La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1133Vistas
AA

24. Perdida sin explicaciones.

-Sí, es él… Y era mi compañero-dijo serio. 
-¿Tu compañero?-dije tartamudeando. Él largó un suspiro, se sentó en la cama y comenzó a explicarme.
-Hace unos días, él vino a mi casa y me preguntó de quienes eran las llaves. Le conté todo lo que había pasado y él… bueno… se las llevó sin que yo supiera. Soy un estúpido, nunca me di cuenta de eso, sabía que él robaba pero no pensé que me

haría eso a mí, yo me moría si te hacía algo… si te pasaba algo…
-Espera. Para ahí-dije cerrando los ojos alterada-¿era tu amigo? Él me parece conocido… Sí… ¡Parece el chico que había aparecido con los pandilleros! Él… ¡era uno de ellos!
-Sí-dijo él mirando sus pies.
-Pero, todos ellos te conocían, sabían tu nombre… ¿los conoces por el billar o…?-no logré seguir porque él me interrumpió.
-Es muy raro que no los reconozcas, ángel.
-¿Reconocerlos? ¿Los… Los conozco?-dije perpleja. Él asintió levemente. Me quedé con los ojos como platos, y por fin, me había dado cuenta de todo. Ellos… ellos eran los amigos de Zayn, los que me decían cosas, con él… El grupo de Zayn.
-¿Ellos? ¿Eran ellos tu grupo? ¿Tus amigos?
Él siguió hablando… sus palabras sonaban nítidas:-
-Sí… Lo eran. Cuando los abandoné, se hicieron mis enemigos, me odian, porque descubrieron que yo… me había puesto mal por ti en un momento y bueno, creen que rompí las reglas de ser ‘uno de ellos’…
Me sentí mal. No por mí, por él. ¿De verdad había pasado todo esto por mí?
-¿Y qué crees que quería?
-No lo sé, pero debes tener cuidado. Me he dado cuenta de que él no tiene buenas intenciones. Desde el día que te fui a buscar, ya no lo ví más pero estoy seguro de que está armando otro plan.
-¿Y para qué? ¿Qué quiere?-dije asustada. Él negó con la cabeza. 
Esto no podía ir mejor. Ni siquiera él sabía qué es lo que estaba tramando ese psicópata. ‘Solo es un loco que quiere venganza’-pensé. ¿Eh? ¿Venganza? ¿Qué hice yo?
Saltamos del susto al escuchar ruidos en la puerta.
-¿Están ahí? Dejen de hacer esas cosas y vengan a ver la película-se escuchaba la voz de Alison al otro lado de la puerta. Me tapé el rostro avergonzada y abrí la puerta.
-Alison-dije seria- Zayn me está contando sobre la persona que entró el otro día en la casa.
-¿En serio? ¿Y sabe quién es?-asentí.
-Luego te explicaré, vamos-agarré de su brazo y bajamos las escaleras, con Zayn detrás.

----------------------------------------

Había pasado una semana y cada vez mis padres tenían menos tiempo. Alison y yo la pasamos todo el día en la casa, encargando comida y mirando películas aburridas. Todas las noches la pasábamos asustadas por cualquier ruido que aparecía o sonaba en la habitación, pero no era nada. Desde que le conté sobre el chico que había entrado a la casa, prácticamente nos convertimos en paranoicas. Y todavía recuerdo las imágenes… :’él cayendo de las escaleras, con un salto perfecto y aterrizando en el suelo con experiencia…’

-Michy-dice Alison levantándose del sillón- quiero proponerte algo. Estos días estuvimos todo el tiempo aquí a dentro y quiero que nos divirtamos un poco.
-¿Otra vez a una fiesta? La última vez que fuimos no la pasamos tan bien y además no son tan seguras como piensas-decía negando.
-No estoy hablando de una fiesta-dice sonriente-en unos cuantos meses tendremos que entrar al último año escolar y nosotras tenemos que disfrutar un poco más de estas vacaciones, de esta libertad.
-¿De esta libertad?
-Sí. Estoy hablando de pasarla una noche en el bar-dice sonriente. 
-A ver si entiendo-dije acomodándome para quedar en frente de ella- quieres decirme que ¿quieres emborracharte?
-No en ese sentido pero algo así, sí-dice asintiendo.
-¿Eso es tener libertad?
-Para todos los adolescentes sí.
-O sea. ¿Quieres tomar champán, margarita y esas cosas tóxicas?
-Ahá. No tiene nada de malo.
-Lo malo de esto es que la última vez que te vi borracha actuabas raro y vomitabas a cada rato.
-Vamos por favor-decía saltando como una niña y suplicando-llevaremos a Scott, él es buen chico, nos vigilará y nadie nos hará nada allí, por favor-otra vez haciendo el puchero.
-No. No es buena idea.
-¡Scott es buen chico!
-¡No es sobre Scott! Me asusta la idea de ir nosotras y tomar cualquier cosa. ¿Y si pasa algo? Sería un error que no podríamos borrar.
-Insisto en que vayamos, además, todos que trabajan en el bar conocen a Scott y nos mantendrán a salvo y no dejarán que hagamos nada ridículo.
-Todavía pienso que es mala idea.
-Entonces, iré yo sola-dijo ella cruzándose de brazos, todavía como una niña pequeña.
-No, no irás sola. Te quedarás aquí y no saldrás.-dije fulminándola con la mirada.
-Entonces me acompañarás-dijo sonriendo. Bufé. No me quedaba otra opción. Cuando Alison quería algo, nadie la hacía cambiar de idea. O iba yo para salvarla de cometer tonterías o no iba y le pasaba de todo. 
-De acuerdo-dije sin ganas. Ella comenzó a gritar y a saltar por todos lados. No veo el lado ‘divertido’ de ir a un bar donde todos están dispuestos a emborracharse y quemarse la garganta con puro alcohol y bebidas prohibidas.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...