La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1171Vistas
AA

14. Prepararse para La Fiesta.

Miré el reloj y eran las doce del mediodía. Seguramente mis papás no estarán en la casa. Bajé por las escaleras y miré hacia el comedor. Todas las luces estaban apagadas, pero la tele estaba prendida. Alison miraba la tele tranquilamente, comiendo palomitas, con las piernas cruzadas en el sofá.



-Tu madre dejó una nota-dijo sin despegar los ojos de la tele. Hice una mueca de confundida y me acerqué hacia la mesa. En el regazo de la mesa había una nota amarilla.

‘Cariño, yo y tu padre llegaremos a las ocho de la noche. Cuídense bien y no vayan a lugares peligrosos. Tienen la comida en la heladera pero si ustedes prefieren pueden ir a comer. Besos’

Tiré la nota en la basura y me uní con Alison. Las dos nos encontrábamos en piyama. Típico de nosotras.

-Mis padres llegaran a las ocho de la noche. Cuando lleguen les avisaré sobre la fiesta del sábado.
-mm-jhmm-dijo ella sin pestañear.
-Así que, podremos salir a comer e ir de compras-dije esperando ansiosa a la reacción de ella. Me miró sonriente.
-Eso es lo que quería escuchar-dijo chocando las manos con las mías.
-Así que… ¿cuándo salimos?
-Si tu quieres en una hora. No hemos desayunado. Yo tengo hambre-dije bostezando.
-Sí, me iré a bañar, te aviso cuando salgo-dijo ella levantándose y subiendo las escaleras. Pasaron quince minutos y yo miraba la famosa película ‘The noteboook’ Era una película sumamente romántica pero mucho no me llamaba la atención. La película acabó y Alison llegó a mi lado peinándose el pelo mojado. Subí las escaleras y entré al baño.

Cada vez que me bañaba, reflexionaba. Repetía las imágenes y palabras.

--------------------------Flashback.


-Michelle Gonzalez, como vemos aquí, necesitarás algunas visitas con la psicóloga Watson. Ella investigará sobre tu caso y trataremos de hacer lo posible para ayudarte. Y no te asustes, esto es por tu bien, ir al psicólogo no es nada malo-dijo la secretaria tratando de tranquilizarme. Mi madre estaba cansada de verme llorar, y me trajo hasta aquí. Lo único que quiero hacer es irme de este lugar, pero ella no lo entiende.

-Veamos querida-dijo la psicóloga Watson, sentada con la pierna cruzada, vestida como una mujer del siglo veintiuno-cuéntame lo que te pasa en el colegio. ¿quiénes son las personas que te dicen cosas y son culpables de todo esto?-me miraba con precaución. No sabía si mi tema era uno más de todos los que ha visto, pero debía contarle qué es lo que estaba pasando.
-Todos. Todos mis compañeros., todos los del colegio-dije mirando mis zapatillas.
-¿Todos? Pero… ¿quién ha empezado con todo esto?
-Un compañero. Su reputación ayuda. Él comenzó todo, y todos le siguen-dije sacando una lágrima que caía por mi mejilla. 'Zayn'.
-Entonces, hablaremos con ese chico, tenemos que citarlo porque no puede hacerte estas cosas.
-Yo solo me quiero ir de este lugar.
La psicóloga me miró perpleja.
-¿irte? ¿a dónde? No puedes escapar de los problemas.
-No se llama escapar de los problemas. Se llama empezar de cero. Ir a la página en blanco y escribir otro comienzo-dije mirándola. Ella se quedó en silencio, pensando.
-Ya veo. Señorita, creo que es todo por hoy, hablaré con tu madre sobre esto, haremos lo posible para ayudarte querida-dijo ella sonriendo. Yo me levanté del asiento, y al salir, abracé con todas mis fuerzas, a mi papá, mientras veía cómo la psicóloga hablaba con mi madre, seriamente.

----------------------------


-¡Michelle! ¡Apúrate! Ya van a ser las una de la tarde. 
-Ya salgo-dije gritando desde el baño. Me apuré y salí lo más rápido posible, me cambié con una ropa cómoda para poder correr cuando Alison viera algún vestido que le gustara, y me llevara corriendo hacia la tienda. Nos ayudamos a secar nuestros cabellos y tomamos las llaves de la furgoneta, estacionando en un boulevard, que se encontraban tiendas de ropa y accesorios a lo largo. 

-Mira allí, eso es lo que estaba buscando cariño-dijo señalando una vidriera a lo lejos. Me quedé sentada una hora esperando a que se probara lo que ella quería y así seguiríamos comprando. Cuando por fin moví mis piernas, Alison salía con una sonrisa en el rostro, dejando la tarjeta de crédito a la cajera, entregándole atuendos, zapatos y jeans. No me preocuparía cuánto gastara ya que no era mi tarjeta. Ella sabrá cuánto gastará, yo no le negaré porque la última vez que lo hice, gastó la mía también. Salimos y decidimos ir a comer.


-Hasta ahora, tú no has comprado nada. A veces pienso que en algunos días, no sacas a tu chica interior.
-¿estas diciendo que siempre actúo como un chico?
-Estoy diciendo que no sacas del todo a tu chica interior. No te emocionas por las cosas comúnes que normalmente le gustan a todas las chicas, no digo que todas seamos iguales, estoy hablando de lo formal.
-Entonces, sugiero que no te preocupes más, porque hasta ahora, no me ha llamado para nada la atención ninguna de las cosas que estuvimos viendo. A mí me interesa algo…
-A ti te interesa la ropa rebelde. Te vistes como una rockera-dijo comiendo una papa frita.
-Algo así, bueno, no lo sé-dije mirando el techo-
-Tú combinas lo negro con lo rojo, lo azul con lo blanco y lo marrón con rojo. Esa es la típica combinación de una chica que tiene la libertad de poder vestirse como quiera.
-Todos tenemos esa libertad.
-Tienes la libertad de vestirte como quieras, pero con gusto. Si hablamos de solo ‘vestirse con libertad’ es sobre la combinación de cualquier atuendo sin que combinen. 
-Entiendo.
-Y hablando de sentido de la moda, los chicos de aquí se visten espectacular. Es así como se tendrían que vestir todos.
-¿con jeans de marca que probablemente cuesten más de cuarentaicinco dólares?
-hmm-jhmm-dijo. Rodeé los ojos y contemplé el lugar. No era tan lindo como parecía pero la comida era mejor. 

Lo que ahora me preguntaba… ¿qué es lo que va a pasar en la fiesta? No tenía ni idea de cómo sería y quiénes irían. Pero que todos supieran sobre la fiesta, era una mala señal.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...