You're my kryptonite

Nuria se acaba de mudar a Londres. Desde muy pequeña, ha estado cambiando de ciudad constantemente. Aquí conocerá a gente que le cambiará la vida, especialmente un chico que le hará ver el mundo desde otra perspectiva.
http://ummyeahbasically.blogspot.com

2Me gustan
1Comentarios
408Vistas
AA

6. Chicos, este es Louis

-Vale, así que ahora se ríen todos de mí ¿no? Estoy a punto de decirles cuatro cosas, pero veo que la gente está empezando a mirar únicamente acia aquí así que paso de ellos y me dirijo a la mesa de mis amigos.
- ¿Que te han dicho esos? Como se metan contigo les voy a...
- Zayn,- le dice Ainhoa.- relaja.
- No,- replica él.- es que no les aguanto. Se creen los reyes del instituto y en realidad sólo son unos niñatos, sobre todo el Harry ese. Menos mal que estabas allí cuando me tiró al agua.- dice mirándome con una sonrisa de agradecimiento.
- Coincido contigo,- le digo.- no hay quien aguante a esa gente.
- ¡Ya estoy aquí!- dice Niall apareciendo con una bandeja llena de comida de todo tipo.
- ¿Te lo vas a comer todo?- pregunto.
- Por supuesto, tirar la comida es un delito.
- Pues nada, come come.- digo riendo.
Pasamos la cena hablando y riéndonos de las anécdotas que cuentan Zayn y Niall.
- Bueno,- dice Niall.- voy a por el postre.
- Pero si has comido más que Zayn y Ainhoa juntos, ¿también vas a tomar postre?
- Pues claro que sí, el postre es sagrado.
Todos nos reímos ante este comentario. Niall va a por su postre, y vuelve emocionado porque hay brownis, que al parecer, le encantan.
- Bueno,- dice Zayn mirándome- ahora vives con Ainhoa, ¿no?
- Eso parece.
- ¿Qué os parece si quedamos luego?
A todos nos parece bien. Acordamos vernos en el parque de enfrente de la residencia en una hora, nos despedimos, y nos vamos cada uno a nuestra habitación. Cuando llego a la habitación, me pongo a deshacer las maletas, y Ainhoa me ayuda.
- Bueno,- dice.- he visto que eres amiga del ricitos retrasado.
- ¿De Harry? No, que va.- le cuento lo ocurrido en el comedor.
- Pero será...- dice cuando acabode contárselo.- ¿Sabes? Llevo mucho tiempo queriendo pegarle a ese chico.
- Ya le pillaremos.
Seguimos deshaciendo las maletas. Mientras hablamos y nos contamos cosas para ir conociéndonos mejor. De pronto, suena mi móvil. Lo miro y tengo dos mensajes, uno de Harry y otro de Niall. Abro primero el de Niall, que dice:

¡Hooooolaaa! Me parece que no vamos a poder quedar, Zayn se ha quedado durmiendo y yo tengo muchísimo sueño. Buuueenas noches feas! ;)

Y luego el de Harry:

Siento lo de antes, voy a por ti en media hora y hablamos, ¿vale?

-¿Quién es?- pregunta Ainhoa. Le enseño los dos mensajes.
- ¿Le vas a perdonar? A Harry, digo.
- No, pero le voy a dejar que venga y le voy a decir cuatro cositas.
- ¿Y podré pegarle?- pregunta Ainhoa ilusionada.
- Jajaja no sé, si te hace ilusión...
- Siiiii. Seguimos deshaciendo la maleta y, pasada la media hora, tocan a la puerta. Voy a abrir y, como me imaginaba, es Harry.
- Hola.- dice. Me quedo mirándolo con una mezcla de asco, rabia y decepción. - Lo siento.- continúa diciendo.
- No te atrevas a disculparte porque sé que no es verdad, sé que realmente no lo sientes. Ya he visto que te da vergüenza que tus amiguitos te vean conmigo, así que te voy a hacer un favor, no me hables ni te acerques a mi nunca más.
- Y esto,- dice Ainhoa dándole un guantazo que parece no hacerle daño.- es para que no se te olvide. Espero una contestación por su parte, pero, en lugar de eso asiente muy despacio y se da la vuelta dispuesto a marcharse. Le ha dolido lo que le he dicho, o, al menos, eso parece. Siento lástima por él durante un instante, aunque después recuerdo lo ocurrido en el comedor y vuelvo a estar enfadada.
-Harry.- le digo acordándome de algo. Él se da la vuelta y me mira directamente a los ojos.- Haz tú la primera parte del trabajo, cuando la tengas mandamela y yo junto el trabajo.- Él vuelve a asentir.
- Oye...- me dice.- sé que estás muy enfadada y que no quieres volver a verme, pero, antes de irme, quiero decirte que siento mucho todo lo que te he hecho y dicho; desde el castigo en clase de matemáticas hasta haberte ignorado antes.
- Bueno, si de verdad lo sientes, quiero que me des una razón de por qué has hecho todo eso, o, al menos, unarazón por la que pueda perdonarte.- Harry no contesta, se limita a mirarme.- Ya, lo que imaginaba...- le digo.
- Lo siento, no te volveré a molestar más.- y con esto, se va.
Cierro la puerta y veo que Ainhoa me está mirando con una sonrisa.
- ¡Bien hecho!- me dice.- Le has hecho sentirse mal, y yo creía que eso era imposible. Oye, ¿has visto que bien ha quedado mi: "Y esto, es para que no se te olvide"? Lo vi en una peli y me hacía ilusión hacerlo.
- Bueno, pues ya le has pegado, ¿te has quedado agusto?
- Mucho.- dice satisfecha.
- Bueno, me voy a ir a la cama, que tengo mucho sueño.
- Y yo.
Nos ponemos el pijama, nos lavamos los dientes y nos metemos en la cama. Cuando me tumbo, me quedo pensando en todo lo que ha pasado hoy. La verdad es que creía que diciéndole a Harry que se alejase de mi, me sentiría mejor, pero no es así; sigo estando muy enfadada.

 

***   *Bip,bip,bip*   Me despierta el sonido del despertador. - Apágalo.- le digo medio dormida a Ainhoa. - No, apágalo tú. - No, que está muy lejos y me toca levantarme. - Pues a mi también. - Pues ahí se queda. Pasado un cuanrto de hora, nos hartamos del ruido y acabamos levantándonos. - Buenos días.- digo. - Buenos días. Vamos a darnos prisa si no queremos quedarnos sin desayuno. - Vale, vamos. Nos vestimos y nos aseamos a toda prisa y bajamos a desayunar. Miro el reloj y son las diez. Cuando entramos en el comedor, vemos a Niall y Zayn cogiendo el desayuno, y al parecer, se están peleando por el último trozo de tarta que queda. - ¡Que me la des! - ¡Que me la des tú! - Yo los quiero mucho,- me dice Ainhoa en voz baja.- pero estos dos tienen un serio retraso. - Y tanto.- digo riendo.- A ver, inteligentes, ¿no habéis pensado en partirla? - Pero es que yo la quiero entera.- dice Niall poniendo voz de niño pequeño. - Que no, que es MÍA.- dice Zayn. - Vale, pues esto lo soluciono yo rápido.- dice Ainhoa. Me mira y creo que hemos pensado lo mismo. - ¡Ahora!- le digo. Ainhoa coge el trozo de tarta y sale corriendo a la mesa. cuando llegamos, la partimos en dos y nos la comemos nosotras. - ¡EEEEEEH! ¡Que esa era mi tartaaaaaa!- dice Niall fingiendo ponerse a llorar. - ¡Que era mi tarta! - No.- digo. - ¿Cómo que no? - Era NUESTRA tarta.- decimos Ainhoa y yo a la vez,y empezamos a reírnos. Nos levantamos otra vez y cogemos algo más de desayuno. - Oye, ¿quiénes son esos dos?- pregunta Zayn señalando detrás mía. Me giro y veo a Alba con otro chico. Supongo que será el amigo del que me hablaba el otro día. - Mira Niall, es la chica que vimos en recepción ayer. - Es verdad, están un poco solos. - ¿Les digo que vengan con nosotros?- pregunto. A todos les parece bien, así que me levanto y voy hacia su mesa. - Hola.- digo. - ¡Hola Nuria!- dice Alba. - Hola.- dice el otro chico.- Soy Alberto. - Yo Nuria.- Es un chico alto de ojos verdes, tez morena y pelo castaño oscuro, tirando a negro.- Oye, ¿queréis venir a sentaros con mis amigos y conmigo?- les pregunto. - Pues... No se...- dice Alba.- ¿no os molesta? - Claro que no, venga venid.- digo sonriendo. - Vale, vamos.- dice Alberto. Cogen lo que les queda de desayuno y vienen a nuestra mesa. Les presento a los demás y nos vamos conociendo mejor durante el desayuno. - Bueno,- pregunta Ainhoa.- ¿a quién tenéis en la habitación? - De momento a nadie.- dice Alba.- La verdad es que me aburro un poco. - Puedes venir a vernos.- digo. - Sí, es verdad.- dice Ainhoa.- Bueno, ¿y tú, Alberto? - Pues a un tal... No sé no me acuerdo del nombre, sólo sé que es más mayor, de hecho creo que va a la universidad. Entra a la residencia hoy a las 10:30 o por ahí. - Entonces debe haber entrado ya.- dice Zayn mirando el reloj. - Una pregunta, si va a la universidad, ¿por qué está en esta residencia? - Es que hay una universidad aquí al lado y esta residencia tiene gente del instiuto y de la universidad también.- me explica Niall. Noto que alguien me toca la espalda. Me giro, y veo a Louis. - ¡Louis! ¡Cuanto tiempo! ¿Qué haces tú aquí? - Ahora vivo aquí. Soy el compañerode habitación de un tal Alberto. - Pues nada,- dice Alberto.- ya sé quien es mi compañero de habitación. - Anda, ¡hola!- dice Louis. - Chicos, este es Louis. - Louis estos son Alba, Alberto, Ainhoa, Zayn y Niall. - A Zayn lo vi el otro día. - Sí,- dice Zayn.- de verdad que no me explico cómo Harry puede ser tu amigo. - Ya, todo el mundo me lo dice. Hablamos un rato más, y al final, quedamos en una hora en la puerta de la residencia para ir a algún sitio. - Espera un momento.- me dice Louis en voz baja.- Tengo que hablar contigo. - Vale. Ainhoa, ve yendo tú, enseguida estoy allí, ¿vale? - Vale. Vamos a la zona del jardín, que está más tranquila y Louis empieza a hablar.
- Oye, ¿me puedes explicar qué te ha pasado con Harry?
- ¿Qué sabes tú de Harry y mío?
- Bueno, pues, yo hablo todos los días con él, y ayer cuando salió de tu casa me llamó y me dijo que os habiais hecho amigos y que intentaría no estropearlo. Pero luego, estuvimos hablando por la noche y parecía triste. Y por cómo hablaba, estoy seguro al 99% de que tú eras la causa.
Le cuento lo que había pasado en el comedor, y que yo me había enfadado mucho.
- Esto no es normal en Harry.
- Pues viniendo de él, yo lo veo muy normal.
- No, creeme que no. Si no te conociese la cosa cambiaria, pero... no sé me extraña mucho. De todas formas hay una cosa que no me cuadra.
- ¿Qué?
- Cuando me llamó estaba triste, y por lo que tu me has contado...
- Bueno... Es que después vino a disculparse y...
- Y tú lo mandaste a la mierda, ¿no?
- Pues más o menos. No con esas palabras, pero sí.
- Bueno, tenías todo el derecho del mundo a hacerlo.
- Ya, pero después me sentí mal.
- Bueno, hablaré con él, porque ya te digo que no es normal lo que ha hecho.
- Vale, yo voy a volver a mi habitaciòn.
- Hasta luego.
- Adiós.
(Narra Louis)
Después de que se vaya Nuria, miro el tiempo que me queda hasta la hora que hemos acordado antes. Creo que tengo tiempo suficiente, así que decido ir a hablar con Harry. Empiezo a caminar hacia su habitación, cuando, de repente, oigo chillidos, y creo reconocer la voz de Harry. Voy en la dirección de la que vienen los gritos, y veo a Harry y a Liam peleándose con todos los demás populares. Como no intervenga les van a pegar una paliza; son 7 contra 2. Tras un rato, consigo separarlos sin que hayan recibido ningún golpe.
- ¿Pero se puede saber en qué estábais pensando? Esos tíos os podían haber dado una paliza.- les digo cuando nos hemos alejado.
- Yo defendía a Harry.- dice Liam.
- ¿Y tú Harry?
Él se queda mirándome, hasta que al final dice:
- Yo defendía a Nuria.
Vale, eso me ha dejado de piedra, ahora si que no me cuadra nada.
- Harry,- le digo.- ven conmigo, me vas a tener que explicar algunas cosas
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...