Algunas Pesadillas No Mienten

Si ya abriste esta movella, por favor lee por lo menos el primer capitulo y deja tu comentario sobre tu opinión
graicas <3

10Me gustan
5Comentarios
571Vistas
AA

2. Otro Sobreviviente

   El timbre para volver a clase me despierta de mi ensoñación. El libro sigue desaparecido. Me toca ir a la clase de Matemáticas, por suerte, Mili también esa en esa clase. Agarro mi mochila y voy. Mili me espera en la puerta. Se veía preocupada y enojada al mismo tiempo. Entramos y elegimos los asientos del fondo.
   - ¿En donde estabas?- pregunto yo.
   - Buscándote.
   - Pues no te fijaste en la biblioteca porque yo estaba ahí, y no sabes lo que me pasó.
   - Entonces cuéntame que te pasó.
   - Mira, yo fui a la biblioteca porque tenía miedo de tener otra 'visión'. Pero cuando llegue ahí me di cuenta de que no tenía el libro.Fui corriendo a la clase de Historia y busque por todos lados y no estaba.
   - ¿Perdiste el libro?¿Y que vas a hacer ahora?
   - Espera, todavía no terminé. Mientras lo buscaba, la cabeza me dolía cada vez más, y...
   - Una visión..!? ¿Qué viste?
   - Si, una visión. Yo estaba en el piso, y parado junto a mi había un hombre. Tenía algo en la mano, un encendedor.
   - ¿Un encendedor? Eso significa que no fue un accidente...
   - Exacto. Pero no es todo. El encendedor tenía algo escrito, dos letras; CV.
   - ¿CV? ¿Que puede significar eso? ¿Un código? ¿Las iniciales de alguien?
   La profesora Stinson entra e interrumpe nuestra conversación. Otra vez su clase aburrida de los ángulos, polígonos y todas esas cosas que son imposibles de entender para mí. El tiempo pasa rápido y llega la hora de ir a casa. El libro sigue en manos de un desconocido, o peor, en la basura. 

   La madre de Mili, Jose, me lleva a mi casa. Lego y me despido de mi amiga. Entro a la casa y mi abuela me recibe con un rico té. Lo tomo y luego subo a mi habitación. Agarro un papel y una birome y escribo las letras CV, para no olvidarles. Pienso en el libro. Cualquiera podría estar leyendo mi historia en este momento, y tal vez nunca lo devuelva. De repente, Ana toca la puerta, y yo la dejo pasar.
   Algo muy extraño pasa; alguien me envío una carta. Sorprendida, le agradezco a mi abuela y ella deja la habitación. Abro la carta lentamente. Esto era extremadamente raro. En estas épocas nadie manda cartas, y es imposible que yo tenga una admirador secreto. Por suerte, no lo tengo. La carta decía:

   Querida señorita Ventril,

 Tú no sabes quien soy en verdad, pero yo se quién eres tú. Me conoces, pero no sabes que estoy aquí. Yo conocía muy bien a tus padres. Si te sirve de ayuda, fui a la escuela con ellos, la misma escuela en la que estudias tú. También  sé que no fuiste la única que sobrevivió al incendio de la estación de trenes, hace 13 años; yo también sobreviví. Tienes que confiar más en tus visiones y pesadillas, nunca mienten.
  No estés asustada. Sé que sabes que nunca te haría daño, y es cierto. Solo necesitas saber la verdad.
  Con amor,
  CV.

   CV. Son iniciales. Estoy 100% segura de que se refiere a las mismas letras, es decir, las iniciales de esta persona. Esta persona comenzó el incendio, y ahora dice que no me haría daño. Pero, es raro que nadie lo haya visto salir... excepto yo. Dijo que mis pesadillas no mienten, eso quiere decir que él fue el hombre que me sacó y se alejó. ¿Pero por qué salvarme si comenzó un incendio? Hubiera dejado todo como estaba y todos eran felices. Pero no. CV prefirió que todos se mueran, menos nosotros dos y que yo tenga una triste vida sin mis padres preguntándome todo el tiempo que les pasó. 
   Pienso en Mili y decido llamarla. Agarro mi celular y marco rápido su número. Atiende. Le cuento literalmente TODO, y nos quedamos hablando del nombre con las iniciales CV. Lo unico que me venía a la mente era Ventril, mi apellido, pero mi papá no tenía hermanos. A Mili se le ocurre una idea genial. A la mañana podríamos ir más temprano al colegio, y pedirle a la preceptora el anuario en el  que aparecen mis padres, que seguro que este hombre también esté. Entonces nos ponemos de acuerdo y yo paso por su casa 20 minutos antes de lo normal.
   Esta noche no quiero comer la cena. No tengo hambre. Ana esta preocupada pero le digo que solo tuve un mal día y estoy cansada, que no es mentira. Me voy a la cama temprano, ya que mañana me tengo que levantar antes. 

   

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...