La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1138Vistas
AA

26. En su casa.

Todo estaba muy silencioso. Sentía un dolor terrible en la cabeza y me encontraba recostada en una cama. No tengo ni idea de dónde estoy. La habitación era grande y lujosa. ¿En dónde diablos estoy? ¿Cómo llegué aquí? Sostuve mi cabeza con las manos y busqué los recuerdos que habían ocurrido en la noche. Oh dios.

Las bebidas, hay no. Las llamadas, Zayn, hay dios. Me levanto de la ca

ma confusa y me encontraba sin chaqueta. Mi cabello estaba todo despeinado y enmarañado, y mi ropa arrugada. Un sonido en la puerta me hace saltar y se abre. Hay dios santo. Zayn entra por la puerta, sin más nada que unos pantalones de franela.

Mi respiración se entrecortó y sentí vergüenza. Por primera vez, en años, me volvía a sentir como una niña tonta y vulnerable, bajo sus ojos.

-¿Cómo te sientes?-dijo él cerrando la puerta detrás de él. 
-Mejor de lo que me merezco-murmuro confundida.-¿cómo llegué aquí?

Observo cómo se sienta al final de la cama. 
-Después que te desmayaste, te traje aquí.
-¿Por qué? Le podrías haber avisado a Alison y llegaría a mi casa.
-Alison estaba igual que tú pero con buena compañía. Tú no-dijo serio. Recordé el chico que trató de besarme.
-Lo siento-dije avergonzada frotando mi brazo con nerviosismo. Cerré los ojos y arrepentida de haber dicho eso. ¿Por qué me disculpo? Yo no le pedí ayuda, yo no lo llamé para que me viniera a buscar, él lo hizo… no sé por qué pero yo no lo obligué. No entiendo mis disculpas. Negué con la cabeza.
-Gracias pero yo no debería disculparme. Yo no te llamé para que me vinieras a buscar y hayas hecho todo esto-dije. Él me miró sorprendido.-¿y cómo descubriste dónde estaba? Yo no te dije exactamente qué bar. Hay muchos bares en Las Vegas.
-Bueno, si no me equivoco, sabía que estabas realmente ebria por la forma en que me coqueteabas-dijo aguantando la risa. Oh no. Eso no.

Una de las primeras cosas que yo sabía de mí era que nunca me había emborrachado, y no sabía mis actitudes de borracha, pero al parecer me comportaba como una estúpida y… hay dios, ¿le estuve coqueteando? Me puse toda roja.
-Yo… Yo no recuerdo esa parte-dije tratando de ocultar mi vergüenza. 
-¿Es tu primera vez no?
-No había llegado a tal límite de comportarme así-dije seria.-y no respondiste mi pregunta. ¿cómo me encontraste?
-Tengo muchos contactos, nena. Y Scott es uno de ellos. 
-largué una mala palabra- ¡Alison! Hay dios dime que Alison está a salvo-dije agarrándome la cabeza.
-Está en casa, Scott está cuidando de ella.-lancé un suspiro de alivio. Si Zayn confiaba en Scott, entonces no debería preocuparme. Recordé como Alison llamaba a Scott ‘scottie the hottie’ y comencé a extrañarla.

-Siempre estás en problemas, Michelle-dijo él con un tono divertido-todavía no lo puedo creer. Siempre la inseguridad está a tu alrededor, y te aferras a ello.
-No me aferro a la inseguridad, solo fui por mi amiga.
-¿Bebiendo igual que ella?
-No tenía planeado eso.
-¿Comiste algo?
-Deja de hacer eso.
-¿Hacer qué?
-De actuar, tu preocupación por mí. Solo quiero irme a mi casa.

Él negó con la cabeza, divertido.
-No saldrás de aquí hasta que comas algo. Si no comes, te pasará algo. 
-¿Me estás encerrando en tu casa?-arqueé una ceja. Él rió divertido. ¿Qué rayos tiene de divertida esta conversación? ¿Qué es lo que le causa gracia? ¡Díganmelo!
-Si tu lo quieres tomar como un secuestro, entonces, está bien-dijo él saliendo de la habitación, y agregó a lo lejos -si no comes ahora, no saldrás de aquí.

Miré desesperadamente para todos lados y encontré una puerta, la abrí y era el baño. Me encerré ahí y traté de arreglar un poco mi aspecto. Parecía una chica recién atropellada por un camión. Me até el cabello con una colita que tenía en mi bolso y salí del baño. Estaba ocupada inspeccionando la habitación que me asusté por la presencia de Zayn en la puerta. Él ya tenía puesta una comisa.
-¿Vendrás o no?
-Sí-dije murmurando. Salimos de la habitación y observo cada detalle. Al parecer, esta era la famosa casa de Zayn. Ni en millones de años me imaginaba aquí adentro.

Pasamos por varios salones que no alcanzaba a ver, y llegamos a la cocina. Comí algunas galletas que se encontraban en la mesa, mientras él estaba en otro lugar de la casa, y no sé qué haciendo. No le di importancia y mi nerviosismo era cada vez más grande. ¿Qué haría mi madre al ver a Scott cuidando de Alison y sin que yo estuviera allí? Cuando se había enterado que perdí mi celular en una calle de pandilleros, se alteró por completo, y le había prometido que no pasaría más nada ni ocurriría otra cosa parecida. Pero esto. Hay dios, me matarán, los dos. El deseo de tener un celular para enviarle un mensaje a Alison, era inmenso. Quería hablar con ella, quería salir de aquí. Digamos que Zayn… me ponía muy nerviosa, y más, cuando estoy en su casa. A solas. Con él.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...