Got to be you: 2 Temporada.

  • por
  • Rating:
  • Publicado: 31 mar 2013
  • Actualizado: 9 ene 2015
  • Estado: Complete
Después de 1 año de relación con Niall, Karla se da cuenta que todo comienza a cambiar ¿Sera hora de regresar a la realidad?

32Me gustan
54Comentarios
4332Vistas
AA

2. Como en los viejos tiempos.

*Karla*

Niall: Buenos días hermosa –Llegó por detrás y me dio un pequeño beso en la mejilla –

Karla: Buenos días amor ¿Te quedarás a desayunar?

N: No, no podré lo siento.. Hoy tenemos que ir a ver unas cosas del nuevo vídeo, la locación, los modelos, ese tipo de cosas.

K: Ohh, eso suena bien, yo iré de compras con Eleanor y Kendall ¿Estas emocionado por empezar a grabar? –Mi voz no logro ocultar que en realidad la emocionada era yo-

N: Si, mucho –Su voz no parecía reflejarlo-

K: ¿No les han dado un adelanto de cómo será?

N: No, no aún –Tomó una rebanada de pan tostado con mermelada y le dio un mordisco- Supongo que hoy nos lo dirán, quisiera quedarme pero tengo que irme –Empezó a aproximarse a la puerta, para después regresar corriendo y darme un beso en la frente, supuse que había estado apunto de olvidarlo- Te amo princesa.

K: Te amo tonto.

N: Te llamaré mas tarde para comer.

K: Okay! Pero ya vete, se te hará tarde.

N: Te amo –Se escuchó a lo lejos mientras cerraba la puerta-

K: Yo más –Le susurre al viento-

“Yo más” Me repetí a mi misma, un escalofrío recorrió mi cuerpo. Últimamente Niall y yo no estábamos bien, las cosas cambiaron... No me malentiendan, no nos peleamos ni nada por el estilo, pero él no es el mismo ¿Y si ya no me quiere igual? ¿Y si esta aburrido de mi? Tal ves ya no soy suficiente… Tal ves todos esos “Por siempre” Fueron muy precipitados... Estoy segura de lo que siento, pero no de lo que él siente. A veces creo que ya todo se volvió costumbre, después de pasar por tantas cosas creí que nunca nos separaríamos... Que no habría poder humano que pudiera disminuir nuestro amor ¿El amor tiene fecha de caducidad? Mi teléfono interrumpió mí momento Filosófico/melancólico/deprimente... Era un mensaje:

“Te estamos esperando abajo, ven ya x.” - Eleanor

Tome mi bolso y salí de la habitación casi corriendo. Baje por el ascensor y pase apresurada por la recepción, casi como si me estuvieran apresurando. La verdad tenía ganas de verlas y poder hablar con ellas a solas o al menos hablar con ellas, anoche durante la cena no parecía un buen momento, cuando salimos con los chicos cada una esta en su mundo, cada una en las nubes.

Eleanor: ¡Que rápida! –Exclamó mientras me deslizaba en el asiento trasero-

Kendall: No puedes culparla, las ganas de vernos la hicieron volar.

Karla: Como digas Kendall ¿A dónde vamos?

Eleanor: Kendall y yo pensábamos que podríamos saltarnos la parte de las compras e ir a tomar un café o algo, para ponernos al día contigo.

Karla: ¡Perfecto!

Eleanor condujo hasta un pequeño café, se veía privado y elegante, lo cual hacía que pareciese un restaurante. No bajamos disimuladamente y pedimos una mesa en el exterior, el clima estaba perfecto como para desaprovecharlo.

Kendall: Entonces… ¿Cómo te fue en Mullingar?

Karla: Muy bien, su familia fue más que amable como siempre, el clima era encantador y…

Eleanor: Como siempre, un viaje perfecto, en la relación perfecta “Kiall” –Se rió un poco- En serio ustedes son mis ídolos, son uno para el otro.

Kendall: Me pongo a pensar y digo... ¿Alguna ves han peleado?

Karla: No es “la relación perfecta” –Me reí y jugué un poco con la cuchara en mi café, supongo que si supieran la verdad no pensarían eso- Al principio las cosas fueron complicadas y lo saben...

Eleanor: Si pero al final todo valió la pena, él te ayudo a volver a caminar, te llevo a las terapias, después te apoyo y animo a que volvieras a bailar... Hizo todo para enamorarte y mostrarte lo  mucho que te quería…

Kendall: Lo cual era completamente innecesario ya que podías notar que babeaba por él desde kilómetros.

Eleanor: Jaja cierto! Pero no lo se... Es solo que su historia parece de película.

Karla: Creo que nunca terminaré de agradecer todo lo que hizo por mí, Niall es increíble.

Kendall: ¿Y no es raro saber que besará a una chica en el próximo vídeo? Digo yo no me molestaría con Harry si fuera él, aunque sinceramente agradezco que no sea él Jaja, pero ¿No crees que es incomodo ver como besa a alguien más?

Puse en pausa el momento mientras mil ideas atravesaban mi cabeza… Niall no me dijo que él besaría a alguien en el vídeo. La verdad no soy celosa, no amaba la idea pero podía entenderlo, lo que no podía entender era el por que no me dijo.. Hice lo que cualquier chica haría en mi lugar… Mentir.

Karla: No… Bueno no amo la idea pero así son las cosas –Me reí intentando esconder mi pobre mentira-

Eleanor: Igual y es falso, sin sentimientos, no hay por que estar incomoda Kendall.

Kendall: Por Dios Eleanor ¿Cómo no estar incomoda? Imagina a Louis besando a una hermosa super modelo y fingiendo que la ama o algo así mientras que tú solo ves, además de que lo tendrías que ver cada que quisieras ver el vídeo… Es obvio que no es la mejor imagen que deseas tener en tu cabeza.

Por más que intentaba prestar atención no podía… Estaba en otro mundo, no me importaba si Niall tenía que besar a todas las modelos del vídeo lo único que quería saber era por que no me lo dijo, no tenía sentido, él sabía que no me molestaría…

Eleanor: ¡Karla! –Agitó mi mano con insistencia-

Karla: ¿Eh ma… Mande?

Kendall: ¡En que mundo vives!

Karla: Lo siento Eleanor, me distraje un segundo.

Eleanor: No hay problema tontita  Jaja ¿Nos vamos?

SI por Dios, lo único que quería era ir a la casa de papá y desempolvar mi piano mientras tenía tontos pensamientos suicidas -que no tienen nada de relación con mi tristeza, pero usualmente tienen mas sentido cuando estoy triste- comiendo toda la tarde mientras replanteo mi vida entera -en otras palabras- encerrarme todo el día.

Karla: Si, si claro ¿Me puedes llevar a mi casa?

Eleanor: Si, vamos.

Kendall: En realidad, estar en casa me aburre así que yo me quedare contigo Eleanor, digo si no tienes nada que hacer…

Eleanor: No, para nada deberíamos de hacer una pijamada o algo así ¿Segura que quieres que te lleve a casa Karla?

Karla: Si, estoy un poco cansada… La pijamada no suena mal, deberían de marcarme mas tarde.

Kendall: Claro, mas tarde lo haremos..

Eleanor condujo hasta la casa de mi papá. Extrañaba todo de ella, su aroma, sus paredes, su esencia… Ese sabor a hogar, es indescriptible... Sabía que papá y Valerie llegaban la semana que viene de Australia así que no me moleste en buscarlos. Saludé a Dorota como si no la hubiese visto en años y subí a mi habitación mientras le pedía una gran dotación de alimentos. Mi habitación seguía intacta, era una extraña sensación -pareciese haber estado ausente un largo tiempo aunque no era así- pero desde que estaba con Niall el único uso que le daba a mi habitación era: Baño-cama-closet. Pasaba el mínimo tiempo posible en casa, a veces cuando se hacía tarde -como anoche- me quedaba en su apartamento... Nada romántico a decir verdad, él siempre intenta ser un caballero y ofrecerme la habitación de huéspedes, lo que me parece sensato… La mayoría del tiempo. Dejé que mi cuerpo cayera sobre la cama y empecé a devorar lo que Dorota trajo. Mis pensamientos eran vagos, no intentaba pensar en algo en especifico pues sabía que todo me llevaría a un solo pensamiento, preferí evitarme el drama de la depresión –Bueno casi todo, comer es mi parte favorita- Y hacer lo que solía hacer en mis tiempos libres… -Raro- Ya no lo recuerdo, he pasado tanto tiempo con Niall que estoy segura que mi vida esta en peligro de extinción. Decidí hacer la única cosa en todo el mundo que no podría olvidar –Leer en la cafetería de la esquina- Busque en mi librero el ultimo libro que empecé a leer, llevaba 36 paginas, lo que era bueno ya que con lo poco que recuerdo del principio tendría que volver a empezarlo. Recogí mi cabello en una cola de caballo y me puse ropa mas cómoda, un denim shorts y un sweater blanco. Tome mi bolso y baje con calma. Mi teléfono empezó a vibrar escandalosamente -era una llamada de Niall-

Niall: ¡Hey! ¿En donde estas? Pensé que me llamarías para ir a comer o algo…

Karla: Voy de camino al café cerca de mi casa –No pretendía ser cortante, solo lo menos explicita posible-

Niall: ¿No iremos a comer juntos? ¿Quieres que vaya para allá? –Parecía estar realmente interesado-

Karla: Supongo que iré sola... Ya sabes… A leer, deberías de ir a comer con los demás.

Niall: Me invitaron, pero preferiría ir contigo.

Karla: Como si no pasáramos suficiente tipo juntos –Dije sarcásticamente en forma de susurro, apenas puedo creer que lo dije en voz alta… Literalmente mi boca estaba abierta-

Niall: ¿Qué se supone que eso significa? –Su voz se torno seria, confusa-

Karla: Nada, nada, lo siento… Estaba algo distraída, hable por hablar, earmm… Me esta entrando otra llamada, creo que es mi papá -Mentí-

Niall: Bueno, hablamos mas tarde amor.

Karla: Si, si, yo te llamo, adiós.

Niall: Adiós, te amo.

Karla: Igual, adiós.

Niall: ¿Esta todo bie…? –Corte la llamada-

Es raro el estar así. Me sentía mal conmigo por haber hecho eso, pero necesitaba un tiempo a solas... Es increíble que lo piense, pero necesito al menos 5 minutos libres de Niall en mi cabeza. Luche conmigo misma a no decir “Si” e ir corriendo a comer con él, pero en el fondo me duele el hecho de saber que me tengo que enterar de cosas por otras personas… Omisión es traición... Tal ves estoy de Drama Queen, pero me aterra el pensar que poco a poco todo este cambiando… Creo que ya fui lo suficiente paranoica el día de hoy.. Tal ves estoy mal y solo olvidó decirme o aún no pensaba decirme... Tal ves hoy me diría, lo mejor es que le llame y…

Xxx: ¿Karla? –Una voz sorprendida interrumpió el momento justo en el que mi mano buscaba mi teléfono, gire al reconocer esa voz que tanto amaba –

Karla: ¡Liam! ¿Qué haces aquí? –Me levante y le di uno de esos abrazos que pueden poner en riesgo tu habilidad para respirar. Es increíble lo mucho que extraño a Liam, de la nada olvide todo en mi cabeza –

Liam: Pase por un café, sabes que estos son mis favoritos –Su sonrisa era tan encantadora como siempre, no era el mismo chico de ayer… Aquel apenas me saludo y parecía ignorar mi existencia, hoy era el mismo Liam de siempre- ¿Y tú, que haces aquí?

Karla: No se –Y no mentía- Estaba en mi casa y decidí venir a leer, pero ahora creo que no fue buena idea.

Liam: Oh no, si lo fue –Parecía completamente despreocupado-

Karla: ¿Por qué lo dices?

Liam: Porque te encontré aquí ¿Ya comiste?

Karla: Mmm…

Liam: Eso suena a no, ven te invito a comer – Tomo mi muñeca y me hizo caminar junto a él hacia la puerta-

Karla: Pero Liam…

Liam: No hay peros, iremos.

Karla: No, Liam, es que…

Liam: ¡Es que nada, vamos!

Karla: ¡No Liam olvidaste tu café!

Liam: Ah… Eso –Regresó rápidamente un poco avergonzado mientras yo lo esperaba en la puerta del café... Y para completar mi día perfecto… Fotógrafos -ugh- no tengo ningún problema con ellos, es solo que en estos momentos los consideraba tan incómodos como las moscas. Liam se adelantó y abrió mi puerta. Me dejó subir y luego la cerró, corrió al otro lado del auto y se subió.

Liam: Como en los viejos tiempos ¿No? –Su voz era juguetona, parece estar feliz-

Karla: Si Jaja ¿A dónde iremos?

Liam: Como que a donde! Iremos a mi casa, te cocinaré.

Karla: Extraño que me alimentes.

Liam: Extraño alimentarte –Sacudió mi cabello un poco. Parecía volver al pasado... Como si nada hubiese cambiado y todo seguía siendo igual. Lo máximo que decíamos era “Hola” de un tiempo para acá –

Liam estacionó el auto. Abrió mi puerta y tomó mi mano para ayudarme a bajar de el, después regresó al asiento trasero por unas cajas. Jugó con las llaves mientras intentaba encontrar la que abría su casa.

Karla: ¿Necesitas ayuda?

Liam: Nop –Intento con una llave. Río con satisfacción al escuchar como la cerradura se abría – Listo, pasa ponte cómoda, estas en tú casa –Caminó hacia la cocina-

Su casa estaba impecable como siempre. Tenía ese ambiente a hogar y paz que me gusta tanto. Fui a la estancia y encendí el televisor, como si estuviera en mi propia casa..  Me acosté en el sillón mientras escuchaba el ruido que Liam causaba en la cocina, pensé en ir a ayudarlo pero no quería quitarle la satisfacción de haberme alimentado -o bueno mas bien tenía mucha flojera- de cualquier manera el llego a los pocos minutos.

Liam: ¿Quieres comer aquí?

Karla: Mmm si, por que no.

Regresó a la cocina por la comida, y esta vez decidí ayudarle. El tomó los dos platos de pasta mientras yo tome los cubiertos y las copas, lo pusimos todo en la pequeña mesa de centro y nos sentamos en la alfombra. Bajo un poco el volumen del televisor y volvió su vista a mi.

Karla: ¿Por qué no fuiste a comer con los chicos? Creí que irían o algo así.

Liam: Si... Earm, iban a ir en parejas y no quería ir solo. Danielle estaba ocupada –Titubeo un poco al decir eso- Me sorprendió el verte, pensé que irías con ellos…

Karla: Si –Y ahora que le digo?- Bueno extrañaba ir a casa –Si, claro- Regresar un poco a la rutina –Como si la recordara- Leer un poco –Y evitar al mentiroso que no me advirtió que besaría a una hermosa modelo- Hace mucho que no lo hacía…

Liam: Lo se.

Karla: ¿Lo sabes? ¿Qué sabes? –Mi paranoia sin sentido-

Liam: Que ya no lo hacías, voy cada viernes al café con la esperanza de verte ahí y no estas... Bueno iba, deje de hacerlo…

Karla: ¿Enserio? No… no lo sabía.

Su teléfono comenzó a hacer un incomodo ruido. Fue por el y contestó, yo solo pretendí ver la televisión mientras escuchaba lo que parecía ser una pelea entre él y Danielle.

Liam: Lo siento, tenía que contestar.

Karla: No, esta bien ¿Quién era? –Como si no supiera-

Liam: Danielle.

Karla: Oh ¿Esta todo bien?

Liam: Si, si todo en orden.

Karla: ¿Seguro? –Más que insistente, pretendía ser persuasiva, sabía que algo andaba mal -

Liam: Si, bueno no, no se. Esta molesta por algo y se molesta más porque no la llamo, pero ella es la que dice no querer hablar y entonces no le llamo y ella me llama queriendo hablar, no tiene mucho sentido –Río un poco, intentando quitarle importancia al problema-

Karla: ¿Y por que no le llamas tú antes para solucionarlo todo?

Liam: Pues porque… No se, es solo que –Relajó su espalda y la dejo caer un poco mientras que soltaba el tenedor que sostenía en su mano- A veces creo que ya no quiero arreglar las cosas –Parecía estar avergonzado de lo que decía- No se si Danielle y yo deberíamos de seguir juntos, no se siente bien estar con ella, se siente como…

Karla: ¿Un error?

Liam: Si, como un error –Lo mire mientras el parecía estar viendo el vacío, sin expresión alguna, volteo a verme y me sonrío – Tal ves son tonterías.

Karla: No, no lo son.

Liam: Lo que sea, no vale la pena hablar de eso ahora.

Pasaron varios minutos de silencio en los que solo se escuchaban nuestros dientes masticando la comida, pero hasta esos silencios los disfrutaba. La compañía de Liam siempre es placentera, con o sin tema de conversación. La última ves que estuve aquí fue hace 2 años, unos días antes de mi accidente, la última vez que hable por mas de 5 minutos con Liam aún me llamaba su novia, no puedo creer lo rápido que pasa el tiempo y  como las cosas cambiaron ¿Quién iba a pensar que ahora todo sería así? Si hace 3 o 4 años me hubiesen dicho que terminaría así, probablemente me hubiese burlado de ellos en su cara.

Karla: ¿Liam?

Liam: ¿Si?

Karla: ¿Eres feliz? Me refiero a, si estas contento por como terminó tu vida ¿Eres feliz ahora?

Liam: Ahora, si –Acerco su mano a mi cara y retiro un mechón de mi cabello que obstruía mi visión. Lo coloco detrás de mi oído y me sonrío – A veces quisiera regresar el tiempo, cambiar muchas cosas... Pero se que todo pasa por algo, aún no se por que, pero algún día lo sabre.

Karla: ¿Cómo que cosas?

Liam: Cosas, solo cosas.

Karla: ¿Cosas cosas o solo cosas?

Liam: Cosas, punto. ¿Y tú?

Karla: ¿Yo que?

Liam: ¿Eres feliz?

Karla: Lo soy, sabes que soy feliz.

Liam: Si, bueno esperaba que fueses feliz, la verdad no podría saberlo.

Karla: Lo dices como si jamás habláramos Liam.

Liam: Jaja jamás lo hacemos Karla.

Karla: ¿Qué nos paso? Solíamos ser los mejores amigos, Team Kiam por siempre ¿Recuerdas?

Liam: Solíamos ser más que eso… No lo se, cuando te fuiste intenté buscarte y seguir con mi vida al mismo tiempo y no pude, resulta que tienes que escoger entre el pasado y el futuro para poder vivir, no se puede vivir de recuerdos. Después te encontramos y creí todo regresaría un poco a la normalidad, pero no fue así... Creo que nos acostumbramos a vivir nuestras vidas en separado y terminamos como extraños.

Tenía una extraña ansiedad y las lágrimas estaban al borde de mis ojos, esperando la más mínima señal para salir. El estar con Liam me trajo a la cabeza miles de recuerdos, sentimientos, emociones, cosas que poco a poco dejé en el olvido... Una lagrima bajo tímidamente por mi mejilla, después de ella otras la acompañaron rápidamente. Liam me rodeo con sus brazos y me guardo en su pecho -GENIAL- la mejor manera de decirle a mis lagrimas “Salgan por favor” me apretó aún mas fuerte y beso mi cabello.

Liam: No llores, no lo hagas, me harás llorar.

Karla: No seas tonto, tú no puedes llorar.

Liam: Jaa ¿Quién dijo que no?

Karla: Yo, yo lo digo! Si tú lloras yo lloro aún más y terminamos peor que en el Titanic.

No dijo nada y yo tampoco intente hablar. Me quede entre sus brazos mientras las lágrimas se secaban solas.

Liam: Te extrañe.

Karla: Y yo a ti.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...