La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1180Vistas
AA

7. Orgullosa.

Me tensé por completo. ¿Qué hacía él aquí? ¿Me estará siguiendo? Aunque no lo creo, tal vez haya sido alguna casualidad y él probablemente esté viendo monos en mi cabeza. Me giré y pose la mirada en Alison, que seguía hablando con ese chico y se iban levantando. 
-Alison, ¡Alison!-dije alertándome mientras los veía salir por la puerta. No sabía qué cosa era más humillante. 
-Cariño, n

os vemos luego-dijo ella mirando a los ojos del chico perdidamente. Ella era así, pero jamás me iba a dejar sola aquí, ¿tendría que ir caminando yo sola? ¿Cuándo Zayn estaba solo a metros de mí?
-Pero, ¿cómo volveré? ¿y la furgoneta?
-Me iré con John, sé que puedes caminar.
-Oh dios. ¡Alison!
Ella salió por la puerta, agarrada del brazo del chico moreno mientras se iban riéndose y felices como si yo no existiera. Quedé impactada, desconcertada. Ella me las iba a pagar. Muy temprano, lo sé.

Me di la vuelta para dejar el dinero en la mesa, agarrar mis cosas e irme de una maldita vez. La sangre se me subió a la cabeza y estaba totalmente enojada. ¿Cómo podía hacerme esto? Sabía que su debilidad eran los chicos, pero jamás me había hecho tal cosa.
-¿Necesitas que te lleven, Ángel?-oh dios, no podía creerlo. Ni siquiera volteé y él estaba detrás de mí. A solo centímetros. Sentía su perfume masculino, que comenzaba a ser una droga para mi. 
-No, gracias, y deja de llamarme así-dije agarrando mi chaqueta del asiento y caminando hasta la salida. Sentí una mano fuerte agarrándome por el brazo y volteándome bruscamente, acercándome hacia él.
-No puedes ir sola, con esta lluvia y los peligros en la calle.
-Tú eres uno de ellos.
-Tú atraes al peligro.
-Tú atraes al peligro, yo intento alejarme-dije mirando mis zapatos. No quería mirar su rostro, sus ojos no.
-Hablé con tu madre. Me dijo que cuando estés sola te llevara a tu casa.
-Mientes.
-Justamente antes de que se fueran del restaurante ayer, ella habló conmigo.-Lo miré a los ojos desconcertada. Para ver la mentira que crecía en sus ojos pero no, solo veía… ojos sinceros, brillantes.

-----------Flashback.

-Eres una niña re tonta. Eres un asco, mira tu cabello y tus dientes. De casualidad usas frenillos, si no, tus dientes estarían peor-dijo él riéndose con un grupo de amigos. Mis lágrimas me amenazaban con salir, pero estaba cansada de llorar. No me dejaba un minuto en paz.
-Así es, niña tonta, deberías irte de este colegio y dejar de ser chupa medias. He oído que eres muy buena amiga de la profesora de biología. Que patética-dijo el chico al lado de él. 

Él solo me miraba con sus ojos profundos, sonriendo de costado. No entendía por qué me hacía comentarios tan hirientes, parecían tontos, pero cuando te los repiten todos los días, hartan. Te lastiman a tal punto, que te hacen pensar lo peor.

--------------

-¿Así que trabajas de mesero? Yo te creía capaz de otras cosas, Zayn. Pensé que serías ingeniero o dueño de una empresa. Al parecer, ni siquiera tus neuronas ayudaron para subir tus calificaciones y así conseguir un trabajo justo a tu medida. Pero como vemos, los que se esfuerzan por tener un buen futuro, se largan victoriosos-dije sonriendo-seguro tu reputación no es tan exacta como antes. ¿Verdad cariño?-dije sin sacar la sonrisa de mi rostro. Él hizo un sonido que no logré descifrar. 
-Nena, ¿crees que sólo trabajo de eso?
-Amm… ahora que me lo dices, seguro debes trabajar en algún lugar de traficante o si no… debes ser parte de una pandilla. ¿Estoy en lo cierto?-dije burlándome de él. Éste era mi juego ahora. Nuestro juego.
-¿Estas provocándome, Ángel?-dijo él levantando una ceja.
-Si es como tú lo recibes, entonces, sí, solo estoy diciendo mi opinión. Como tú lo has hecho siempre, ¿verdad?
-Oh. Ya entiendo. ¿me lo estás devolviendo?-dijo abriendo los brazos. 
-Nunca quise tomar el camino de la venganza pero sí, querido, contigo, seré como tú has sido conmigo. Me obligaste a odiarte, ¿alguna sugerencia? Tú eres demasiado experto para estas cosas, de seguro me puedes dar consejos para hacerte llorar todas las noches. ¿verdad?

Él se quedó callado. No me importaba si mostraba mi lado débil, aunque no quería sacarme la armadura.

-Si me disculpas, señor Zayn, tengo que irme. Tengo mi agenda muy ocupada.-Me dí la vuelta y salí por la puerta. Orgullosa. Victoriosa. Lo había tocado por donde más le había dolido. Tal vez, pero me enfrenté de la forma más madura, sin violencia, sin insultos. Directas e indirectas.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...