Encantador y doloroso, amor

La vida de Adeline era bastante perfecta, logro un intercambio desde su pais natal USA hasta Londres allí conocio a quien seria el amor de su vida y tambien su mayor dolor. Un dia su mundo subio a las estrellas y al otro decayo hacia los infiernos. Acompaña a Adeline a descubrir que fue de su ser amado, por que el sigue apareciendo en su mente como un fantasma, ¿Porque se siente tan sola? si el solo fue... un amor mas.

2Me gustan
2Comentarios
1407Vistas
AA

10. quiero mi ¿Por qué?

 

Desperté con el ruido de las llaves en la puerta delantera de la casa y me sobresalte al ver que ya era tarde. ‘Marco no está despierto ni cambiado y ya es tarde, van a matarme’. Me cambie rápidamente y estaba corriendo al cuarto de Marco cuando mi madre me vio. ‘Espera’ me dijo despacio ‘Hay alguien abajo que quiere hablar contigo’ supuse que mi madre iba a retarme por no haber ‘cuidado bien’ a mi hermanito pero no fue así, lucia muy seria y me dijo que la siguiera, baje lentamente las escaleras tratando de ver quien estaba en el hall pero no logra ver nada. Mi madre me hizo una seña para que me apurara y al bajar vi a dos hombres uniformados que no mostraban ningún signo de amistad en su rostro. Estaba a punto de preguntar si había sucedido algo cuando note que ellos no traían el uniforme policial de mi estado, más bien, no tenían un uniforme Americano, era más bien… Inglés.

 

-Y entonces cuando fue la última vez que viste a Harry? – Pregunto el oficial más pequeño y el que parecía menos amenazante. Las preguntas me estaban volviendo loca, ya había respondido varias preguntas acerca de la muerte de Harry estando en Inglaterra, y esta era una de ellas.

Mire a mis padres y luego gire mi rostro hacia los policías -Por que siguen preguntándome esto? Ya se los eh dicho miles de veces! –

-Lo sentimos mucho, pero estas son preguntas para otra investigación-

-Cual!?-

Ellos parecían dudar, se miraron  entre si y levantaron lentamente la vista hacia a mi - Lo lamento pero no podemos decirle –

Cerré mi puño para canalizar mi enojo y no soltarlo y comenzar a hablar gritando. Las venas de mi mano comenzaban a marcarse – Entonces lo siento pero yo no contestare sus preguntas – Respire profundo y luego me levante y subí arriba. Escuche a mis padres decir que lo sentían pero no podían obligarme a hablar y mi padre comenzó a hablar acerca de un permiso que ellos debían tener para interrogar a un menor y las leyes Estadounidenses y un montón de cosas más que preferí no escuchar. Estaba a punto de encerrarme en mi cuarto cuando vi a Marco ir hacia la escalera en puntitas de pie. Me acerque de apoco y al verme retrocedió hacia su habitación.

-Por qué te hacían preguntas?-

-No estoy segura, pero mejor no bajes, si?-  El asintió y nos quedamos en su habitación jugando un rato hasta que la puerta de mi casa se abrió y luego se volvió a cerrar, señal de que los oficiales ya no estaban allí. Baje de la mano con Marco y mi madre me miraba con cara de decepción, ‘no hablare si no hay un por que’ le dije al pasar.

Me acerque a la heladera y comencé a sacar los macarrones con queso que había hecho al mediodía pero mi madre me tomo de la mano y me dijo ‘basta’ bruscamente me solté y me quede mirándola a los ojos.

-No tienes idea de nada, no voy a hablar con estos tipos, ya hable con muchos oficiales no me interesa hablar sobre eso de nuevo-

-Pero esto es para otra investigación, y quieras o no vas a cooperar porque quiero que esto se termine, estoy cansada de todo es te asunto de ‘Harry’ ni siquiera se quién era ese muchacho y tengo que soportar su pos muerte. – No podía creer lo que ella había dicho, subí las escaleras corriendo y al entrar a mi habitación me abalance sobre los cajones buscando ropa, saque blusas, jeans, zapatillas, maquillaje, y dinero, todo lo que necesitaba, cuando tuve todo listo lo metí en mi bolso y me lo cargue en el hombro. Las escaleras me parecieron un tobogán, las baje muy rápido, y al llegar a la puerta vi como nadie se interesaba en lo que yo estaba haciendo hasta que mi madre me grito algo que no escuche bien. Tome la manecilla y  me vi parada en la vereda de mi casa, no mi hogar, mi ‘casa’. Ese lugar era frio y nadie me comprendía, no me interesaba a donde iba a ir pero quería salir de ahí, no era mi hogar. Mire la puerta y vi como mi madre y mi padre corrían a ella, no me importo. No sabía bien lo que hacía solo sé que mis pies avanzaban sin que yo les dijera que lo hicieran, estaba cruzando la calle cuando escuche un grito agudo me llamo la atención, era Marco, me había olvidado de lo que el sufriría, voltee a verlo pensando en que le diría, y que tal vez esto de irme no era una buena idea. Lo mire a los ojos y en el vi miedo luego la mano de mi madre se posiciono sobre ellos mientras todos comenzaban a estirar sus brazos hacia mí, no entendía que sucedía hasta que voltee y vi dos luces gigantescas acercarse a mí a una velocidad que nunca imagine. Después de eso, solo recuerdo haber sentido un fuerte dolor.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...