Got to be you: 2 Temporada.

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 31 mar 2013
  • Actualizado: 9 ene 2015
  • Estado: Complete
Después de 1 año de relación con Niall, Karla se da cuenta que todo comienza a cambiar ¿Sera hora de regresar a la realidad?

32Me gustan
54Comentarios
4341Vistas
AA

9. El final de nuestra historia.

-TOC TOC-

Odio, odio ODIO que me levanten.

Karla: ¿Quién es?

Dorota: Soy yo señorita, tiene visitas.

¿Será Niall? Bueno ¿Quién mas puede ser? Me levante de un salto y corrí al baño. El reloj marcaban las 12 pm, lave mi cara pero desafortunadamente no era suficiente para borrar las marcas de bajo de mis ojos. Me quite la ropa rápidamente pues aun usaba lo mismo de ayer y me puse un vestido velozmente, solté mi cabello y corrí al ascensor.

Karla: Oh, eres tú.

Liam: Disculpa la decepción.

Karla: Perdón Liam no quise sonar así, fui muy ruda lo siento.

Liam: No te preocupes, se que no fue así, ayer te fuiste sin avisar y no regresaste, te he estado llamando pero no contestas.

Karla: Si, sobre eso, tenía algo que hacer y bueno se me fue el tiempo, la verdad no recuerdo en donde deje mi teléfono, tú sabes como soy de despistada.

Liam: Si, Jaja lo se ¿Tenías planes de salir? ¿Niall va a venir? -Quisiera- Digo, como veo que lo esperabas a él, no quiero interrumpir solo quería saber si todo estaba bien.

Karla: No, no va a venir, mis planes de hoy es dormir y comer – Y llorar- Todo el día.

Liam: Suena como un plan para dos.

Karla: ¿Me quieres acompañar?

Liam: Ya que insistes – Me sonrió juguetonamente-

Karla: Jaja bueno, vamos a mi cuarto y vemos si tengo alguna película que podamos ver.

Liam: Espera… DOROTA –Grito aun sonando amable, Dorota apareció enseguida- Nos puedes llevar helado, una compresa de hielo y aspirina a la habitación por favor –Le sonrió gentilmente y Dorota asintió de inmediato, ella lo respeta y quiere mucho, como todos en mi casa–

Karla: ¿Aspirinas, helado y compresas?

Liam: Aspirinas para el dolor de cabeza por tanto llorar, compresas para deshinchar tus ojos y helado para mi porque tengo hambre. –Liam me conocía tan bien, aunque claro que probablemente mi aspecto me delataba –

Karla: ¿Tan obvio es?

Liam: Demasiado ¿Qué paso?

Karla: No quiero hablar de eso.

Liam: Pero lo harás, ven vamos a tu habitación.

Subimos y no paso mucho tiempo para que Dorota llegara. Tome la pastilla y me recosté en la cama, Liam puso las compresas en mis ojos-frente e intente descansar. Dejamos atrás la idea de la película y preferimos admirar el silencio, lo dice todo y nada a la ves... Solo podía escuchar el sonido de Liam comiendo helado, fue lo suficiente para distraerme y evitar mis horribles pensamientos. Un nuevo sonido ahora capto mi atención, era el teléfono de Liam.

*Llamada*

Liam: Hola ¿Cómo estas?

Danielle: Bien ¿Tú?

Liam: Bien ¿Qué pasa?

Danielle: No quería molestar pero encontré la copia de las llaves de tu auto en mi casa.

Liam: Oh si, que bien justo hoy pensaba ir a solicitar otras a la agencia, creo que me ahorrare eso ¿Puedo ir por ellas?

Danielle: No estoy en mi casa, estoy desayunando en Racine.

Liam: Voy por ellas.

Danielle: Ok, te espero.

*Fin de llamada*

Karla: ¿Fue raro?

Liam: ¿Que?

Karla: ¡Hablar con tu ex como si nada!

Liam: No, no tanto. Somos personas civilizadas, no tiene porque ser raro.

Karla: Si tú lo dices... Solo digo que yo no podría, al menos no sin llorar o tener esos sentimientos encontrados.

Liam: Estas hablando conmigo ¿No?

Karla: Es diferente…

Liam: ¿Por que?

Karla: Porque somos personas civilizadas –Me reí en burla y cerré mis ojos de nuevo. Para ser sincera no era tan fácil hablar con Liam como si nada hubiese pasado, es algo que jamás lo aceptaré pero en el fondo estoy consiente de cuanto quiero a Liam –

Liam: Bueno ¿Me acompañas a ir a Racine?

Karla: Earm ¿Podemos pasar por Haribo? Por favor, por favor, por favor…

Liam: Bueno, pero de regreso porque nos tenemos que dar prisa si queremos alcanzar a Danielle, vamos levántate.

Karla: No, necesito ir a maquillarme, me veo horrible –Mi cara no podría estar mas demacrada, la niña del aro sería una súper modelo aun lado de mi –

Liam: No seas ridícula, no lo necesitas vamos.

Me tomó del brazo y me levantó de la cama. Bajamos mientras yo me quejaba pero a él parecía causarle gracia, se limitaba a sonreírme. Nos subimos a su auto y subió el volumen de la música lo que supuse era su manera de callarme. Llegamos a Racine en pocos minutos, él se bajo del auto y yo preferí esperarlo ahí. Busque estaciones de radio hasta encontrar algo pasable, me mire al espejo y cepille con mis dedos el desorden de mi cabello y lo vi, apenas podía distinguirlo pero sabia que era él. Me baje rápidamente y me acerque caminado tal como un zombie lo haría, parecía estar perdida en lo que veía, él solo se reía mientras ella hablaba y hablaba, él la miraba como ya no me miraba ami, parecía fascinado con cada palabra que salía de su boca, embobado con su belleza. Su cuerpo cada vez se acercaba más al de ella, quería correr hacia ella y arrancar cada uno de sus cabellos pero eso no cambiaría nada y si antes fue pregunta hoy es una afirmación: Niall ya no debe de estar conmigo, ya no soy yo la que causa esto en él… Reconozco a esté Niall, es el que conocí en LA, el que me ayudo a salir de todo, el que me amaba y daba todo por mi, el que poco a poco fui perdiendo y al final lo perdí... Hace tiempo lo perdí. Pero ahora lo veo y se que aún existe y lo que mas duele es saber que yo no puedo cambiar nada, yo no puedo hacer que él me mire con esa mirada otra ves o que él me sonría así otra vez, pero si puedo hacer que sea feliz y se como hacerlo…

Mis pies caminaron directamente hacia ellos, estaban en el estacionamiento del restaurante con 3 personas más. Niall me miro de lejos con cara de completo asombro, después ella me miro con la misma expresión mas un poco de pena.

Niall: Hola –Beso mi mejilla- ¿Qué haces aquí?

Karla: Earm nada –No sabía ni siquiera que decir, las lagrimas estaban apunto de caer de mis ojos- Te vi y creí que tenía que venir a saludarte.

Niall: Oh si –Parecía estar nervioso, no parecía tener idea de lo que estaba apunto de hacer- Mira ellos son James, Taylor, Ian y Serena.

Karla: Karla, mucho gusto.

Niall: Ella es mi…

Karla: Soy su ex novia, supongo que ahora una amiga –Intente sonar lo mas amable y lo menos ruda posible, voltee a verlo esperando una reacción a lo que dije pero sus ojos no quisieron ver los míos, su cara era una combinación de confusión/tristeza/incredulidad- Fue un gusto, me tengo que ir.

Apenas me di la media vuelta una lluvia de lágrimas bañaron a mis ojos, mis pasos eran mas y mas rápidos, hasta que se volvieron trotes y como en cualquier película, no podía faltar la lluvia... GENIAL esto haría mi sufrimiento mas dramático, como si no sintiera perder cada uno de mis latidos, como si no agonizara, como si no sintiera que desgarraran cada parte de mi cuerpo. El dolor no cabía en mi pecho, cada vez me sentía mas débil, cada paso que me alejaba de él era un paso mas cerca de la realidad, ya no sentiría sus besos, ya no sentiría sus caricias, no mas cenas en Nandos cada Jueves, ni llamadas a las 4 de la mañana por no poder dormir, ni mas peleas sobre que sabor de helado es mejor, ya no tomaría mi mano por miedo cuando el dentista lo revise, ni me pediría que acaricie su cabello y le cante mientras él se queda dormido en mi regazo, ya no era mío… Mis piernas empezaron a temblar y no fueron capaces de sostener mi cuerpo, lo dejaron caer, mi cabeza daba vueltas y por más que quería levantarme mi cuerpo no reaccionaba, las heladas gotas caían pesadas sobre mi cuerpo, parecía recibir una bala por cada una de ellas, dejé que el agua intentara limpiar mi dolor .

Niall: Karlaaaaaaaaa –Escuche su voz gritarme a lo lejos, pero ni siquiera podía responder-

Liam: Dios mio Karla ¿Que paso? –Grito asustado, me tomó en su brazos y me subió a su auto, después se quito su chaqueta y me cubrió con ella –

Niall: Necesitamos hablar –Dijo mientras tocaba la ventana del auto, voltee a verlo y mire la exacta expresión que imaginaba, había dolor en su miraba pero no lagrimas- Dime que eso fue una broma ¿Por qué dirías es…? –Las lágrimas aparecieron, baje el vidrio y limpie sus lágrimas, disfrute cada segundo del roce de su piel, sabia que era la última ves-

 Karla: Es lo mejor para los dos –Intente sonar lo mas convincente posible, cada palabra ardía en mi garganta y las lagrimas no podían parar- Todo va a estar bien, confía en mi, es lo mejor…

Niall: Es una tontería, yo te amo, tú me amas, es lo único que importa.

Karla: Niall eso no es verdad ya no se si es verdad, el amor no es suficiente… Ni siquiera te das cuenta de cómo la miras.

Niall: Ella es una amiga, no puedes terminarme de esa manera y mucho menos solo por que me viste hablando con una amiga.

Karla: Lo peor es que no te haz dado cuenta... Tal ves es solo una amiga pero a mi no me miras como a esa amiga. Aun así eso es lo de menos Niall, no me importa ella, esto es algo que se veía venir, ya forzamos demasiado la relación, ya no es sano estar juntos ¿Qué no ves que nos estamos haciendo daño? Niall ni siquiera te molestas en hablarme, y cuando lo haces lo haces por costumbre, no se de ti en días y ni siquiera te culpo tal ves ya no te intereso como antes. Yo se que tu intención no es lastimarme pero date cuenta que lo haces así como yo me di cuenta que conmigo ya no eres feliz… Vas a estar bien- Bese su frente con la mayor fuerza que pude- Te voy a extrañar –Niall seguía llorando, ni siquiera se molestaba en negar lo que decía y eso afirmaba mi peor miedo: Que lo que decía era verdad. Esperaba que lo negara todo y me abrazara, me dijera que me ama y que yo estaba equivocada, volverme a sentir segura en sus brazos y ver irradiar amor en sus ojos, pero no lo hizo, un golpe bajo para mi corazón, era suficiente para mi, yo ya no podía estar aquí- Liam vamonos.

Niall: NO.

Karla: Tuviste tu oportunidad de hablar Niall, no lo hiciste. Vámonos Liam.

Liam permanecía estático.

Karla: LIAM VAMONOS YA –Mis gritos histéricos junto con mis lágrimas hicieron que Liam se asustara y acelerara rápidamente –

Subí el vidrio y continúe llorando todo el camino hasta llegar a mi casa, pero la verdad lo último que quería era estar en mi casa. Mi cuerpo ni siquiera reaccionaba al compás de mis pensamientos, estaba congelado y  pedía calor corporal, mi cabeza parecía explotar y no podía sacar de mi mente la idea de haber perdido al amor de mi vida…

Liam: ¿Estas bien?

Karla: No.

Liam: ¿Quieres bajarte?

Karla: No.

Liam: ¿Quieres hablar?

Karla: No.

Liam: ¿Quieres que te deje sola?

Voltee y lo mire asustada, con temor de que me dejara sola, mi único soporte, mi único apoyo, tome su mano y me acurruque en ella en busca de calor.

Karla: Nunca.

Liam: Estas congelada, iremos a mi casa entonces ¿Esta bien?

Karla: Si.

Cerré mis ojos e intente concentrarme en calentar mi cuerpo, sentirme viva, respirar el hermoso aroma que expide su cuerpo… Y de repente el auto se paro, Liam quito su brazo y se llevó con el la calidez que me mantenía con fuerzas. Se bajo del auto e intente hacer lo mismo pero simplemente no pude. Él regreso y abrió la puerta, me tomó en sus brazos y lo abrace fuertemente como si lo extrañara, como si mi cuerpo necesitara el suyo, aunque en esté momento lo hacía. Me llevo corriendo a su casa, entramos a su habitación y  me aventó a su cama. Él fue y prendió la chimenea, saco un pants, hoodie y una par de calcetas.

Liam: Tienes que cambiarte, tu ropa esta mojada y tu estas congelada, te puedes enfermar.

Karla: No quiero.

Liam: Karla…

Karla: Tú también estas mojado.

Liam: Pero yo no importo en este momento.

Karla: Claro que si imp-p-p-portas –El frío me hacía tartamudear-

Liam: Sabes que, fue suficiente –Se acercó a mi y me levanto con facilidad. Me llevó al baño y me colocó en la tina, abrió la llave y agua caliente comenzó a salir de ella. Era tan agradable volver a sentir mi cuerpo cálido, podía ver vapor en el ambiente, Liam tapo mi nariz y sumergió mi cabeza.

Karla: Gracias Liam.

Liam: ¿Qué paso?

Karla: Lo que tenía que pasar Liam… Esto era inevitable, fue hermoso mientras duro pero ya nada era lo mismo, ya no soy lo que necesita. No sabes cuanto tiempo le di vueltas a las cosas, cuanto tiempo me mentí a mi misma y me negaba a ver como poco a poco nos alejábamos mas, por mas que intentaba ya no podía luchar sola por él y yo se que él no buscaba hacerme sufrir, al contrario admiraba su forma actuar como si nada pasaba, como él buscaba hacerme sonreír y recompensar su ausencia, yo creía que era algo que pasaría ¿Pero como podía ir en contra de la corriente? Para mi todo valía la pena con tal de estar con él, pero eso tal vez no era mutuo ¿Cómo puedo saber yo si el no creía que valía la pena?.. Yo no puedo ser tan egoísta y retenerlo conmigo simplemente porque me hace feliz, tenerlo atado a mi mientras el necesitaba libertad, yo se que él no me quiere igual y él ni siquiera se ha dado cuenta… El brillo que vi hoy en sus ojos al ver a Serena, era algo que no veía hace mucho tiempo. Ella es perfecta para él, hasta yo puedo admitir que se miran bien y lo peor es que ella ni siquiera me cae mal, porque la manera en la que se miraban era de dos personas que se atraen, yo no puedo contra eso, NO PUEDO… -Comencé a llorar… Otra vez-

Liam: Mírame –No podía– ¡Mírame! –Tomo mi cara con sus manos y la volvió hacia él, me miro a los ojos- Esto no es tu culpa, vas a estar bien, se que duele pero el tiempo te va a ayudar a sanar, el tiempo te dirá si esto fue lo correcto o  si fue un error.

Soltó mi cara y me invito a levantarme, lo hice con pocas ganas y me enrede en la toalla, él me señalo en donde estaba la ropa. Liam regresó a la habitación, mientras yo me seque y cambie rápidamente, cuando salí el estaba sacudiendo su mojado cabello con una toalla. Tenía un pants y solamente eso, dejando libre su marcado abdomen. Camine  hacia la chimenea y me senté en la alfombra a admirar la llama del fuego, dejando que mi piel se erizara por el calor que me proporcionaba. Liam llego y se sentó junto a mi, después paso uno de sus brazos sobre mis hombros mientras que yo colocaba mi cabeza en su pecho.

Karla: Ya no se sentía bien… Estar con él… Yo no me sentía bien…

Liam: Fue lo mejor –Cepillaba mi cabello- Esto no es el fin del mundo, así parece pero no, ustedes se conocieron demasiado jóvenes, tu vida apenas comienza…

Karla: Se siente como haber vivido una eternidad. Viví lo más hermoso del mundo y también lo peor…Y aun así no me arrepiento de nada. Gracias Liam.

Liam: ¿Gracias por que?

Karla: Por darme fuerzas, por ser mi mejor amigo, por ofrecerme tu hombro, por aceptar todos mis defectos, por interesarte por mi, por quererme, por llenar un vacío en mi, por protegerme. Sin ti mi vida habría sido tan distinta... Gracias por verme entre tantas personas y acercarte a mi, por hacerme sentir especial, Liam no se que haría sin ti.

Liam: Ni yo sin ti, no hay día que no agradezca tu existencia –Beso mi frente-

Karla: Tengo miedo Liam, no se que haré sin él –Quisiera salir corriendo a sus brazos y decirle que lo amo, que me equivoque, que tome mi mano y saber que todo esta bien… Pero eso no pasará porque él no me esta esperando con los brazos abiertos… Soy una tonta-

Liam: Vivir, como todos lo hacemos.

Karla: Por mas que pienso no entiendo que fue lo que hice mal... ¿En donde estuvo mi error?

Liam: SHHH… No fue tu culpa, entiéndelo, esto pasó por que tenía que pasar.

Karla: ¿Crees eso?

Liam: Claro que si, deja de culparte, eres la novia ideal créeme.

Escuchamos ruidos muy fuertes provenientes de la puerta, cada vez eran más escandalosos, mi corazón empezó a latir por miedo a que fuera quien esperaba. Liam se levanto, fue y atendió la puerta, no podía escuchar voces pero si dos pares de pasos acercarse cada vez mas a mi. Simplemente permanecí estática mirando al fuego. Niall se sentó a un lado de mi mirándome de frente, no deje de ver el fuego ni por un instante. Así pasaron varios minutos, él se dedicaba a mirarme detenidamente mientras mis pensamientos vagaban intencionalmente para no cometer una locura.

Niall: Liam ¿Nos puedes dejar solos?

Karla: NO, no puede –Respondí como reflejo, como si fuese una madre a la que la quieren alejar de su bebe recién nacido. Voltee a verlo con miedo y lo mire a los ojos– No te vallas por favor.

Liam: Todo estará bien, solo estaré en la cocina, si me necesitas grita –Asentí con mi cabeza mientras él se alejaba y cerraba la puerta-

Niall: Te estuve llamando pero no contestabas… Fui a tu casa, Dorota dijo que no habías regresado.

Karla: No quería estar en mi casa.

Niall: ¿Puedes al menos mirarme a los ojos? –¡Por que me hace esto mas difícil! Voltee lentamente y mire su cara igual de triste que la mía, aunque la mía era probablemente mucho peor- ¿Por qué haces esto?

Karla: Niall esto es lo mejor, entiéndelo. Niall ¿Ya olvidaste todo lo que te dije anoche? Tú y yo no estábamos bien, ni hoy, ni ayer, ni hace 3 días, simplemente estábamos fingiendo que nada pasaba, yo quiero que seas feliz… No que finjas serlo.

Niall: Yo soy feliz contigo ¿Qué no entiendes? Yo te amo.

Karla: Shhhh… No uses esa palabra por favor. Te amo es una palabra demasiado grande, ya no hagas esto mas difícil, no podemos seguir con esto, estoy segura de que sanaras pronto y encontraras a alguien mejor, si no es que ya la encontraste. Solo ten presente que fuiste mi primer gran amor, el único y al que jamás podré olvidar. No hay nada que cambiaría, ni siquiera el final, porque ahora comprendo que todo pasa por algo, tal vez tu destino no es a mi lado –Pero el mío es llorarte en silencio por toda mi eternidad- La vida es extraña, gracias por todo lo que hiciste por mi, no tengo palabras para decir cuanto aprecio todo en lo que me has ayudado, espero que entiendas que no puedo ser tu amiga, no por ahora y que esto lo hago por ti, si estuvieras en mi cabeza todo haría mas sentido.

Niall: Tu misma dijiste anoche que no podías leer mis pensamientos, pues tampoco yo los tuyo, por mas que trato de entender no puedo, no puedo asimilar que ya no estaremos juntos. Mientras venía para acá pensé en todas las cosas, en todo lo que no hice y pude hacer, en las promesas que te hice y no cumplí, en las veces que te cancele, cuando me llamabas y te decía que estaba ocupado mientras que hacía cosas que no valían la pena, todos los besos que no te dí… Perdón… Solo perdón.

Se levanto y salio del cuarto, escuche su llanto mientras caminaba, no había cosa que me partiera mas el alma ¿POR QUE NO PODÍA SIMPLEMENTE DECIRME REGRESA?… ¿Por que?... En este momento sería suficiente para volver a sus brazos.

Niall: Si hubiera sabido que los últimos labios que besaría no serían tuyos yo…

Karla: Por favor Niall… Solo vete.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...