La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1150Vistas
AA

27. Él había cambiado.

Mientras comía veía la televisión que pasaba una supuesta novela ‘romántica’. No era de ver mucha televisión pero ahora era la única cosa que no me ponía nerviosa en esta casa. 
Él entró por la puerta y sonrió- ¿Solo eso vas a comer?
-No tengo hambre-murmuro sin mirarlo, todavía mis ojos pegados en la televisión.


Él se acercó a la tele y la apagó-Es hora de irnos.
Lo fulminé con la mirada y volví a la habitación, para recoger mi bolso. Me acerqué al baño y me cepillé los dientes. Sí. Me cepillé los dientes con el cepillo de Zayn Malik. Me sentía mala, y me reía a carcajadas. Era una venganza limpia. Creo.

Salí de la habitación y él tenía las llaves del auto- ¿Lista? -arqueó una ceja. Asentí seria y me puse detrás de él. Salimos por la puerta y subimos a su famoso auto rojo. Él aceleró y quedamos en un silencio incómodo. Lo miré de soslayo y él estaba aguantando la risa. Lo miré confundida, ¿Sigue riéndose como si todo esto fuera una broma? Cuando llegue a casa, mataré a Alison y a su encanto para convencer a las personas de todo.

Él se dio cuenta de que lo miraba y me miró, todavía con su estúpida sonrisa que era realmente encantadora. Ugh.
-¿Así que te divertiste anoche?-dijo él tapándose la boca para que no se ría a carcajadas.
-¿Qué es lo que te parece divertido?-le dije frustrada. 
-Eres tan profesional con todo esto de las fiestas-dijo con sarcasmo y largando carcajadas.
-Yo voy a fiestas todo el tiempo pero nunca me pasé así con las bebidas-dije cruzándome de brazos como una niña.
-¿Ah sí? Yo pensé que era la única fiesta después de varios años.-y seguía con su sonrisa maliciosa. 
-¿Y usted SEÑOR es profesional en las fiestas? ¿Ah?-dije marcando cada palabra y enarcando una ceja. Él cambió la sonrisa y quedó serio, arreglándose la garganta.
-No tan así.
-Ah-dije satisfecha por su respuesta y volví mi mirada hacia la ventanilla.- ¿Qué pasó con el chico? -dije recordando todo. Lo último que recordaba era la mirada fulminante de él, y los brazos fuertes agarrándome para que no cayera. Me había desmayado y no recordaba para nada lo que había pasado después.
-El chico también estaba borracho. Se fue corriendo del susto al ver que te desmayaste. Pensó que te habías muerto y gritaba como loco diciendo que no era el culpable. Estaba a punto de llamar al psiquiatra para que se lo llevaran-dijo arrugando la frente.
-¿De verdad?-dije sorprendida. Me miró y volvió a reír- Sigues haciéndolo -enfadada, volví a mirar la ventana.
-Es que todo esto es muy gracioso-dijo entre medio de carcajadas.-fue la noche más graciosa que no viví nunca. Jamás me había divertido así-decía mientras se secaba una supuesta ‘lágrima’. Lo fulminé con la mirada pero por dentro me reía con él. Se estaba riendo de las tonterías que había causado. Le da gracia que haya pasado todo esto.
-Oye-dijo acercándose a mí.-¿Te cepillaste los dientes?-dijo él sorprendido y volviendo a mirar al frente. Mi corazón se paralizó. Hay. Me cachó. 
-Um. Sí.
-¿Con qué cepillo? ¿Llevas un cepillo de dientes en tu bolso?-dijo él confundido sin dejar de mirar al frente.
-Um. No.
Él abrió los ojos sorprendidos y rió divertido.
-Michelle, ¿qué voy a hacer contigo?-dijo él negando la cabeza, sonriendo. ¿Le parecía gracioso? 

Paró en seco y me asusté. Estábamos ya en casa.
-No quiero sonar grosera pero no te podré invitar a entrar a casa porque asesinaré a Alison y no quiero testigos-decía mientras abría la puerta.
-No te preocupes.-dijo él levantando los brazos.
-Gracias, aunque no era necesario nada de esto-dijo tratando de agradecerle como podía. No entendía bien su preocupación por mí, pero lo único que yo le podía decir era gracias. Tampoco era tan grosera para salir del auto y entrar a la casa sin preocupación.
-No hay problema-dijo entre dientes como si tendría otra cosa más que agregar. Bajé del auto y saqué las llaves mientras me acercaba a la puerta.
-Hey-volví a escuchar a Zayn. Me giré y lo escuché-Me encantó dormir contigo anoche-me guiñó el ojo y aceleró el auto a toda velocidad, desapareciendo en solo dos segundos. Me quedé con la boca hasta el piso, perpleja, sin poder moverme. Paralizada.
¿Pero qué rayos? ¡¡¿Dormí con Zayn anoche?!!-me gritaba por dentro-Hay dios-dejé escapar un grito asustada. Entré a la puerta rápidamente y ruborizada. Mis manos temblaban y había puesto la llave torpemente en la cerradura. Cerré la puerta y me apoyé en ella. Alison apareció con una sonrisa hasta el cielo y se acercó corriendo a abrazarme.
-¡Mi amor!-dijo ella abrazándome-¡Estas bien! Sabía que podía confiar en Zayn. ¿No te violó verdad?-dijo fulminándome con la mirada. Dejé escapar un grito del susto. ¿Por qué me asustan así?
-Te amo tanto amiga pero lamento decirte que te tendré que asesinar ahora mismo. ¿Sabes por qué? ¡Porque todo lo que pasó fue gracias a ti!-dije gritando y ella comenzó a correr divertida por toda la casa. No sabía realmente si jugábamos o esto era en serio. Pero por dentro tenía unas cuantas ganas de torturarla por haber hecho que todo esto pasara.

-¡Me encerró en su casa y dormí en su cama! ¡Te asesinaré por eso!-dije corriéndola. Ella paró en seco y me miró sorprendida. Fingió asombro exagerado y gritaba. Había mal entendido las cosas.
-¡Tengo que contarle a todos!-dijo ella agarrando el celular. Yo luché con ella para que soltara el teléfono y éste calló perfectamente al sofá. 
-¡Dios mío! ¿Dormiste con él?-decía ella librándose de mi agarre.
-Sí-dije poniendo la mano en mi frente-estaba inconsciente, estaba desmayada, no sabía nada-decía desesperada tratando de explicarle.
-No te preocupes, igual ya sabía-decía tranquilizándose. Encogiéndose de hombros. Sin preocupación. La miré perpleja.
-Scott había pasado por allí anoche y los vió a ustedes durmiendo. Tenía claro que tú estabas desmayada porque no te creía capaz de dormir con él, aunque Zayn no tenía otra cosa que dormir contigo ya que se negaba en el sofá y esa era su única cama.
-¡Y por qué no me llevó a casa! Hay dios. ¡Qué vergüenza! 
-¿Qué vergüenza? ¡Qué sexy! ¡Es tan tierno contigo! ¡Está loco por ti! ¿No ves todo lo que ha hecho por ti, Michelle? Se mantuvo en contacto toda la fiesta con Scott para saber si estabas bien. ¡Estaba re preocupado! 

Me senté en el sofá sin poder más. ¿De verdad él se había preocupado tan así por mí? ¿Todo lo que hizo por mí no fue por obligación? ¿Lo sabrá mi madre? ¿Y mi padre? ¿Qué va a pasar? ¿Cómo voy a poder hablarle la próxima vez después de enterarme de todo esto? Tapé mi rostro avergonzada mientras escuchaba los elogios hacia Zayn y su tanta preocupación por mí. Todavía no puedo creer esto. ¿De verdad él había cambiado? ¿Todo había cambiado entre nosotros dos?
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...