365 dias para tu fin



Zack vive solo en un pueblo perdido en el bosque, nunca sale de casa, no socializa con nadie, tan solo vive dia a dia esperando su inevitable muerte, porque la enfermedad que padece tan solo le da 1 año de vida como mucho, pero acontecimientos le haran aprovechar mejor el tiempo que le queda.

Si te gusta la historia.

Comenta o Comparte.
Deja algun mensaje en la caja de comentario, eso me ayudaria mucho para seguir adelante escribiendo esto, o bien compartelo con tus amistadas.

12Me gustan
6Comentarios
803Vistas
AA

13. Ser o no ser basura

Dia 338 de 364 de Vida (Año I)

 

Había mucha gente en la plaza, muchos jóvenes y también se encontraban señoritas que decidieron ir de voluntarias. Zack se acerca a un oficial, le pregunta en donde debería presentarse, le indican una tienda de campaña que se encontraba cerca de allí. Una gran fila salía de la tienda, Zack se forma para esperar su turno, había tanta gente que fácilmente podía escuchar lo que las demás personas hablaban “no quiero estar aquí”, “quiero irme a casa”, “¿Por qué me obligan a pelear?”, “estoy en contra de todo esto”, “debo servir a mi país”, “hermano te vengare”, “lo daré todo por proteger a mi patria”.

La fila avanzaba muy lentamente, pasaban las horas y Zack aun seguía allí esperando su turno, en las demás filas la gente iba y venia, todo era un condenado aburrimiento.

El tipo que venia delante de Zack era un muchacho bastante joven, se notaba que no quería ir a la guerra, pronto llego su turno y un agente del CMP reviso al joven, una ves terminada la revisión Zack pudo notar como se dibujaba una cara de tristeza en el rostro del muchacho al salir de la tienda, para su desgracia estaba apto para el servicio. Mientras el chico se iba de allí, un oficial llama a Zack, era su turno y debía ir a revisión.

Dentro de la tienda había un tipo sentado en un improvisado escritorio, estaba todo lleno de papeles, era un gran desorden, pero dentro de ese desorden el tipo se manejaba bastante bien. Esta persona mira a Zack y le hace llenar un formulario con sus datos, luego le indica otra sección de la tienda en donde un miembro del CMP lo comienza a examinar. Esta persona le pide que se saque la ropa y se acueste en una camilla, lo examina dando un contundente resultado.

 

-Te salvaste muchacho, puedes regresar a tu casa – el tipo comienza a llenar un formulario que deshabilitaba a Zack para cualquier servicio militar - Aparentemente tu poder mágico o espiritual decae gradualmente. Si ocupas mucha magia es probable que mueras. Además  tienes un artefacto que te permite vivir un poco mas, mejor ve a tu pueblo y disfruta tu vida.

-Gracias. Supongo que la guerra termino para mi.

-Tienes razón, pero aun no termina para todos. Ya vete, tengo mucha gente que revisar – el sujeto se dispone a recibir al siguiente posible recluta

 

Zack recoge sus cosas y se va con una sonrisa en la cara, ya era un hecho de que se volvía a casa, allí terminaría sus días de manera tranquila, por lo menos todo saldría bien en estos últimos meses de vida.

Mientras él caminaba vio un puesto de frutas, allí decidió detenerse parar comer algo liviano. Zack compro una bolsa llena de manzanas, le dio el pago al caballero y al dar la media vuelta choca contra otra persona, lo que produce que todas las frutas caigan al suelo, Zack rápidamente se agacha para recogerlas, la otra persona trata de ayudarlo. Sin querer Amelie había chocado con Zack.

 

-Lo siento, fue mi culpa – le habla a Zack

-¿Amelie?, no te preocupes, yo recojo todo

-No, debo insistir, lo ayudare a usted con sus manzanas

 

Ambos recogieron todas las frutas del suelo,  Zack miro su bolsa, pensó en compartir aquellas manzanas.

 

-¿Esta ocupada?

-Bueno…, yo…, me parece que no

-¿Parece que no?

-Ósea, bueno.., no tengo nada que hacer – ella miraba en todas direcciones tratando de esquivar la mirada de Zack - ¿Qué tiene en mente?

-Estoy pensando en recorrer la ciudad un rato, si no tiene nada que hacer, ¿Me acompañaría?

Amelie había mostrado cierto interés en Zack, ciertamente él llamo su atención desde el momento en que había entrado al restaurante.

 

-Me encantaría – ella sonríe

 

Zack saca una manzana de su bolsa y se la da, ella la acepta de muy buena manera.

En Metfis hay un arrollo que pasa en medio de la ciudad y desemboca en el mar dividiéndola en dos mitades, en ciertos puntos hay puentes muy bien decorados bajo los cuales fluye el arroyo, Amelie decidió llevar a Zack a uno de aquellos puentes.

 

-Este puente luce muy bien – exclama Zack

-Tienen más de cien años – Amelie parecía muy entusiasmada - además son un elemento decorativo de la ciudad, son muy hermosos

 

El viento sacudía suavemente las ropas de Amelie, eso no pasaba desapercibido para Zack, por un momento él pensó en volver algún día a Metfis a visitarla, quizás seria la ultima amiga que él hiciese antes de morir.

 

-¿Qué piensas? – Le pregunta Amelie – te has quedado en silencio durante mucho tiempo

-Te diste cuenta – Zack saca una manzana de su bolsa – no es nada, solo estaba pensando en ciertas cosas – come su manzana

-¿Problemas en casa?

-Algo así, estoy pensando en como administrar mí tiempo de ahora en adelante, ya que no fui aceptado en el ejército

-Es bueno escuchar eso, deberías sentirte afortunado, podría preguntarte  ¿Por qué no te aceptaron?

-Digamos que estoy enfermo y seria un lastre para los soldados

-¿Es grave tu condición?

-No, solo debo cuidarme bien, nada de que preocuparse – Zack mintió, pensó que no debía contarle toda la historia de su vida a una señorita que recién venia conociendo

-Eres muy callado, incluso mas que yo – ella saca otra manzana de la bolsa y la come – puedo ver que me mientes – ella habla con la boca llena

-¿Cómo sabes que te miento?

-Tu mirada, los gestos que haces con las manos, ellos llaman mucho mi atención, me fijo mucho en esas cosas – luego añade - si estas muy enfermo, lo mejor es que te cuides – Amelie le sonríe a Zack y termina de comer su manzana

 

Ella busca unas piedras, las comienza a arrojar al arroyo.

La cercanía con la muerte ha hecho que Zack dude siempre al momento de iniciar algún tipo de relación con alguien, él piensa que mientras menos personas lo conozcan, menos gente se pondrá triste con su partida. ¿Ustedes que piensan de aquella actitud?

 

-Ya es muy tarde, debo irme. ¿Pasara a comer mañana? – pregunta Amelie

-Creo que iré antes de volver a mi ciudad mañana

-Que triste, pensé que se quedaría más días

-Ahora que lo pienso, no es mala idea

-Yo podría enseñarle la ciudad, hay muchos lugares que podríamos visitar

-Creo que lo pensare

 

Amelie se retiro, no sin antes darle un beso de despedida en la mejilla a Zack.

Comenzaba a atardecer, Zack buscaba algún lugar donde pasar la noche cuando se encuentra con Hackett, este lo saluda y habla con él.

 

-Hola Zack,  ¿Cómo estas?

-Bien, no tengo que ir a pelear – sonríe – creo que aprovechare de ver a “The Hawks”, pero antes necesito encontrar algún lugar donde pasar la noche, y tu ¿Cómo estas?

-Bien, pero fui reclutado y me voy mañana en la mañana. En todo caso yo sabia que pasaría – se pone pensar – creo que yo también alcanzo a ir al concierto.

-¿Vamos?, luego busco donde quedarme a dormir – exclama Zack

-Parece que no tengo dinero

-Yo te pago la entrada, supongo que es lo menos que puedo hacer por alguien que va a dar su vida por el rey

-Es cierto, voy a la guerra, pero no pienso dar mi vida. Mi lema es “Trata de sobrevivir como sea”

-Es un buen lema

 

Hackett y Zack caminaron hasta llegar a un restaurant, preguntaron si “The Hawks” tocaban ese día, el dueño del lugar les dijo que estaban tocando en el sótano del restaurant, Zack pago las entradas y bajaron al lugar. Allí había mucha gente, el lugar era bastante espacioso, pero con tantas personas apenas se podía respirar ya que el aire estaba muy pesado.

La banda toco varias canciones propias más algunos temas de otros grupos, pasaron un par de horas, hubo un pequeño descanso para que la banda comiera y bebiera algo. Hackett le dice a Zack que lo acompañe a saludar a alguien. Allí habla con el baterista, al parecer eran amigos de la infancia.

Mientras Hackett conversaba con el baterista, se escucha una sirena que cada ves se hace más y más fuerte, unos segundos después baja el dueño del local, les dice a todos que la sirena de emergencia esta sonando, todos deben ir a los refugios, después se escucha un gran rugido.

 

-¿Escuchaste eso Zack?

-Sí, lo escuche muy claramente

 

Acto seguido una gran bola de fuego impacta contra el restaurant matando a todas las personas que se encontraban en el primer piso y a parte de la gente del sótano que se encontraba cerca de las escaleras, el dueño del lugar muere. Zack y Hackett que se encontraban conversando con la banda al final del sótano no reciben daño alguno, pero producto de las llamas, todo el lugar comienza a arder.

El bajista de la banda les indica a todos una salida que iba desde el sótano hacia un callejón, la gente comienza a atropellarse para salir, no había orden alguno, de nada servían los muchos simulacros y ensayos, cuando tu vida esta en peligro solo tu importas o al menos eso era lo que pensaban todas esas personas. Producto de la muchedumbre que escapaba Zack pierde de vista a Hackett quedando por su cuenta y no tenía idea hacia donde ir, él trataba de preguntar a la gente que pasaba a su lado “¿Dónde queda el refugio?”,  pero nadie le contestaba, allí cada cual salvaba su pellejo. Zack toma a un tipo por sus ropas.

 

-¡¿Dónde está el refugio?!

-¡Suéltame idiota! – golpea a Zack en el rostro y sale corriendo

-Eso dolió

 

Zack logra llegar al callejón, para darse cuenta que ahora Metfis era un autentico campo de batalla, hace un par de horas que ya había oscurecido, pero sin embargo las llamas que salían de muchos edificios hacían creer que todavía era de día.

Al mirar hacia el cielo Zack vio muchos pero muchos jinetes de dragón, sin duda alguna sobrevivir ese día  no seria para nada sencillo.

 

-¿Por qué tenia que suceder esto hoy? – se dice a si mismo – Solo estaría un solo día aquí, o quizás dos

 

Mucha gente estaba corriendo descontrolada por las calles principales, todos iban a los refugios, pero las bolas de fuego de los jinetes hacían muy difícil llegar a dichos lugares, Zack pensó en lo más lógico, trataría de llegar a la plaza, allí había muchos soldados, seguramente seria mas seguro, pero se iría por las calles secundarias y callejones para no ser presa fácil de los enemigos voladores.

Zack corría por los callejones, habían otras personas que igual habían pensado los mismo y estaban allí escondidos, había de todo, hombres, mujeres, niños, todos con miedo en sus ojos, nadie sabia lo que podría suceder. Zack ignoro a la  gente y siguió avanzando, pero pronto escucho un fuerte zumbido.

 

-¡Mis oídos! – Rápidamente se tapa las orejas con sus manos. Un jinete había ordenado a su dragón disparar una onda sónica contra un edificio, este cae en pedazos

 

 Esta edificación se derrumba cortándole el paso, su única salida era ir por la calle principal y ser presa de los dragones o bien quedarse allí y esperar que de alguna manera todo se arreglase naturalmente. Unos segundos después todos los edificios cercanos comienzan a derrumbarse y no tiene mas opción que salir a la calle principal, él se pone a pensar.

 

-Si salgo a la calle lo mas probable es que me vean los dragones, será mejor que me prepare.

 

Zack arroja su capucha y se pone en posición de combate, saca su libro y lo deja levitando con su poder oscuro, también deja levitando su espada para ocuparla en caso de ser necesaria, luego cuenta hasta tres y sale a correr, pero se tropieza con el cuerpo de un tipo.

 

-Esto no es una buena señal – Zack se levanta del piso y mira la cara de sujeto muerto que había sido aplastado por unos escombros, era el sujeto que lo golpeo – Quizás no fuiste un tipo muy amable, pero igual no te merecías esto

 

Vuelve a correr por la calle principal rumbo a la plaza de Metfis en donde supuestamente seria mas seguro. Al salir escucha como una bola de fuego impacta el callejón en donde estaba, toda la gente que allí quedo murió por la explosión o por los edificios que cayeron, nadie quedo vivo.

 

-¡Me salve por poco! - pensó

 

Correr era la única opción, llegar hasta la plaza la meta, entrar al refugio la recompensa, era lo único que Zack tenía en su mente. Mientras corría por la calle principal, él escucha un grito de ayuda, se detiene, mira hacia todos lados y ve a una muchacha muy joven, no se podía mover ya que tenia una viga sobre sus dos piernas, a su lado yacía su novio muerto, la joven lo mira le pide que la saque de allí.

 

-¡¿Qué haces allí mirando?! ¡Sácame de aquí! – Le grita – no puedo moverme, por favor ayúdame – la chica llora desconsoladamente

 

Todo era un verdadero problema, ya que si la sacaba lo mas probable es que ella no pudiese caminar y él tendría se llevarla cargando lo que lo haría un blanco fácil para los dragones. Zack duda durante unos segundos.

 

-¿La ayudo?, ¿No la ayudo?, ¿Qué hago? – se repetía esas palabras incontables veces en su mente

 

Él no se decidía, pero cuando comienza a acercarse para ayudar, un gran dragón con su jinete descienden y se comen a la muchacha, la duda de Zack había acabado por matar a la joven o ¿acaso daba igual?, ¿Acaso es mejor que muera uno a que mueran los dos?, el caso fue que gracias a la muerte de la muchacha, Zack lograr alejarse del jinete, pero este no se daría por satisfecho y ordena a su creatura arrojar una gran bola de fuego.

 

-Mierda esa chica murió por mi culpa. Si tan solo no hubiese dudado tanto – se repetían esas frases su mente

 

Zack corría por su vida, a su alrededor todo corría en cámara lenta, dragones lanzando fuego a todo lo que se movía, civiles huyendo o siendo devorados o quemados, soldados repeliendo la amenaza o muriendo en su deber, todo era un caos, los gritos de dolor pasaron a ser algo normal durante esas horas, nadie pudo pensar que aquel día seria tan trágico. Sin darse cuenta llega a la plaza, pero no había ni rastro de los soldados que estaban allí, luego mira atrás suyo y una gran bola de fuego esta a punto de impactarlo, así que trata de aguantar el impacto creando una esfera de gravedad alredor suyo, lo cual le sirve para que el ataque no lo queme, pero igualmente lo arroja muy lejos.

Debido a la enfermedad de Zack, cada ves que usa magia se cansa mucho más que una persona normal, y concentrarse para  crear un escudo lo suficientemente fuerte para evitar el fuego lo deja exhausto.

 

Enciclopedia:

 

Con respecto a los estilos de combate, el tipo oscuridad  tiene entre una de sus habilidades básicas controlar la fuerza de gravedad que rodea los objetos, la manipulación de esta fuerza le permite crear ondas que atraen objetos o los repelen, también son capaces de crear fuertes escudos defensivos.

 

Fin Extracto.

 

La plaza ardía en llamas, los soldados sobrevivientes ya habían pedido refuerzos, pero estos demorarían unos minutos o un par de horas en llegar, había que aguantar lo suficiente.

El jinete había dado por muerto a Zack, quien yacía bajo una pila de basura mal oliente. Pero el dragón tenía hambre y su jinete preocupado de su bienestar busca algo que darle de comer, algún bocado delicioso de carne humana que dejase satisfecho a su animal, así que comienza a recorrer la plaza,  mira el restaurant de Fred, inmediatamente se dirige allí, Zack que se encontraba debajo de la basura mira como el dragón mete su cabeza para tratar de comerse a la gente que estaba dentro del lugar. Antes ya había estado en la misma situación, ayudar a alguien poniendo en peligro tu vida, quizás mueran todos, quizás su ayuda no sirva de nada y él igual perezca, quizás es mejor ser un cobarde y permanecer escondido. ¿Bienestar individual o sacrificio por los demás?

Zack se encontraba lo suficientemente cerca para ver como el dragón intentaba comerse a la gente, una persona que estaba allí es tomada por un pie y el dragón se lo come, dentro del local Fred, su señora, sus dos hijos y su hija seguían vivos, pero era cuestión de tiempo para que fueran comida de dragón.

Zack no sabia que hacer.

 

-¿Los salvo?

-Tengo que sobrevivir

-Tengo que volver a casa, si muero nose que le pasaría a Emily

-Pero moriré de igual manera pasado un año, estoy jodidamente condenado

-Moriré como un cobarde, recordare este día y me arrepentiré de lo que no hice

 

Mientras trataba de decidirse, el dragón mete su hocico dentro del restaurante para sacar otro bocado, la bestia tenía arrinconada a Amelie dentro del local, era cuestión de tiempo para que ella fuera el almuerzo de la bestia. Zack aun no sabia si actuar.

 

-Nunca ayude a nadie, siempre pensé en mismo

-Me lo reprochare el resto de mi vida

-Mierda, deje morir a esa chica, no hice nada al respecto, quizás pude haberla salvado

-No quiero que eso pase de nuevo

 

Mientras esas frases inundaban su mente, él escucha un grito cuya vos le fue conocida.

 

-¡Auxilio!, ¡Papá ayúdame!, ¡No quiero morir! – gritaba Amelie

 

Zack escucha la voz de Amelie, repentinamente otros pensamientos reemplazaron las ideas anteriores.

 

-No, no volverá a pasar

-No importa si hoy muero

-Ya no me importa lo que me suceda

-Yo ya estoy condenado, lo mejor será que lo acepte de una vez

-Debo aceptarlo, solo soy un tipo con poco tiempo de vida, de por sí ya estoy muerto

 

Zack se levanta de entre la basura, con su energía oscura deja levitando su espada y su libro.

 

 

Enciclopedia

 

El estilo de magia utilizado por Zack es el no-elemental oscuridad, lo cual le permite controlar la fuerza de gravedad, él generalmente utiliza esta habilidad para levitar su espada cerca de el.

 

Fin Extracto

 

Zack corre hacia el animal, rápidamente toma su espada que levitaba a su lado y asienta un fuerte corte debajo del ala del dragón produciéndole mucho dolor. Este acto captura toda la atención del jinete, quien ordeno a la bestia comerse vivo a Zack.

Dentro del local, la esposa de Fred, puede ver a una persona tratando de esquivar las mordidas del dragón, le dice a su esposo “Ese joven, es aquel que se quedo dormido”, su marido responde “Parece que se va a sacrificar por nosotros, no tiene ninguna oportunidad”. Amelie lo ve y ruega que salga vivo.

Zack sabia que no podría esquivar las fauces del dragón por más tiempo, así que idea un plan para poder matarlo.

El jinete sujeta las riendas y ordena al dragón atacar a Zack, este rápidamente toma una gran bocanada de aire, y se concentra para ejecutar su mejor técnica de defensa, la cual consiste en crear una capa de gravedad sobre la piel, la capa es tan fuerte que nada puede pasar ni siquiera el aire y le da a Zack una apariencia parecida a una sombra, pero a consecuencia de ello el aire no puede pasar tampoco, solo puede mantener esta defensa por 1 minuto y 30 segundos, luego de eso tiene que respirar, pero si desase la defensa por un segundo, es hombre muerto.

 

1 minuto 30 segundos

 

El dragón toma a Zack en sus fauces y se hecha a volar. La creatura masticaba y masticaba, pero no podía romper el escudo, para Zack era imposible moverse, cada ves que trataba de alguna manera salir de la boca, recibía el impacto de una mordida.

 

1 minuto 20 segundos

 

Todo iba lentamente, Zack mira al suelo y ve como a  lo lejos llegan refuerzos aliados, pero esto era muy tarde para el. “¿Qué hago?” era lo que él se preguntaba. Una idea surgió en su mente.

 

1 minuto 10 segundos

 

Zack espera a que el dragón habrá el hocico para masticar y cuando lo hace rápidamente levita la espada con la punta hacia arriba hasta la boca de la bestia, el dragón masca y se entierra la espada, la cual atraviesa la mandíbula superior de la creatura, además hace que este suelte a Zack.  Utilizando la misma técnica que usa para mantener a sus objetos cerca de él, este la aplica sobre el dragón, pero como este es tan grande, produce que sea Zack el que se mantenga cerca. De esa manera esto le permite virtualmente caminar sobre la creatura sin temor a caerse.

 

1 minuto

 

Zack camina con cuidado desde el estomago del dragón hasta el lomo, allí el jinete ve asombrado como una extraña sombra se le acerca. Zack llama a su espada, esta sale del hocico del animal causándole gran dolor, posteriormente llega a su mano, se pone en posición de combate. El jinete se levanta de su montura y también se pone a caminar sobre el dragón, aparentemente algo hacia que el viento no se lo llevara.

 

-¡Mierda, él también puede caminar sin caerse del dragón! – pensó Zack con frustración

 

50 segundos

 

El jinete ataca a Zack con su espada, este lo bloquea con la suya, e intenta un contraataque, pero el jinete lo esquiva, el dragón trata de ayudar a su jinete tratando de hacer movimientos bruscos que desequilibraran a Zack, pero este esta demasiado sujeto con su técnica al dragón.

 

40 segundos

 

El jinete bloqueaba todos los ataques de Zack, este ya no tenia mucha energía para hacer mas magia, si el combate se extendía unos segundos mas, lo mas probable era que muriese al tener que volver a respirar.

 

30 segundos

 

El dragón en ese momento sobrevolaba el muelle a baja altura y se acercaba a uno de los barcos del ejército que aun seguían intactos.

Era el momento decisivo y Zack se la juega por el todo, deja su espada levitando y deja que el jinete le de un golpe con su espada, aunque el impacto no le hace daño de todas maneras lo deja arrodillado, pero Zack toma la espada del jinete con ambas manos, luego le transmite su técnica de protección que estaba usando hasta ese momento al jinete, el jinete se da cuenta que no puede respirar y se desespera arrojando su espada al vacío, posteriormente Zack con lo que le queda de energía aumenta mucho mas la fuerza del escudo triturando al jinete junto con su armadura, el esfuerzo mental lo deja medio muerto, con lo ultimo que le queda de conciencia levita su espada y la entierra nuevamente en la cabeza del dragón matándolo. La bestia comienza a caer, Zack se arroja al vacío cayendo sobre unas cajas de madera que se encontraban en uno de los barcos del ejercito, las cuales amortiguan la caída.

 

Minutos después

 

Al levantarse de entre todas aquellas cajas comienza a sentir mucho frío y se siente cada vez más débil.

 

-Hace frío – murmura Zack

-Tengo mucho frío

-¿Esta nevando? – podía tocar los copos de nieve con sus manos

 

Zack con mucho esfuerzo logra apartarse de las cajas, llega a un extremo del barco en donde había caído, allí pudo apreciar la ciudad, la cual estaba completamente congelada, ya en los cielos no quedaba ningún jinete de dragón, aparentemente todos habían sido derrotados.

Toda la ciudad estaba congelada, había muchos metros de nieve sobre Metfis. En las calles y flotando en el agua estaban muchos jinetes de dragón junto a sus bestias totalmente convertidos en bloques de hielo, era una visión un tanto extraña pero por lo menos la paz había vuelto a la ciudad.

-Tengo que largarme de aquí – pensaba Zack

 

Pronto un fuerte dolor le invade, se da cuenta que tiene una gran herida en la parte baja del estómago.

 

-Pensé que el escudo me había salvado - cae arrodillado y se desmaya. Mientras perdía el conocimiento se decía a si mismo.

 

-¿Por qué rayos no me quede en la basura?

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...