You can bring Me Back? (One Direction/ En español)

Lucas, un joven Italiano empresario de 21 años Directioner, ha tenido que vivir 4 años de su vida en sufrimiento debido a la muerte de sus abuelos para el sus únicos padres. Desde la muerte de ellos, su vida a cambiado para peor, metiéndose en el alcohol y las fiestas.
Un día después de firmar un importante contrato de negocios se va de parranda a un club donde conocerá a sus ídolos los cuales lo ayudan debido a su estado de ebriedad. Tiempo después se reencuentra con ellos en un concierto haciéndose amigos menos de Niall, su favorito que al parecer no le cae bien a Lucas por su actitud y comportamiento, es ahí donde Lucas decide que hay que hacer un gran cambio en su vida para poder ganarse la amistad del Irlandés mas tierno del mundo.

1Me gustan
0Comentarios
68Vistas
AA

1. Hay Cosas Que Suceden Por Algo

 

Flash Back:

La lluvia cae y cae intensamente, jamás había visto el cielo llorar de esa manera tal vez era
porque a pesar de no lo quiero aceptar un hombre se despide de este mundo, un hombre justo,
intachable e irremplazable. Aun recuerdo cuando me desvelaba escuchando sus historias de
juventud la cual relataba como conoció a mi abuela, la Marquesa Windsord de Inglaterra, o sus
numerosos viajes por el mundo. Todos esos recuerdos quedaran por siempre en mi, miro el
retrato de mi abuela fijamente las lagrimas caen por mis mejillas, mi segunda madre ahora ya no
está como pronto ya no estará mi abuelo.

Un trueno hace retumbar toda la sala haciendo que salte del susto, veo a papa bajar por las
escaleras dirigiéndose hacia mí con sus ojos llenos de lágrimas, debo reconocer que para ser un
hombre frio y ambicioso tiene sentimientos y aprecia bastante a mi abuelo.
-Tu abuelo quiere hablar contigo- dice secándose las lagrimas con la manga de su terno.
Yo solo lo miro asintiendo con la cabeza y dirigiéndome hacia la habitación. Antes de entrar doy
un suspiro tratando de ocultar mis lagrimas, mi abuelo ya desde que se enfermo nos ha estado
preparando para este momento, el dice que tenemos que alegrarnos porque no sufrirá mas y
estará en una mejor vida.
-Abuelo – corro a abrazarlo, pero no puedo evitar mojar su pijama de seda con mis saladas
lágrimas.
Mi mama solo observa la escena sentada a su lado llorando algo más calmada, se ve demacrada al
igual que todos.
-Mi niño, pronto estaré en un mejor lugar y le he pedido a los duendes que te cuiden- dice
mientras con todas sus fuerzas acaricia mis pálidas mejillas.
Desde que era pequeño siempre me ha contado historias de duendes, ya que él es irlandés y
según él ha tenido contacto con ellos.
-Abuelo, te pondrás bien y viajaremos a Irlanda como me lo prometiste- le digo escondiendo mi
cabeza en su hombro.
-No mi niño, ya no hay tiempo pero tú lo debes hacerlo y cuando nos encontremos nuevamente
me contaras como te fue- busca mi mano.
-Abuelo ¿hay algo que puedo hacer por ti?- sostengo su mano desnutrida y venosa debido a las
inyecciones.
-Si mi niño, hay algo tienes que prometérmelo, no me lo tienes que jurar- susurra como si ya se
quedara sin aliento.
-¿Que abuelo?- lo ayudo a levantarse.
-Hijo quiero que me jures que tú te encargaras de mi negocio, he puesto a tu nombre todas mis
empresas porque te corresponde, pero quiero que jures además que siempre serás un joven
correcto, respetuoso, quiero que te conviertas en un hombre de bien- Apenas lo dice dando un
suspiro casi agotándose.
-Abuelo te lo juro, hare lo que me pidas yo hare todo lo que quieras pero no me abandones por
favor- ya no puedo contenerme y mis lagrimas explotan.
-Entonces ya puedo irme tranquilo, ahora puedo descansar pronto estaré con tu abuela- dice
tomando mi mano y buscando la de mi mama.
Mama se quiebra llorando, ahora la lluvia comienza mas fuerte como si quisiera volar la casa, mi
abuelo sonríe y un nuevo trueno suena, miro a mama que no puede contenerse el llanto. Papa
abre la puerta y se sienta en la cama abrazando a mama. El segundo trueno viene y mi querido

viejo sonríe y duerme para siempre.
Me rompo a llorar, no lo quiero creer pero es verdad mi abuelo, mi padre mi amigo se ha ido me
ha dejado en este mundo que es despiadado y cruel, pero no puedo ser egoísta ya está con su
amada Marquesa.

Regreso:

Cada vez que recuerdo eso mi corazón se quiebre y quiero llorar, pero no la hare desde el
momento del entierro prometí no hacerlo nunca más, haciéndome que en convierta en un
corazón duro y sin sensibilidad. Ya han pasado tres años desde que el cáncer mato a mi abuelo y 4
de que murió mi abuela. Aun no lo puedo superar y jamás lo superare, siempre cuando recuerdo
este momento me ahogo en el alcohol o en una fiesta para aunque sea poder olvidarlo un minuto.

Hoy que digamos fue un buen día, cerramos un contrato con una importante empresa Inglesa,
motivo suficiente para celebrar en uno de los mejores clubs nocturnos de Londres. Una cerveza
un Martini y algo de vodka, el ambiente está muy genial chicas guapas bastante guapas, no soy
de esos tipos de tener una mujer rubia, tengo una seria debilidad por las morenas pero estas tipas
que se encuentran bailándome desenfrenadamente me dejan mucho que decir. Me tomo una
copa de whisky y ya estoy perdiendo algo el conocimiento, abajo se escucha que muchas personas
gritan emocionadas, no tengo la menor idea que pueda pasar no me interesa solo me interesa
bailar con Britany una sexy inglesa que acabo de conocer.
-¿Y qué hace un italiano tan guapo como tu acá en Londres?, además te ves que tienes mucho
dinero- toma de mi copa y me da un abrazo bastante comprometedor.
-Cerrando un importante negocio encanto- yo le respondo tomando su cintura. Por algún
motivo el DJ pone Up All Night una de mis canciones favoritas, bueno son de mi grupo favorito
One Direction el único que me hace sentir bien, el que puedo olvidarme de mis problemas unos
instantes, como desearía conocerlos para agradecerle lo que me hacen sentir.
-Esta es mi canción favorita guapa- le digo acercándome a sus labios, ella corre lacara riéndose.
-Sabes odio los empresarios borrachos piérdete- dice besándome la cara y alejándose. –Que te
vaya bien encanto- me hecho a reír y a seguir bailando con mi canción favorita.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………Narra Niall:

Las 4:00 de la madrugada y por fin he convencido a los chicos de irnos de acá, hay veces de que
no me gusta salir a bailar prefiero quedarme en casa a ver una película o salir a comer por ahí. Me
acerco a Harry él se ha ofrecido amablemente llevarme a mi casa.
-No te entiendo Niall tienes que divertirte un poco más, siempre estas callado o apenas bailas-
dice golpeándome muy cariñosamente mis mejillas rojas que es por el calor que hacia adentro.
-Bueno Harry es que a veces no me gusta salir y sabes que no sé bailar como ustedes lo hacen-
le trato de dar mi explicación que siempre acaba en una mirada extraña diciendo eres joven aun
¿qué te pasa?.
-Bueno como sea Niall, lo importante es que aceptaste y aunque me lo niegues la pasaste bien-
bosteza y busca las llaves del auto. –Si algo- digo sonriendo.
-Haber mis llaves, acá están Niall mira ese chico, se está tambaleando y intenta tomar un taxi- me
mira comentado algo preocupado.

-Está claro que esta ebrio Hazza- me subo al auto.
-Niall, creo que deberíamos ayudarlo, le puede pasar algo- cierra la puerta de donde yo me he
sentado. El deberíamos ayudarlo me cuesta un poco Harry nunca es así, jamás se fija en esos
detalles, estoy pensando en que esta borracho al igual que el tipo que casi no se puede parar.
-Harry estás loco esta borracho además es un extraño no lo conoces- le digo con preocupación a
que pueda hacer una tontería. –Ah Niall vamos no es un vagó ni nada de eso mira su ropa, se ve
muy elegante hasta más elegante que cualquiera de nosotros- responde ante ese comentario.
Tiene algo de razón ese joven no se ve un indecente o un vago debe tener sus buenos millones por
su ropa, sus zapatos y su reloj que brilla con las luces de acera. Pero aun así no lo conocemos y el
tonto de Harry quiere ayudarlo. –No creo que es mejor irnos además es tarde- abro la puerta del
auto pero ya es demasiado tarde Harry va hacia donde el chico, a veces es tan apresurado no me
queda de otra que bajarme y acompañarlo si le hace algo no podre defenderlo sino gritar porque
que digamos no soy tan robusto como Liam, o rudo como Zayn, camino más rápido para alcanzar
a Harry que está sosteniendo al chico, cuando llego a ellos solo escucho risitas de parte del joven
borracho, está hablando disparates, olvide mencionar que odio a la gente que se pone así por eso
insisto tanto que no tomen tanto.
-Oye chico, ¿podemos ayudarte?-pregunta mi amigo crespo. –Solo si tienes la felicidad- responde
el pasado de copas. Ese comentario me hace reír en mi mente, este tipo esta borrado de seguro se
emborracho para pasar alguna pena o algo, o lo típico un riquito sin sentido gastando su dinero en
un vicio, que idiota.
-¿Cómo te llamas?- pregunta Harry sosteniéndolo. El chico sonríe y le responde –Me llamo Lucas
Renaldi Scott-
Ese nombre me parece algo conocido, pero exactamente no lo puedo recordar no tengo la menor
idea de por qué se me hace conocido, su asentó es Italiano y por su apariencia si lo deja claro no
cabe duda. Piel blanca, pelo semi largo negro combinado con Marrón, su altura diría algo más
grande que yo, como de unos 21 años si no me equivoco y lo peor ojos perturvantemente gris que
me he quedado helado jamás había visto ese color de ojos en una persona es sorpréndete, a veces
me fijo en varios detalles pero en esto es como wau. No puedo pronunciar ni una palabra porque
aun sigo desconfiando por muy elegante que se vea, el chico se intenta parar y sonríe al ver que
estoy observando sus ojos.
-Mucho gusto Lucas, soy Harry y el es Niall- me hace una seña para que lo ayude creo que va hacer
lo que estoy pensando.
-¿Lucas donde vives?- pregunta nuevamente el solidario Harry.
-Hahaha, yo no vivo acá solo estoy celebrando- se ríe el tonto ebrio. Sinceramente me dan
ganas de dejarlo tirado ahí a su suerte pero esos pensamientos no son de mi es que no se es
insoportable, ahora me pongo más serio y le pregunto – ¿Pero dónde está tu casa?- trato de mirar
hacia Harry porque no quiero mirar nuevamente sus ojos ya me dan miedo.
-Vivo en Italia- responde mirándome.
-Entiendo, ¿entonces podemos acercarte a donde te estás quedando?- le pregunta nuevamente
agarrándolo que no se caiga.
-Hay que tiernos, si no es molestia- suelta una risa nuevamente y ya estoy molesto.
-Claro hermano, solo dinos donde te llevamos- Harry me da una mirada de que significa que me
calme.
-En el Hilton, estoy en el Hilton- dice refregando sus ojos.

Genial ahora tendremos que llevarlo al Hilton que está lejos de este club desde un principio no
debí venir acá. Harry me pide que ayudemos a nuestro nuevo borracho amigo, y para más encima
me pide que me siente con el atrás. Harry arranca en dirección al hotel, puedo ver su mirada y su

risa por el espejo de delante es como si estuviera diciendo Que te pasa Horan tú no eres así. Veo la
hora y ya son las 4:25 me ha bajado el sueño, quiero mi cama, quiero llegar pronto a mi casa.
-Ustedes se parecen a mi banda favorita One Direction, y tú rubio podrías ser un perfecto doble
de Niall- comenta el chico borracho. Está claro que está completamente en blanco, Harry se está
riendo del pobre ahora me baja un poco la compasión pero aun así no me cae muy bien, lo que
más me llamo la atención es que menciono que somos su banda favorita, es algo raro encontrarse
con un caso así, si no hubiera estado borracho ¿Cómo hubiera sido su reacción?
-¿Y quién te agrada más de One Direction?- le pregunto riéndome.
-Niall, ese irlandés que es un amor con sus fans, el me agrada mucho diría que es un ejemplo a
seguir, pero todos los quiero por igual- responde a mi pregunta.
Niall ese irlandés que es un amor con sus fans, eso me da un cargo de conciencia terrible, he
sido bastante malo con este pobre tipo que solo está bajo el efecto del alcohol y aun así muestra
admiración por mí sin saber que estoy a su lado. Pero nuevamente viene ese sentimiento de no
tolerarlo. Sigo mirando por la ventana Londres se ve tan calmado, hasta el Támesis esta calmado,
no me había fijado pero hay luna llena como dicen por ahí salen los lobos a cazar, lobos ojos gris
ahh maldición repito en mi mente aun no puedo superar eso es que nunca en mi vida he visto
algo así ¿Y si es un hombre lobo?, vamos Niall no existe eso creo que he visto muchas películas de
fantasía. El auto se detiene en un semáforo y el muy tonto se apoya en mi hombro para dormir
¿Qué se cree que soy su almohada? Pienso.
-Ya Niall, no te enojes no sabe lo que hace además faltan solo unas cuadras para llegar- mira
fijamente Harry.
-Solo quiero llegar pronto a mi casa y borrar este incidente- le digo mirando los edificios. Levanto
mi brazo para nuevamente ver la hora y no puedo evitar ver a este estúpido, es un ángel al dormir
si supiera lo mal que me cae, de seguro jamás le darían ganas de escuchar a One Direction.

Estando ya en el Hilton, vaya que Hotel Harry se baja primero para ayudar al chico, abre la puerta
de la derecha para poder tomarlo, yo me bajo solamente a observar. Harry ahora todo el trabajo
yo solo me quedara en el auto en espera, pero esa mirada que me lanza de ayuda me obliga a
levantarme y ayudarlo a que entre al Hotel. Lo más difícil es entrar a la recepción todo nos quedan
mirando diciendo que hacen acá, nos acercamos a la recepcionista una mujer de unos cuarenta
años algo seria.
-Hola mire encontramos a este chico su nombre es Lucas Renaldo ammmm- Harry trata de
acordarse del segundo apellido del muchacho.
-Scott- digo yo sonriendo de vergüenza.
-El señor Renaldi, no relanaldo, efectivamente es huésped de este hotel, muchas gracias por
traerlo, muchachos llévenlo a su suit- dice la amargada mujer.
-No no es por nada señora, solo no lo podíamos dejarlo tirado por ahí-
-Bueno gracias jóvenes por traerlo- agradece nuevamente la mujer.
-Disculpe, pero su nombre me parece conocido- digo, más bien mi intención es preguntar.
-Claro que es conocido, el Señor Lucas Renaldi Scott es uno de los mayores empresarios y
multimillonarios de todo el mundo- responde a mi pregunta la mujer.
-Ok muchas gracias por su tiempo que tenga una buena noche – me despido al igual que Harry.
Salimos del hotel y me subo al auto para ahora si ir a casa a descansar ya que mañana hay ensayo
muy temprano.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………Narra Lucas:

Tengo una sed increíble, me duele la cabeza y el hambre me mata, eso significa que me
emborrache pero no recuerdo como llegue acá, solo recuerdo que soñé hablar con Harry y
un chico que se parecía a Niall, que extraño últimamente mis sueños mejoran. Mi cabeza esta
insoportable, no aguanto el dolor. Miro el reloj y son las 11:00 de la mañana es tardísimo se
supone que tengo un vuelo de regreso a Italia en dos horas más, rápidamente voy a darme una
ducha apesto a trago ni siquiera me acuerdo que tome, solo que cerramos el trato con los Ingleses
y en un tiempo más se abrirá una sucursal en Londres, luego hable con un tipo que era Harry, no
imposible y el rubio juraría que era Niall, pero nuevamente es el efecto del trago.

Ya estando un poco mejor empaco mi ropa y bajo a comer algo, pero la duda es tanta que tengo
que preguntare a la recepción como llegue anoche.
-Disculpe quisiera saber ¿Quién estuvo anoche de turno?- le pregunto a un joven que se ve menor
que yo.
-¿Hay algún problema señor Renaldi?- pregunta asustado.
-No, no para nada chico solo necesito saber cómo llegue, creo que me pase de copas pero no
entiendo como llegue- trato de calmar al pobre que se asusto mucho al preguntar.
-Disculpe, pero no estuve en el turno de anoche pero el que esta allá estuvo toda la noche lo
llamare- sonríe el asustado niño.
A los segundos un tipo alto de cabello rojo me saluda cordialmente y pregunta que se me ofrece.
-El señor Renaldi quiere saber cómo llego anoche y tú estuviste en ese turno- le dice el
recepcionista.
-Si señor usted llego con dos jóvenes uno era de su porte de pelo castaño con rizos y el otro era
algo más bajito que usted y era rubio con su chasquilla levantada si no me equivoco era Harry
Styles y Niall Horan de One Direction señor- relata el pelirrojo. Mi cara es de sorpresa no puede ser
cierto es imposible, pero ha hecho que mis ojos se pongan llorosos, no puede ser pero si lo dice él
es verdad, ¿Cómo?, conocí a mis ídolos no puede estar pasándome esto, ¿Por qué me emborracho
tan fácilmente?
-No puedo creerlo, ¿estás seguro?-
-Si señor al menos eso yo vi claramente por el pelo diría que era el cantante- responde sonriendo.
-Dios noo es una broma eran ellos entonces no era un sueño no lo soñé lo viví-me respondo a mi
mismo en voz alta.
-¿Podemos ayudar señor Renaldi?- pregunta nuevamente el recepcionista.
-No no no muchas gracias wow wow gracias que tengan un lindo día- le sonrió y me retiro en
dirección hacia el restaurant. Esto no puede estar pasándome, soy un idiota como me emborracho
y no conozco a mis ídolos maldición, pero esto me ha alegrado el día más que nunca esta felicidad
me durara bastante.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...