You're my kryptonite

Nuria se acaba de mudar a Londres. Desde muy pequeña, ha estado cambiando de ciudad constantemente. Aquí conocerá a gente que le cambiará la vida, especialmente un chico que le hará ver el mundo desde otra perspectiva.
http://ummyeahbasically.blogspot.com

2Me gustan
1Comentarios
410Vistas
AA

3. ¡¡¡Abre la puerta!!!

Me giro para seguir a Zayn a su cuarto, pero oigo que alguien me llama.
- ¡Ey, Nuria!- me giro y veo a Louis saludando con la mano y con una gran sonrisa. Está a unos 10 metros, así que se acerca.- ¿Pero qué os ha pasado?
- Pregúntaselo a él.- digo señalando a Harry.
- No me... Harry,- dice Louis enfadado- ¿Les has tirado al lago?
- Déjame en paz.- dice el alejándose enfadado.
- ¿No vas con él?- pregunta Zayn a Louis.
- No, ya se le pasará. Bueno, id a cambiaros o vais a pillar un resfriado.
- Tienes razón.- digo.- Adiós Louis.
- Adiós chicos.
Empezamos a andar en dirección a la habitación de Zayn.
- ¿Ese chico era amigo de Harry?- pregunta Zayn extrañado.
- Sí, es su mejor amigo.
- Imposible, pero si Louis hasta parecía majo.
- Ya, eso mismo he pensado yo.
- ¿De qué lo conoces?
- Es mi pareja en el club de hípica. Oye, ¿y Niall?
- Ah sí, Niall me ha dicho que tenía que ir a la biblioteca a no se qué.
Zayn se para y saca una llave. Abre la puerta de la que supongo que será su habitación y me hace un gesto con la cabeza para que pase.
- ¿Te gusta?- pregunta.
- ¿Que si me gusta? ¡Esto es genial! ¡Pero si parece una casa!
- Jajaja, es la habitación más grande de toda la residencia. Bueno, voy a ver qué te doy para que te cambies.- Zayn abre un cajón y saca unos pantalones blancos, después abre el armario y saca una sudadera gris de Hollister.- Toma.- dice.- Los pantalones te vendrán bien, son de mi hermana. Pero la sudadera te vendrá un poco grande. Puedes cambiarte en el aseo.- dice señalando una puerta.
- Vale, gracias.
- No hay de qué.
Entro al baño. Es enorme, hasta tiene un jacuzzi. Me cambio y salgo.
- Mmm, me gusta tu sudadera.- le digo a Zayn.- Como me viene un poco grande es más cómoda.
- Sí, te queda bien. Puedes quedártela si quieres.
- No me voy a quedar tu sudadera.
- Ooooh si.
- Ooooh no.
- Me has salvado de ahogarme, lo menos que puedo hacer es darte la sudadera.
- Pero...
- Te vas a quedar la sudadera y no hay más que hablar. Ahora voy a cambiarme yo.- dice entrando al aseo.
Me siento en la cama a esperar, cuando, de repente, tocan a la puerta. Me levanto y voy a abrir. Cuando abro veo a Ainhoa.
- Eh... Hola.- dice.- Tú debes ser Nuria.
- Sí, y tú Ainhoa, ¿no?
- Sí, ¿te ha hablado Zayn de mí?
- Sí, me ha dicho que eres su mejor amiga.
- Así es. Oye, esa sudadera es de Zayn, ¿verdad?
- Sí, me la ha dejado.
- Cuídala, es su sudadera preferida.
- Descuida, lo haré. Zayn está cambiándose, si quieres puedes esperar a que salga.
- No, da igual. Dile que he estado aquí cuando salga.
- Vale, adiós.
- Adiós.
Cierro la puerta y vuelvo a sentarme. Al cabo de un rato sale Zayn.
- Si que has tardado.- le digo.
- Es que este pelo no se arregla solito. De hecho, creo que debería volver a retocármelo un poco.
- Que no,- digo cogiéndole del brazo para evitar que se vaya- que estás muy guapo, deja ya el espejo. Oye, una pregunta: ¿por qué me has dado esta sudadera si es tu preferida?
- ¿Cómo sabes tú que es mi preferida?
- Ah, sí, ha estado aquí Ainhoa y me lo ha dicho. Supongo que querría hablar contigo, pero como estabas cambiándote se ha ido.
- Vale, pues voy a verla. Espera aquí, ahora vengo y vamos a tomar algo, si quieres.
- Vale.
- Hasta ahora.
- Adiooos.
Cuando llevo unos 5 minutos sentada en un sillón, jugando al Temple Run con el móvil, tocan a la puerta. Me levanto a abrir. Supongo que será Zayn, pero pregunto igualmente.
- ¿Quién es?
- Soy Harry.
- Zayn no está.
- Zayn me importa una mierda.
- Pues entonces ya puedes largarte.
- Nuria, abre.
- ¿Para qué?
- Quiero hablar.
Abro la puerta.
- Venga, ¿qué quieres?
- Vengo a disculparme, ¿a que no te lo esperabas?
- No es conmigo con quien tienes que disculparte. Yo me he tirado al agua porque he querido. Tienes que disculparte con Zayn.
- Ya te he dicho que Zayn no me importa.
- Y yo ya te he dicho que entonces puedes irte.- digo cerrándole la puerta en la cara.
- ¡¡¡Abre la puerta!!!- grita enfadado y dando golpes a la puerta- ¡¡¡A mi nadie me cierra la puerta en la cara cuando estoy hablando!!!
- ¿En serio? Pues no lo parece.- digo haciendo un esfuerzo por no reírme de su rabieta.
Al decirle esto, Harry se enfada más aun y empieza a dar golpes más fuertes.
- ¿Que haces dando golpes a mi puerta?- oigo que dice Zayn desde fuera. Parece que ya ha llegado, así que voy a abrir. Veo que ha venido con Ainhoa.
- Vete de aquí.- dice Zayn.
- Eso.- decimos Ainhoa y yo a la vez.
Harry se da la vuelta y se va enfadado.
- ¿Qué quería?- me pregunta Zayn.
- No sé, según él, quería pedir disculpas.
- ¿Harry disculparse? Sí, ya, seguro.- dice Ainhoa.
- Bueno, que os parece si vamos a tomar algo y así os vais conociendo.- propone Zayn.
- De acuerdo.- dice Ainhoa.
- Me parece bien.- digo.- Pero, ¿os dejan salir del internado?
- Sólo los viernes por la tarde, los sábados y los domingos hasta las 18:00.- me explica Zayn.- Como hoy es jueves, vamos a ir a una cafetería que tenemos aquí dentro.
- Ah, vale.
Vamos a la cafetería, tal y como hemos decidido, nos sentamos, pedimos y estamos un rato charlando. Los dos son muy simpáticos, y parece que antes, cuandoZayn ha ido a ver a Ainhoa ya han arreglado lo que fuera que les pasaba, puesto que Zayn, parece bastante más animado que antes en la comida.
- Bueno,- digo finalmente- me tengo que ir que se me hace tarde.
- Vale, hasta mañana.- dice Zayn.
- Adiooos- dice Ainhoa.
- ¡Adiós!- digo dirigiéndome a la puerta.
Salgo y llamo a un taxi que me lleva a mi casa. Cuando llego no hay nadie. Entro a la cocina y veo que Sara me ha dejado un plato con pizza y una nota. Cojo la nota y la leo:

Hola Nuria, he tenido que volver a salir y tus padres han llamado diciendo que volverán tarde. Te dejo aquí la cena. No sé a qué hora volveré.
Buenas noches.


 

Sara   Como he comido algo con Zayn y Ainhoa, no tengo mucha hambre, así que dejo la pizza y me voy a mi habitación. Me pongo el pijama para estar más cómoda y me tumbo. Enciendo mi iPod para escuchar música y me quedo durmiendo.   ***   - ¡Nuria, despierta! Abro los ojos y lo que veo no es normal. Generalmente me despierta mi madre, pero hoy no, hoy es Sara la que lo hace. - ¿Y mi madre?- pregunto. - Hoy tus padres se han tenido que ir antes a hacer unas cosas, y yo me tengo que volver a ir. Tienes el desayuno encima de la mesa, ¿vale? ¿Cómo que se tiene que volver a ir? Esto no es normal. Sara no suele salir de casa, y de pronto, se pasa todo el día de ayer fuera, y hoy se tiene que volver a ir y, además temprano. Y mis padres siempre vuelven a las 20:00 y nunca se van antes de las 7:00. De repente todo el mundo está demasiado ocupado haciendo alguna cosa. Me temo que aquí está pasando algo y me lo quieren ocultar. - Sara,- digo para salir de dudas.- ¿qué es eso en lo que estáis todos tan ocupados? - Pues... Eh... Bueno... En nada, ¿por qué lo preguntas? Sospechas confirmadas. Sara es una pésima mentirosa. - ¿Qué me ocultáis? - Vale, a ver... La verdad es que no te lo puedo decir.- dice con rostro apenado.- Pro no tardarás en saberlo. Por el tono en que lo ha dicho, creo que prefiero no saberlo. - Em... Vale.- digo. - Bueno, me voy. Que pases un buen día. - Vale, gracias. Me levanto y cuando estoy lista me voy al instituto. Hoy a primera hora me toca física y química, no me apetece para nada. Cuando entro a clase veo a Niall que me hace señas para que vaya a sentarme con el. - Buenos días.- digo. - Hola, Nuria. Siento no haber ido ayer. - Tranquilo, no tienes que disculparte. - ¿Te apetece que vayamos esta tarde? - Ojalá, pero tengo que hacer el trabajo de historia con Harry. - Pues vaya, entonces me voy a aburrir como una ostra, porque Zayn me ha dicho que tiene cosas que hacer, y Ainhoa ha quedado para hacer un trabajo también. - Bueno, dame tu número y si acabo pronto te llamo, ¿vale? - Bieeeen, valee. - Jajajaja no te emociones, anda. Entonces entra el profesor y nos callamos. - Bueno,-dice- hoy vamos a hacer un experimento en el laboratorio. Poneos todos con vuestras parejas del trimestre pasado.
- Yo no tengo.- digo tímidamente.
- Bueno, pues ponte con Harry, él tampoco tiene.
¿Pero qué habré hecho yo para merecer esto?
- Chica, lo tuyo si que es mala suerte.- me dice Niall dándome una palmadita en la espalda.
- Lo sé Niall, lo sé. Bueno, te veo luego.
- Hola- le digo a Harry.- ¿Se te ha pasado ya el enfado, o vas a empezar a dar golpes otra vez?
- No tiene gracia.
- En realidad si que la tiene.
- No, no la tiene.
- Ya, lo que tú digas. Oye, estoy empezando a pensar que los profesores me tienen manía; ayer me pusieron en un trabajo contigo y me sentaron a tu lado en cuatro clases, y hoy otra vez.
- Pues yo no creo que sea por eso. ¿Quieres que te explique por qué lo hacen?
- A ver, sorpréndeme.
- Mira, YO soy irresistible y está claro que te mueres por estar conmigo. Los profesores se han dado cuenta y han pensado que como eres nueva van a hacerte un favor sentándote al lado de esta preciosidad.- dice señalándose a sí mismo.
- Oye, ¿tu te drogas o algo antes de venir a clase?
- Tú ríete todo lo que quieras, pero mi teoría ha dado en el clavo.
- Emm... Ya, claro.

El profesor explica paso por paso lo que vamos a hacer y después nos dice que probemos nosotros. A mitad de la práctica Harry y yo nos peleamos, y comoestamos demasiado ocupados chillándonos algo nos sale mal. De pronto, la probeta empieza a echar espuma y a desprender un olor muy poco agradable. Por suerte, parece ser que al profesor ya le había pasado esto alguna vez anterior y sabe cómo solucionarlo.

Después de esta clase me toca informática y biología, y después de estas dos clases, me voy a almorzar. Pillo a Niall entrando en la cafetería.
- ¡Ey, Niall!
- ¡Hola Nuria! No te había visto. Oye, vaya lío que habéis montado en física.
- Ya lo sé, eso olía fatal.
- Hola.- decimos a Ainhoa y Zayn que están ya sentados.
- Hoola.
- Vaya,- dice Zayn.- veo que llevas mi sudadera.
- Sí, es muy calentita.
Cuando llevamos unos diez minutos sentados, se nos acerca una chica de estatura media con el pelo marrón oscuro y ondulado.
- Ainhoa,- dice Niall.- ¿Por qué viene Bárbara hacia nuestra mesa?
- No sé, le dije que hoy me sentaría con vosotros.
- Hola.- dice Bárbara.
- Hola.- dice Ainhoa.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...