Encantador y doloroso, amor

La vida de Adeline era bastante perfecta, logro un intercambio desde su pais natal USA hasta Londres allí conocio a quien seria el amor de su vida y tambien su mayor dolor. Un dia su mundo subio a las estrellas y al otro decayo hacia los infiernos. Acompaña a Adeline a descubrir que fue de su ser amado, por que el sigue apareciendo en su mente como un fantasma, ¿Porque se siente tan sola? si el solo fue... un amor mas.

2Me gustan
2Comentarios
1366Vistas
AA

6. Preguntas, por que nunca las hice?

 

La noche llego y de nuevo me sentí totalmente absorbida por ella. El haber visto a Harry hizo que volvieran las pesadillas que tuve en las semanas siguientes al día en el que lo enterramos. Desperté en medio de la noche gritando fuerte y al abrir los ojos volvió a estar allí, todo de blanco mirándome fijo con sus ojos verdes que parecían brillar, y esas ropas que lo destacaban en la oscuridad, esta vez no dijo nada, fui yo la que hablo, no soportaba verlo ahí, me sentía atrapada, tenía miedo, no sabía que significaba y sobre todo, no sabía si esta ves volvería a soportar uno de sus comentarios.

Tome fuerte mi sabana con las manos y me senté en la cama aun presionando mis puños-¿Qué eres? ¿Eres un fantasma o mi imaginación? Te extraño demasiado Harry por favor no me hagas esto- El se acercó lentamente a mí y se sentó a mi lado, luego sonrió pero no dijo nada simplemente me toco el rostro y me miro con pasión luego desapareció lentamente. – ¡Harry!-

-¡Hija! ¿Qué sucede?- Mi madre estaba frente a la cama cuando abrí mis ojos. Tenía mis manos enredadas en las sabanas y según ella no paraba de gritar ‘Harry’-

-Lo, yo, soñé con él, yo lo soñé- No podía hablar, pero tampoco podía permitirme que mi madre se quedara de nuevo allí hasta que yo me durmiera, le dije que estaba bien, le insistí y al notar que miraba aun por la puerta me hice la dormida. Espere a que se fuera para abrir mis ojos de par en par, no quería dormir, lo amaba y de verdad lo quería ver de nuevo, pero no de esa manera, me dolía y me asustaba. Simplemente me quedaba recordar, recordarlo a él, lo que fue nuestro amor, fue amor, ¡dios! ¡Lo fue! No soportaba el pensar que no estaba, ya no sabía qué hacer, la ansiedad me estaba matando. Tal vez mi mente trataba de decirme algo, me senté en la cama con este pensamiento y desarrollarlo un poco más. Yo nunca había preguntado, indagado por la muerte de Harry, cuando me entere que murió simplemente, cerré mis ojos y llore, días y noches enteras sin parar hasta no poder más, fui a visitar su tumba, cante nuestras canciones en mi mente repetidas veces pero jamás, JAMÁS, indague sobre su muerte, de su asesinato… Tal vez por eso mi mente me atormentaba, tal vez necesitaba respuestas y no me había dado cuenta de ello. 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...