La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1129Vistas
AA

34. La pelea.

El viento era tan fuerte que mantenerme en el suelo era imposible. Tapando mis ojos con un brazo para no dejar que la arena en el fuerte viento me entrara, caminé como pude buscando un rumbo. Gritos desgarradores se escucharon a lo lejos y vi a Alison agarrada de un árbol, casi siendo llevada por el fuerte viento. Corrí hacia ella como pude y estiré mi brazo para alcanzar el suyo. La

 sostuve al fin y tiré hacia mí de ella, para que se bajara de allí y podamos escaparnos a algún refugio. El viento fue más fuerte todavía y ella soltó mi brazo, gritando, y se la llevó con ella. Grité con todas mis fuerzas llorando sin saber qué hacer.
----------
-¡Alison!-grité agitada. Me encontraba en la cama. ‘Solo ha sido una pesadilla’-me repetí a mí misma. Froté mis ojos con cansancio y miré la cama de Alison, y ella no se encontraba allí. Me cambié y bajé las escaleras, esperando encontrar a ella en el comedor pero no estaba por ningún lado. Mis papás volvían a las ocho de la noche y por lo visto estarían más con nosotras. Caminé hacia el patio pero tampoco había nadie.
-¿Dónde rayos estás, Alison?-susurré aterrada. Me fijé en el teléfono celular de emergencias y habían dos mensajes.

“-Estoy afuera con Scott, espero que no te moleste no haber desayunado contigo. Nos quedamos en Starbucks. Ali-“

“-La estamos pasando genial. ¿ya te has despertado? Si quieres te puedes unir.-“ 

Miré confundida los mensajes. ¿Alison me enviaba mensajes pero no me despertaba como lo hacía siempre? Agarré mi chaqueta y me dirigí a Starbucks. Algo malo estaba pasando, presentía que esto no iba nada bien y que Alison, estaba mal o le pasaba algo. ¿Estará bien con Scott? 

-¿Alison?-susurré-dónde diablos estás-dije desesperada mirando todo el lugar pero nadie conocido se encontraba allí. Scott y Alison no estaban adentro. Salí y me quedé totalmente preocupada. ¿En dónde se fueron ahora? Caminé una cuadra más y escuché lloriqueos, sollozos y gritos. Miré confundida y doblé la esquina. Estaba Alison allí pero no esperaba encontrarla así. Habían algunas chicas y chicos mirando lo que estaba pasando, y Alison parada, temblando por haber llorado mucho, mirando a la chica sin hacer nada, escuchando sus gritos e insultos que le gritaba. ¿Por qué diablos no se defendía? La Alison que yo conocía ya le hubiera arrancado los pelos. Me acerqué corriendo hacia allí y pude escuchar todo mejor.


-Porque tú eres una hija de puta y si no dejas a mi hermano ahora mismo te voy a arrancar los pelos y te haré la vida imposible porque…-no siguió gritando como una histérica porque le interrumpí.
-¿Qué es lo que te pasa, rubia quemada?-le dije mirándola lo más horrible que pude. Estaba bronceada en exceso, no mentía. Tenía bronca. La abracé a Alison de costado para que sepa que estaba con ella y lloraba en mi hombro.
-¿Qué mierda le estás haciendo, eh?-le dije gritándole. Todos gritaron ‘uuuuuu’ y siguieron molestando y formando parte del grupo. Tenía tanta bronca que era capaz de tirarme arriba de ella y arrancarle las mechas falsas que tenía.
-¿Y tú que te metes? Morena extranjera. Eres del asco, igual que tu amiga, así, re putas. Si tu querida amiga no deja a mi hermano en paz, entonces se las verá conmigo, porque él solo me quiere a mí y a nadie más.
-¿Putas? ¿Nosotras? Já. Me encanta tu lenguaje. Pero estas tan loca. ¿Cómo vas a decir que solo tu hermano te quiere a ti y venir a insultar a su chica? Qué estupidez.-dije gritándole-vete de aquí porque no sabes lo que soy capaz de hacer si le sigues gritando.-Agarré a Alison del brazo y la llevé un poco lejos de ellos, mientras empujaba a las personas que se habían juntado ahí para mirar lo que estaba pasando.


-¿Qué es lo que te dijo esa asquerosa?-le dije a Alison. Ella no paraba de llorar y no podía respirar bien.
-Respira hondo. Mírame, ¿te pegó?
-Sí-dijo ella hablando entrecortado-peleamos hace unos minutos. Me siento re mal, me ha dicho cosas horribles con sus palabras-dijo y se largó a llorar más. Miré su brazo y habían rasguños. Cerré mi puño con todas mis fuerzas y de la bronca. ¿Qué se creía esta rubia de porquería? ¿La mejor? ¿Herir así a mi mejor amiga? Nadie la había hecho sentir inferior, e iba a pagar por eso. Caminé casi corriendo en donde se encontraba ella y empujé a todos, abalanzándome en donde ella estaba parada y le di dos cachetazos en la cara. Jamás había formado parte de una pelea, y mi corazón latía fuertemente por la adrenalina. Quedó atónita y hacía muecas tóxicas de ‘ay me pegaron porque soy la mejor’. Le empecé a gritar palabrotas. Hace mucho que no las decía pero estaba tan enfadada, enojada, cansada, ni siquiera la conozco y ya la odio profundamente, amo a Alison, nadie le hacía esto, ella ya había sufrido bastante de pequeña y al parecer esta mugrosa le había herido bastante para volver a estar mal como antes. Me gritó también de sus ‘palabrotas’ y era oficial esta pelea. Un chico intentó separarme de ella pero le dí un puñetazo. Nadie me iba a tocar, le iba a dar su merecido y no me importaba salir mal, yo a esta la iba a dejar pelada.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...