365 dias para tu fin



Zack vive solo en un pueblo perdido en el bosque, nunca sale de casa, no socializa con nadie, tan solo vive dia a dia esperando su inevitable muerte, porque la enfermedad que padece tan solo le da 1 año de vida como mucho, pero acontecimientos le haran aprovechar mejor el tiempo que le queda.

Si te gusta la historia.

Comenta o Comparte.
Deja algun mensaje en la caja de comentario, eso me ayudaria mucho para seguir adelante escribiendo esto, o bien compartelo con tus amistadas.

12Me gustan
6Comentarios
796Vistas
AA

5. Un chiste de mal gusto

Más tarde ese mismo día

 

Emily era como una niña en su modo de pensar, le encantaban los helados, tenía una colección de muñecas de toda su infancia y acostumbraba  jugar con los niños en la plaza, pero aparte de eso tenia mucho carisma, era muy buena para conversar, lo mas meritorio era que en ciertas ocasiones le sacaba una que otra carcajada a Zack, algo que no cualquiera podía lograr.

Mientras caminaban rumbo a la feria, seguían conversando.

 

-¿Recuerdas aquella ves que te observe tocando el piano? – le pregunta a Zack

-Si lo recuerdo, como costumbre entraste sin golpear la puerta, creo que por eso ahora dejo la puerta cerrada en las tardes

-No seas malo conmigo, tu sabes yo soy así – se adelanta unos cuantos pasos, se da media vuelta y se detiene en la calle - Además ¿para qué dejaste la puerta abierta si no quieres que nadie entre?

-Creo que me pillaste – se ríe un poco

-Viste te has vuelto a reír, creo que por hoy e cumplido mi misión.

-Siempre logras hacer que me ria. A todo esto ¿Por qué mencionaste lo del piano?

-Bueno, tú sabes que el próximo año me voy a casar con Edwin, así que quiero pedirte que toques el piano en la boda. Específicamente en la fiesta, después de la ceremonia – Emily comienza a entusiasmarse con la idea – seria lindo tenerte en el escenario interpretando alguna de tus composiciones

-Suena interesante, pero… ¿Crees que siga con vida cuando llegue la fecha de la boda?, no estoy seguro si llegare a esa fecha

-Los médicos dijeron que tenías un año y un par de meses de vida.

-Si, pero quizás cuando me acerque al año, ya no estaré tan bien como ahora. No lo se Emily, tengo que pensarlo

-Por favor piénsalo, te lo pido

-Todo dependerá de mi estado de salud, si tengo fuerzas, no dudare en tocar en tu fiesta de bodas. Aunque…

-¿Que?

-Voy a tener que cobrarte, creo que serán trecientos mil Drekels

-¡¿Tan caro?! , pero si somos amigos

-Si, pero además los necesito por adelantado, ya que tengo que comprar mi ataúd

 

Emily se enfada muchísimo con aquel intento de chiste, no duda ni un segundo en reprender a Zack.

 

-¡Pero que chiste más cruel! – se pone seria, cruza los brazos y comienza  a caminar lejos de Zack, este la sigue

-¿Te enojaste? – le pregunta a Emily

-Si me enoje – ella se detiene - ¿Por qué siempre haces esos chistes?, es bastante difícil saber que no estarás en el futuro, ¿Crees que es fácil saber que morirás y no puedo hacer nada para impedirlo? – Emily pone rostro de tristeza, eso hacía que Zack se sintiera incomodo

-Solo trato de que el asunto de mi muerte no sea algo tan difícil de digerir

-Digas lo que digas a todos nos va a doler, no hace falta que me lo recuerdes, ni que hagas chistes con respecto a eso.

-Bien, no más chistes. ¿Contenta?

-Mmm…, no es suficiente. ¡Mira.., un caballero vendiendo helados!, ¡Cómprame uno!, ¡es una orden!

-Supongo que debo hacerlo

 

Continuaron caminando, finalmente llegaron a la feria. Allí se encontraba Edwin el novio de Emily, quien los estuvo esperando toda la tarde. Al encontrarlos el saluda a ambos.

 

-¿Cómo estas Zack? – le pregunta Edwin

-Bastante bien para tener un pie en la tumba – Emily le pega una mirada amenazante – mejor entremos a la feria – los tres van a recorrer los distintos puestos del lugar

 

Edwin, es un chico bastante normal, conoció a Emily y a Zack cuando eran muy pequeños. Edwin siempre le pregunto a Zack la razón por la cual nunca se fijo en Emily, este siempre le contestaba que era como salir con una hermana. Al final el tiempo quiso que Edwin y Emily se llevaran mejor hasta que finalmente ambos terminaron siendo novios.

Edwin y Emily han sido el soporte de Zack desde que él perdió a toda su familia. Además de eso fueron ellos los que le encontraron tendido en medio del bosque dos años después de su partida, y lo cuidaron hasta que sanaron sus heridas. Ellos siempre se preocupan por Zack, tienen planeado que asista a la boda el próximo año, aunque eso es relativo ya que la enfermedad podría decir otra cosa.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...