Algunas Pesadillas No Mienten

Si ya abriste esta movella, por favor lee por lo menos el primer capitulo y deja tu comentario sobre tu opinión
graicas <3

10Me gustan
5Comentarios
574Vistas
AA

1. Vuelven las Pesadillas

   Fuego, fuego y nada mas que fuego. Yo me encontraba llorando desesperadamente en los brazos de un hombre extraño. Tenia toda la cara quemada y con cicatrices. El fuego cada vez nos envolvía mas. Yo solo tenia un año de edad, no sabia que hacer, ya casi me quedaba sin aire. El hombre gritaba. Gritaba algo que yo no podía entender. Luego, encontró una salida y me sacó de esa estación llena de humo. Me dejó en el piso, sola, y se alejó, con un poco de tristeza en su cara. De repente... desperté.
   Mi perrita, Cassie, está junto a mi cama, ladrándome. Ella es como una alarma para que me despierte a la mañana. Tiene casi la misma edad que yo; 14 años. Puede sonar que ya esta vieja, pero tiene el mismo espíritu que cuando tenia 3 años. Sus pequeños y cansados ojos marrones me miran fijamente. La puerta se abre y mi abuela entra a la habitación con mi desayuno en una bandeja.
   -Buen día querida Sofi- dice apoyando la bandeja en mis piernas.
   -No creo que sea tan bueno, Ana.
   - No me digas que que tuviste una pesadilla de nuevo.
   - Si no te lo digo estaría mintiendo.
   -Bueno, no te preocupes.
   - ¿Que no me preocupe? Ya pasaron 13 años y sigo teniendo pesadillas de ese estúpido incendio. A demás, ni siquiera se que es lo que paso en verdad.
   - No tienes que sabes que sucedió, lo importante es que tu estas viva.
   - Pero mis padres no lo están. Y me gustaría saber porque ellos murieron si eran mas grandes y fuertes que yo, y yo soy la que vivió. Y no solo se trata de mis padres, si no que nadie sobrevivió y supongo que todos eran mayores que yo.- no siempre mis pesadillas eran ciertas, tal vez el hombre que me había sacado volvió a rescatar mas personas y murió en el intento.
   - Bueno, ahora come lo que te traje y prepárate para la escuela. Mili viene en 20 minutos- dice después de un largo suspiro.
   Agarro la taza de leche y me la tomo. Luego, algunas galletas y dejo la bandeja en mi mesa de luz. Salgo de la cama. Voy al baño y me lavo la cara. Abro mi placar y elijo mi ropa; una remera básica blanca y unos jeans azules. Me cambio y me lavo los dientes. Me pongo unas zapatillas y escucho que alguien llama a la puerta: Mili. Bajo las escaleras rápido y abro la puerta. Ahí esta mi mejor amiga, con su pelo negro y eterno atado en una colita, y con sus ojos azules bien brillantes.
   - Hola Sofi, como es..que le paso a tu pelo?
   - Mi pelo? Ah nada, solo me falta peinarme.
   - Pero tu nunca te despeinas tanto a menos que... hay no, pesadillas de nuevo?

   - Si.
   - Bueno, por lo menos tienes mas ideas para completar el rompecabezas de lo que paso. Llevas tu libro?
   Al decir eso, subo rápido a mi cuarto, me peino y agarro el libro. Lo meto en mi bolso con mis útiles. Este libro del que hablo es un anotador ( o un diario intimo) en donde escribo todas las pesadillas que sueño para ver mas o menos que es lo que paso, aunque hay partes que tal vez no sean verdad, eso nunca lo supe. Es un anotador normal y corriente, con una foto de mi familia en la tapa. Nadie sospecha lo que hay dentro, solo resúmenes del colegio o cosas así. Lo llevo a todos lados para no perderle.
   Bajo las escaleras, me despido de Ana y subimos al volvo de Mili. El viaje a la escuela es corto,  la cabeza me comienza a doler.

   A penas llegamos, suena el timbre y vamos corriendo a clase de Historia, por suerte el profesor todavía no llega. Los únicos lugares que nos quedan son al frente; los peores. Un minuto después de sentarnos, entra el Sr. Pensansk... y junto a él, un chico. Es alto, musculoso y sus ojos verdes brillan el doble  de los de Mili. Su pelo es rubio y despeinado, justo como me gusta a mi.
    - Este es su nuevo compañero Pedro Seslid. - lo presenta el profesor.
   Pedro se sienta en el banco junto al mío, y me sonríe. Su sonrisa es tan linda que hace erizar mis cabellos castaños. Rápidamente aparto la vista de sus ojos y miro a Mili. Ella esta tan impresionada como yo. El Señor Pensanski comienza su clase, más aburrida de los normal, pero tengo algo, alguien para distraerme. Mi cabeza cada vez duele mas. Ya me pasó una vez, hace 5 años, que el dolor se debe a que tengo una 'visión del pasado' o algo por el estilo. Espero que hoy no sea, o que no sea en clase porque si no , voy a hacer el ridículo en frente de Pedro. Faltan 5 minutos para el recreo, tal vez aguante. 

   Sobrevivo a esos 5 minutos y corro a la biblioteca  Ahí estoy mas tranquila, pero el dolor no pasa. De repente, me acuerdo del libro. Voy corriendo a la clase, lo busco por todos lados, pero no esta. Busco a Mili. Tampoco aparece. Busco en mi mochila. Nada. En mi banco. Nada. En el piso. Nada. En el pasillo. Nada. El dolor de cabeza se hace mas fuerte. Siento una punzada, aun mas dolorosa, en la sien. Imágenes del pasado aparecen en mi cabeza. El mismo lugar, el mismo fuego, la misma presión, la misma desesperación. Yo veía a un hombre parado cerca mío. Tenía algo en la mano, algo pequeño pero poderoso: un encendedor. Éste tenía algo escrito, y si vi bien eran dos letras; CV. 
  

 

   

 

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...