hacer?

- Bueno, hay un restaurant por aquí cerca que preparan comida de Irlanda, si quieres vamos y así conversamos mejor ¿Te gusta la idea?

-   La verdad es que ¡me encanta!

Fuimos al restaurante y allí el ordeno el desayuno Irlandés y no pude ocultar mi curiosidad al escuchar el nombre del platillo, así que le comente, - ¿Desayuno? Pero si ya es hora de cenar más bien.

- : Lo sé, pero cuando lo pruebes y veas lo que es me darás las gracias. Se nota a leguas que no has comido nada en todo el día.

- La verdad es que tienes razón, en todo el día no he probado comida preocupada por cosas.

En ese momento llega la camarera con los platos y me quede sorprendida con lo que vi. En el plato había salchichas, tocino, huevos, patatas y cebollas doradas en sartén, pudín, fríjoles, champiñones, tomates y cinco tostadas.

Sonreí al notar que Damian no se había equivocado, esa era una comida completa. Luego de que la camarera se fue, comenzamos a comer y a conversar.

 - ¿Desde cuándo comenzaste a estudiar en la Academia? 

- Apenas estoy comenzando ¿Por qué?

- Porque yo había presentado todas las pruebas pero nunca me llamaron para saber sí había ingresado o no, así que comencé a trabajar y no sé sí fui admitido.

- Es probable que sí Damian, a mí tampoco me llamaron, yo tuve que ir allá y preguntar.

- Y yo perdiendo mi tiempo, ¿Puedo ir contigo mañana para averiguar eso?

- ¡Claro! Ven mañana a mi casa, desayunamos juntos y nos vamos para la academia ¿Te parece?

- Me encanta.

Terminamos de comer, él pago la cuenta y fuimos a mi casa. Ya allí, estaba escogiendo la ropa que me pondría al día siguiente cuando tocaron la puerta, me asome para ver quién tocaba, y era Cameron.

 - ¿Cómo sabes donde vivo?

-  Averigüé tú dirección usando mis influencias ¿Pensaste sobre lo que te dije? ¿Qué decidiste?

- Yo no te amo -dije esquivando su mirada-.

- Mírame a los ojos y dímelo.

Lo mire a los ojos y sentí tantas ganas de besarlo que no me contuve y lo hice. No sé muy bien en qué punto comencé a sentir que no quería detenerme pero lo hice y lo empuje diciéndole.

-  Cameron es mejor que te vayas, yo no sé porque te besé, yo no me quiero enamorar.

- Mariana...

-  Vete por favor, te lo ruego.

Él me miro con los ojos llenos de lágrimas y se fue. Estaba confundida ¿Era amor lo que sentía por Cameron? ¿De verdad estaba enamorada de Damian?   

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...