Encantador y doloroso, amor

La vida de Adeline era bastante perfecta, logro un intercambio desde su pais natal USA hasta Londres allí conocio a quien seria el amor de su vida y tambien su mayor dolor. Un dia su mundo subio a las estrellas y al otro decayo hacia los infiernos. Acompaña a Adeline a descubrir que fue de su ser amado, por que el sigue apareciendo en su mente como un fantasma, ¿Porque se siente tan sola? si el solo fue... un amor mas.

2Me gustan
2Comentarios
1393Vistas
AA

1. lonely

¿Sabes lo que se siente estar sola?, ¿Sentirse sola? Que tener una familia o amigos siga siendo insuficiente. ¿Que no haya forma de que te sientas completa?, ¿Como si lo mas importante no residiera en lo que tienes si no en UNA persona, pero no sabes en quién? Un espacio vació dentro de tu pecho, un nudo en el estómago y presión en la boca de este, la garganta seca y la respiración débil, lo más importante unos pocos y separados latidos de corazón que te golpean por dentro. Eso se siente. Y finalmente respiras hondo y tragas saliva, para disminuir la sensación de soledad.

 

 

Baje del autobús escolar y camine desde la parada hacia mi nuevo colegio. En realidad mi viejo colegio. Me fui de intercambio casi un año y medio a Londres, al principio era solo un año pero, las cosas se complicaron y me quede un tiempo más; gracias a que la familia ‘adoptiva’ me apoyo mucho logre hacerlo. Mi madre fue a verme un par de veces, entendía que yo no podía regresar todavía.  Pero ahora, estoy aquí de vuelta en mi pequeña ciudad en Estados Unidos, un pueblo pequeño, un infierno grande.

Muchos me miraban como si fuera una extraña, como si no hubiera vivido toda mi vida en este lugar. Sin embargo notaba que otros tenían una extraña sonrisa en su rostro, ¿apreciación?, se sentía como si estuvieran viendo a alguien que vivió cosas increíbles, no tenían idea… Camine hacia la puerta del frente del viejo colegio y vi a varias personas que me saludaban. -Primer día en el colegio de vuelta a Estados Unidos- Me dijo mi mejor amigo con una sonrisa y me saludo. Luego se acercaron varias de mis amigas explicándome que las cosas habían cambiado un poco, nuevo director, nuevos estudiantes, nuevos chicos ‘lindos’, y nuevas chicas ‘malas’.  Sonreí falsamente, al verlos me había dado cuenta que aunque los tuviera a ellos la sensación de soledad no se iba.  ‘Que largo tenes el pelo’ escuche que dijo una amiga y me tomo un mechón de pelo marrón con delicadeza. –Pareces una persona diferente Adeline- Me dijo mi mejor amigo. Volví a sonreír – Soy la misma Ade de siempre-  Camine hacia adelante empujando mi mochila hacia un lado dirigida a mi nueva aula.

-Bienvenidos de vuelta- Dijo una mujer –Quiero que sepan que…-

Mi mejor amiga Caroline se acercó a mi oído-Es la nueva directora-

-Por lo tanto  aunque este sea su último año- Seguía la mujer- no será diferente a los demás. Ah y Bienvenida de vuelta señorita Fergins- Me miro y sonrió – Espero que pueda contarnos de su experiencia mañana, le diré los detalles más tarde-  Me quede boquiabierta, ¿Quería que yo hablara frente a todo el colegio? Saque mis libros cuando entro mi profesor de Matemáticas, el señor Martins había sido mi profesor en primero, por lo tanto lo conocía-

Durante toda la clase mire por la ventana, era un día nublado y el clima era primaveral, digno de las ciudades del centro de California.

Cuando toco el timbre todos salieron apresurados para llegar y conseguir buena comida en el comedor del colegio, yo quería ir lento, ver que había cambiado en el lugar pero Caroline y Jenny me tomaron de ambos brazos y me arrastraron para que pudiéramos encontrar un buen lugar. –Esperen tengo que dejar los libros- Les dije mientras intentaba que estos no cayeran de mis manos. Ellas frenaron de repente y logre meter todos los libros en el casillero. Antes de poder cerrarlos ya estaban tirándome de nuevo. Llegamos al comedor y note una muy larga fila, aunque avanzaba rápido. Sin embargo cuando llegamos a la zona de la comida notamos que no había mucho, la famosa ‘carne sorpresa’, sopa, ensalada y tres hamburguesas que logramos tomar rápidamente haciendo que varios insultos recayeran sobre nosotras.

-Te lo dije, ahora no tenemos comida- Me dijo Caroline. La fulmine con la mirada y miro hacia abajo. Si con una hamburguesa y ensalada no le bastaba, no me imagino que habría pasado si hubiera habido solo sopa… ¿tal vez me habría arrojado una bandeja por la cabeza?

Nos dirigimos a una mesa cerca de la ventana, no recordaba haber estado allí antes, nos sentamos junto a unos jugadores del equipo de futbol americano un poco apartadas ya que me veían con cara de depredadores. Fue justo ahí cuando llego mi mejor amigo y los corrió. –El capitán del equipo defiende a su chica- Le dijeron a Liam mientras el se ponía entre medio de un gran chico de pelo negro y yo. –Calla Eric- Le dijo mirando hacia abajo- Ade No es mi novia. –

Después de un almuerzo bastante aburrida para lo que a mí respecta, fuimos a clase de Psicología. Nuevamente me perdí en las grandes ventas que mostraban los árboles y el cielo nublado con un cierto aire dramático.

 No dejaba de pensar, que no iba a poder recuperarme de lo que me sucedió, que me podría haber quedado toda la vida en Londres porque nunca iba a estar lista para volver y dejarlo todo allá…dejar su recuerdo atrás, no ir a visitarlo nunca más a su gigantesca lápida de mármol. Sin embargo estuviese donde estuviese su nombre siempre resonaba en mi cabeza, Harry Styles. 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...