Encantador y doloroso, amor

La vida de Adeline era bastante perfecta, logro un intercambio desde su pais natal USA hasta Londres allí conocio a quien seria el amor de su vida y tambien su mayor dolor. Un dia su mundo subio a las estrellas y al otro decayo hacia los infiernos. Acompaña a Adeline a descubrir que fue de su ser amado, por que el sigue apareciendo en su mente como un fantasma, ¿Porque se siente tan sola? si el solo fue... un amor mas.

2Me gustan
2Comentarios
1368Vistas
AA

5. El es mi secreto

 

Caroline y Jenny me miraron y me felicitaron pero Liam solo me sonrió y señalo el pasillo, lo seguí hasta allí y cuando finalmente nos quedamos solos pareció relajarse. Se tocó la cabeza, dio media vuelta y luego volvió a girar hacia mí con un poco de brusquedad.

-¿Qué te sucede?- Me dijo y quede shockeada. –Dímelo ¿Qué demonios te sucede? Desde que volviste hace tres semanas que estas deprimida, no me llamabas para que nos viéramos, no me contaste nada emocionante de tu viaje, me cortas cuando te llamo y pareces vivir paranoica, y lo más importante, ¡sigues sin decirme porque volviste medio año después!- Abrí la boca para decir algo pero sabía que nada iba a salir, igualmente el continuo hablando – No no, espera, aun no hables, me gustaría saber si ya no somos amigos, de verdad que me intriga eso- Dijo riendo y espantándome un poco, luego su rostro volvió a mostrar un sentimiento de tristeza – Me dejaste, a mi tu mejor amigo, solo, por un año y medio, y ahora vuelves y ni siquiera te molestas en preguntarme como fue mi vida este tiempo,  y cuando yo si te lo pregunto a ti, no me lo dices. – Sus ojos avellana parecían cristales, no quería hacerlo sentir así. Tenía razón en todo. No había hecho nada por ayudarlo a comprender que había pasado, simplemente había enterrado tanto a Harry en mi mente, lo había escondido en ella que no pensé que había gente con la cual podía hablar de el sin problemas, como Liam. Volví y estuve todas las semanas desempacando e instalándome de nuevo en mi hogar, y el tiempo en el que no hacia eso me deprimía pensando en Harry y buscaba formas de no pensar en él, cuando había alguien que me necesitaba, alguien en quien había confiado antes de Harry, no sentía nada por Liam y nunca me hizo sentir como Harry lo hacía pero, era mi amigo, mi mejor amigo, y lo había dejado de lado. Supongo que él se esperaba que me enfadara respecto a cómo me hecho las cosas en cara pero simplemente lo abrase y el hizo lo mismo, le repetí varias veces ‘lo siento’ al oído y luego decidí irme temprano del colegio, el hizo lo mismo, simplemente nos perderíamos una clase más, Física, y al ser la primera no creí que hicieran nada importante.

Comenzamos a caminar hacia mi casa que estaba a unas cuantas cuadradas, solo para darnos tiempo de hablar.

-Entonces, de veras, ¿Por qué te quedaste más tiempo?-

Lo mire -Es una historia tan larga- Note como su rostro me obligaba a contarle todo, habíamos tomado el camino largo por eso supongo – Conocí a un chico – Preferí no verle la expresión al decir eso, solo le mostré mi mano para que no dijera nada, para que me dejara continuar. –El, el me hacía sentir como nadie nunca lo hizo, me absorbía completa estar con él era, inexplicable. No quiero decir todo esto…-

Carraspeo exageradamente con los dientes-Yo tampoco quiero que me lo digas, así que, ve al grano-

-El murió- Liam se frenó de repente y se quedó mirando el horizonte con sus ojos como platos. Me posicione delante de él y continúe hablando- Me enamore, de veras que lo hice y las cosas no eran fáciles pero igualmente lo amaba, solo que un día, su auto se estrelló y me pase seis meses visitando su gran tumba sin siquiera poder pasar un día sin viajar casi 20km para ir al cementerio a ver lo, bueno… ya sabes – El me abraso fuerte nuevamente y me deje llevar, me hacía tan bien hablar de Harry con alguien de mi edad, con un amigo. Lo había intentado en Londres, pero no era lo mismo.

-Lo lamento mucho, con razón no querías hablar de eso, te estoy juzgando, soy, fui un idiota-

-Basta, no digas nada, fue mi culpa no decírtelo, es solo que lo eh estado escondiendo… me ha estado atormentando-

-¿Atormentando?- Trate de cambiarle de tema, no debí decir eso, ahora me diría que era mejor ir a un psicólogo, que tal vez había quedado traumada. –Dime a que te refieres exactamente-

-Lo vi, hoy, dos veces, la primera me dijo ‘encuéntrame, ayúdame’ y la segundo ‘es feo estar bajo tierra falsa’-

El me miro, se quedó pensativo por unos segundos – Tal vez es solo tu mente… - El resto del camino le pregunte sobre su vida, y dejamos el tema de Harry de lado, ninguno de los dos tenía nada que decir respecto a eso. 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...