La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas. Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1124Vistas
AA

16. La verdad.

-Ahora estamos mejor-dijo acercándose.
-No te me acerques-dije poniendo mi mano en su pecho. 


-¿por qué no?
-Por… porque yo…-dije tartamudeando.
-¿por que te pongo nerviosa?-dijo sonriendo y mirando mis ojos. Yo era alta. Pero él era mucho más que yo. Para mirar su rostro, tenía que mirar hacia arriba.
-Yo…
-Shhh-dijo-no digas nada. Te traje aquí para explicarte. Lo que traté de hacer en todos estos malditos días-puso su mano al lado de mi cabeza, en la pared. Donde yo estaba apoyada. Hablaba tan cerca que sentía su respiración. Podía jurar que era menta.
-Yo cuando te conocí, supe que eras diferente. Estoy tan arrepentido por haberte humillado y dicho esas cosas estúpidas. Fui un estúpido, lo sé, era tan idiota, lo reconozco, de verdad preciosa-dijo mostrando su cara de preocupación-yo no pensé que llegué a tal punto de hacerte sentir mal, nunca me enteré que tú fuiste al psicólogo hasta que te fuiste. No sabía que estaba lastimándote, jamás fue mi intención. Era tan estúpido, me dejaba influenciar, me importaba la popularidad, y para tenerlo, debía herirte, y me maldigo cada día por haberlo hecho.
Cuando tú te fuiste-siguió-mis días fueron horribles. Tu madre había hablado con la mía, me había dicho que se fueron por mi culpa, que estabas pasando por momentos difíciles, que te bajaba el autoestima hasta tal punto que tú… te lastimabas-dijo agarrando mi muñeca. Sus ojos, revelaban un brillo. Se veían sus ojos a pesar de la oscuridad del lugar.
-No veas-dije sacando mi muñeca. Había sido una estúpida por haberlo hecho, por alguien que no merecía la pena. Aunque, en este momento, todo estaba cambiando.
-Quieres decir que tú ¿me hacías todo esto porque querías popularidad?
-Cuando te ví, quise juntarme contigo pero mis amigos no me dejaron porque decían que tú eras una nerd. Y yo, les hice caso. Ángel, lo siento tanto, jamás quise que te pasara todo esto. Pensé que no te tomabas las cosas tan enserio…
-¿Y me dices que me tomaba las cosas muy enserio? Zayn, ¿te das cuenta de lo que me decías?-dije mientras trataba de ver, a través de mi visión, borrosa por las lágrimas.
-Perdón… es lo que yo pensaba. Te juro que cuando te fuiste, mis días fueron horribles, aunque no lo haya demostrado yo…-dijo suspirando- me sentí la peor persona del mundo y lo sigo sintiendo. También fui al psicólogo, por la culpa que tenía-dijo hablando despacio. Como si le costara hablar. ¿de verdad me estaba contando su vida personal?
-Pues… yo no tuve la culpa de que te sintieras culpable. A mí me dolía. No solo de ti, si no de todos.
-Yo de alguna u otra forma, te admiraba. Eras tan inteligente, eras hermosa aún con tus anteojos-dijo sonriendo y acercándome hacia él.
-Yo solo quiero que me perdones, nena-dijo triste-te juro que jamás pensé que la abstinencia por la estúpida reputación del colegio, me haría llegar hasta lastimar a la mejor persona del mundo-levantó mi mirada y me miró a los ojos.
-Tengo que pensar todo esto-dije corriendo mi rostro. Tal vez él no era tan malo. Si todo esto fuera mentira, tendría que haberlo practicado pero él estaba casi por llorar. ¿estaba hablando enserio?
-Yo necesito pensar-dije volviendo a mirarlo. 
-Esperaré el tiempo que tú quieras-dijo sonriendo.

Quedamos en un silencio incómodo.

-¿Puedes hacerme un favor, Ángel?-dijo.
-No prometo nada, pero dime.
-¿y si me abrazas?-dijo rápidamente. Yo lo miré sorprendida. Me acerqué hacia él y abrimos los brazos. Sus brazos eran tan cálidos, era tan… abrazable.

Todos me decían, que las personas más altas que tú, dan los mejores abrazos. Y no estaban equivocados. Jamás había abrazado a un chico así, y menos me esperaba, con Zayn, que había sido la peor persona del mundo. Pero todos decían que él había cambiado. ¿hay alguna posibilidad de que las personas, se arrepientan completamente de sus actos pasados? SÍ. Hay posibilidades, muchas, y eso depende de la persona, y él dio su parte. Ahora era mi turno. Debía dar mi parte. 

¿Era capaz, después de todo, perdonarlo? Estaba claro que jamás olvidaría las cosas, pero para mí, a veces, con un gran perdón, me bastaba. Sentimos que alguien abrió la puerta rápidamente. Nos separamos y miramos confundidos.
-Oh lo siento mucho-dijo un chico riendo y cerrando la puerta nuevamente. Lo miré a Zayn, y él me miró también, regalándome una sonrisa. Yo sonreí, sonrojada.
-Creo que tenemos que salir de aquí-dije acariciando mi brazo. Él abrió la puerta y salimos, empujando a todas las personas que bailaban al ritmo de la música, a todo volumen, que hacía vibrar las ventanas. 

-¡Michelle!-escuché a pocos metros de mí. Era Alison, que venía empujando a todos y acercándose hacia mí.
-¡Aquí estas!-dijo abrazándome. Ella frunció el seño y olió mi remera. 
-Oye, tienes perfume de chico-dijo abriendo los ojos como platos. Luego dirigió la mirada hacia la persona que estaba a mi lado. Zayn.
-Zayn… ¿qué le hiciste?-dijo entrecerrando los ojos. Él rió.
-Hablamos. Solo eso-dije seria.
-¿Hablaron? Y… ¿cómo explicas el perfume de chico que tienes puesto?
-No lo sé-dije nerviosa.
-Mira Zayn si tú la violaste yo...-dijo Alison comenzando a exagerar todo. 
-¡Alison!-le dije enojada-¡él no me hizo nada!
-Oh, bueno, está bien-dijo sorprendida. Nos miró nuevamente a los dos.-¿me perdí de algo?-dijo con picardía.
-Luego te cuento Alison-dije susurrándole.
-Nos vemos luego-le dije rápido a Zayn y agarré a Alison, llevándola a otro lado.
-Oye, ¿se besaron?-dijo Alison sonriendo.
-¡No!-dije asustada. 
-Entonces, definitivamente ustedes…
-No y no. Solo hablamos. Él… me contó la verdad.
-¿la verdad?
-Necesito que volvamos a casa.
-Oye, ¡pero estaba disfrutando de la fiesta!
-Sí, pero tú te fuiste y esta fiesta no es tan segura como parece, Alison.
-Está bien,-dijo quejándose-pero cuando lleguemos, me cuentas TODO.

Salimos por la entrada con todas nuestras fuerzas, ya que el lugar, estaba por explotar de tantas personas. Probablemente todas las personas de Las Vegas estén aquí. Bueno, la mitad.
Subimos al auto rápidamente y quedé observando por la ventana, la multitud que no paraba de bailar. Acabo de dejar a Zayn solo… pero lo que más me sorprendía, era lo que acababa de pasar. Él, se había disculpado, se mostraba totalmente arrepentido.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...