La Pesadilla

Una grabadora, un sueño, un asesinato y mucho suspense ¿Quiéres saber que pasará? Pues adelante, sigue leyendo.

0Me gustan
1Comentarios
109Vistas

1. La Grabación

 

 

Estaba todo oscuro cuando de repente sentí un leve cosquilleo pues la brisa entraba por la ventana, me desperté y rápidamente me incorporé. Estaba empapado de sudor, tenía frio y esa rara sensación que tengo todas las noches. Una pesadilla, la de siempre, la que llevaba soñando toda la semana. Lástima que sólo eran imágenes parciales, que pasaban velozmente por mi cabeza y no entendía mucho de lo que sucedía. Todavía con sensación de modorra me di una ducha, me vestí, me preparé un termo con café y con la moto me dirigí a la Instituto Forense.

Nada más llegar noté el alboroto característico de mi trabajo. Admiro la capacidad de algunas personas para despertarse tan pronto y tener tanta energía y eficiencia. Por suerte yo me despertaba más tarde.

Ya en la sala forense encontré yacente sobre una camilla el cuerpo de la última víctima y a mi compañera Diana con un semblante serio para darme sus datos.

-Su nombre es Ignacio Carrasquer, un único y certero disparo en el pecho. Lo encontramos en su casa a las 7:00, habían registrado la casa pero no se han llevaron nada. Espero que puedas encontrar algo más que nos pueda ayudar con el caso Alex- Me dijo Diana con su amable sonrisa.

-De acuerdo me pondré con ello ahora mismo Diana- Le contesté yo mientras ella abría la puerta y se iba.

Cogí el bisturí. Me disponía a hacerle una incisión cuando atemorizado dejé el utensilio un una bandeja. Cuando miré el rostro de la víctima lo reconocí. Era el hombre de mis pesadillas. Además yo sabía cosas que quizá me hiciesen quedar como el asesino si las decía y si no las decía nadie conseguiría atrapar al culpable.

Todavía temblando, aterrado, cogí mi abrigo y me fui al aparcamiento. Allí recordé que la víctima había guardado algo importante, quizá la causa de su muerte, en una alcantarilla de la avenida La Pineda. Así que me dirigí aquel lugar.

Una vez allí encontré rápidamente la alcantarilla. Me agaché para ver qué había y me encontré con una grabadora. Escuché lo que había grabado. Otro caso de corrupción iba a sacudir la cuidad, y era de mi división. Sin embargo no daba ningún nombre.

Llamé a Diana para contárselo todo. Mañana le daría la grabación, ella era de confianza y me creería cuando le dijese que lo sabía porque lo había soñado. Cogí la moto y me fui a casa, era tarde pero aun así cené. Me fui a la cama ya estaba leyendo cuando me sonó el móvil, no sabía quién podía ser a esas horas pero lo cogí igualmente.

-Sabemos que tiene algo que nos pertenece y queremos recuperarlo a cualquier precio. Venga mañana a primera hora de la mañana al Puente Viejo. Venga solo o se arrepentirá.

Ahora sí que estaba muy asustado ya que sabía que en cuanto les diera la grabadora acabarían conmigo. Salí de la cama a toda velocidad cogí la grabadora, mi revólver y me dirigí al Instituto Forense. Iba a cambiar el plan por mi cuenta. Aunque no podía fiarme de nadie aquel era un lugar medianamente seguro, nadie me atacaría allí, por lo menos mientras estuviera con gente.

Me dirigí a la sala de autopsias con la excusa de examinar el cuerpo ya que por la mañana no lo terminé de examinar. Llamé al comisario Jordán y le puse al corriente de la situación y de mis planes.

 Entré, cerré la puerta y marqué el número con el cual me habían llamado hacía un rato. Al tercer ‘’BIP’’ cogieron el teléfono.

-¿Es que no ha entendido el mensaje?- Respondieron en la otra línea bruscamente.

-Claro que lo he entendido. Pero no soy tan iluso como para ir mañana al Puente Viejo y entregarles así como así la grabación y luego me maten. Además ustedes saben perfectamente que ahora podría destruir la cinta y contarle todo a mis contactos de la policía así que lo haremos a mi manera. Vendrán al instituto forense ahora mismo y les daré a la grabación - Me temblaba la voz mientras hablaba

-De acuerdo. Pero debe permanecer solo ¿entiende? Solo. Iré personalmente en 15 minutos- Dijo secamente.

Esperé durante un cuarto de hora aproximadamente y en cuanto oí el ruido de la puerta puse en marcha la grabadora.

-Hola Alex- Dijo una voz femenina a mi espalda.

-Hola Diana- dije –Sé que ahora me matarás pero… explícame por qué por favor.

-Siento mucho hacer esto pero sabes demasiado Alex, pero de acuerdo te lo contaré: mi vida no fue siempre tan fácil, Ignacio sabía cosas que podían destruir mi carrera y me hizo chantaje, decía que sacaría a la luz datos de mi anterior vida. Así que lo tuve que quitar del medio. Lo siento- Saca una pistola y me apunta.

En ese momento los policías del comisario Jordán entran en la habitación y Diana intenta escapar pero al final la detienen.

-Para ser tan lista has sido muy tonta contándome tantas cosas sabiendo que tenía una grabadora Diana- Digo una sonrisa pícara.

Al final Diana fue detenida con las pruebas que recopilé e Ignacio Carrasquer fue la primera víctima a la que mi división hizo justicia sin haberle hecho ningún tipo de análisis ni autopsia.

 

                                                                                            FIN

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...