La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas. Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1111Vistas
AA

13. El billar. Juego sucio.

-Oh, pues, entonces estoy muy emocionado de verte allí-dijo asintiendo.


-Claro, no lo dudes-dije creando una sonrisa falsa.
-Si me disculpas, tengo que seguir con la partida.
-Claro, tu partida ‘importante’ de billar-le dije mientras se estaba yendo. Él se dio la vuelta y volvió hacia mí.
-Ángel, ¿creías que yo solo ganaba dinero en ese restaurante?-dijo agarrando mi rostro y observándolo. 
-De una forma sucia-dije quitando su mano de mi cara. Él estaba a sólo centímetros, pero no me alejaría, no me mostraría vulnerable.
-¿Ganar plata en las apuestas de un juego de billar es sucio?-dijo riéndose.
-Para mí, sí-dije levantando la cabeza y observando a sus compañeros, mirándome con unas rostros serios y caídos. –Parece que tus compañeros están esperando-dije incómoda al ver que Zayn me observaba de arriba abajo.
Me guiñó el ojo y se dio la vuelta para volver. Cuando miré a mi costado, no había nadie.

Alison.

Oh dios, ¿ahora dónde fue Alison? Mire para todos lados y comencé a buscar. Ella se encontraba en la misma mesa de billar, donde estaban jugando Zayn y sus ‘compañeros tatuados’. Estaba apoyando su brazo en el hombro de un chico, mientras hablaban y se reían. ‘Genial’-dije en mi mente y sonriendo sarcásticamente.
-Alison-dije sonriendo exageradamente-tenemos que irnos-la agarré del brazo pero ella se negó.
-Los chicos nos propusieron enseñarnos a jugar, no podemos rechazar esta gran oferta-me dijo sonriendo coquetamente. Sentí que Zayn me miraba, y me sonreía. Oh dios, prefiero que otro chico me enseñe, no él, no él por favor.

Alison comenzó a susurrarle al chico alto a su lado, y se le acercó, poniendo sus fuertes brazos alrededor de ella, e indicando y explicando brevemente las instrucciones de billar, y ni siquiera entendía dónde estaba la bola roja que él indicaba. 
-¿necesitas que alguien te enseñe?-cambié mi rostro por completo y me di la vuelta. Zayn estaba a sólo centímetros.
-No creo que sea buena idea.
-Yo te enseñaré-dijo sonriendo. Me resigné a protestar o a negar. Quería ver lo que hacía él, quería ver cómo me enseñaría. Por otro lado, aunque lo negara miles de veces, quería que él lo haga.

-Agarra el taco-dijo señalando uno que estaba descansando en el regazo de la mesa. Lo recogí y lo miré.
-¿Y ahora?
-Choca la bola que tú quieras-dijo él. Me acerqué un poco más a la mesa pero no sabía cómo posicionar el taco entre mis brazos y mis manos. Sentí un cuerpo detrás de mí. Él estaba pegado atrás mío, agarrando mis brazos y ayudándome a posicionar el taco en las manos.
-¿Lista?-dijo sin separarse. Sentía su respiración y aliento en mi cuello.

Llegó a tal punto que me hacía cosquillas.

-Si-dije tragando saliva nerviosamente.
-Cuál bola prefieres chocar-dijo susurrando en mi oído.
-La azul no está mal.
-Me gusta el rojo.
-Entonces será el rojo-dije. 
-Hay que tratar de meter la bola nueve en los agujeros y podrás ganar la primera partida. También puedes chocar las otras bolas para que empujen a la bola nueve, y así meterla en uno de los seis agujeros. Tú eliges.

Me quedé callada y me concentré. La bola roja chocó a la bola negra, haciendo lo mismo con la verde y la azul, dejando a la mitad del camino, hacia el agujero, a la bola nueve.

-Excelente-dijo en mi oído. Podía sentir que estaba sonriendo satisfecho. Hice otro tiro y la bola nueve cayó en el agujero. Alison comenzó a gritar y a festejar por mi perfecto tiro. Me posicioné y lo miré. Él sonreía.

-Ahora, tú sabes jugar a la perfección; 'el juego sucio'.- ‘eso te dejaba en qué pensar. 
Dejé el taco sobre la mesa y me acerqué a Alison.
-Es suficiente-dije largando todo el aire que contenía. De alguna u otra forma estaba nerviosa. Más que nerviosa.
-Oye, el jugador profesional te ha enseñado muy bien-dijo guiñándome el ojo.
-¿y tú? ¿no ibas a ‘aprender’?-dije levantando una ceja.
-Scotty the hottie ya me ha enseñado-dijo ella sonriendo al chico de su lado, mientras la abrazaba.
-Ok, Scott-dije, al parecer, él se llamaba así-si me disculpas, nos tenemos que ir. Querida, nos vamos en este instante-le dije agarrando su brazo y tirándola hacia la salida. Cuando estuvimos afuera ella se quejó.
-Oye, la estábamos pasando bien. Y eso te incluye a ti también, que estaban bien juntitos ustedes dos. Tú & Zayn-dijo ella haciendo señas con los dedos.
-Sí lo sé, pero tengo sueño, quiero volver a casa.
-Oye tú normalmente te quedas hasta las tres de la madrugada.
-Son las dos y media.
-Bueno pero falta media hora para disfrutar.
-Media hora es rápido. Ya nos vamos-dije abriendo la puerta de la furgoneta para que nos valláramos a casa. Ya era tarde y no era tan seguro como parecía. Llegaban más personas extrañas y todos nos miraban de reojo. Era mejor que tengamos precaución y volvamos a casa sanas y salvas.

-------------------------------------

-Así que, tu opinión sobre Zayn, ¿ha cambiado en sólo una noche?-dijo ella sentada en la cama, con los pies cruzados y pintándose las uñas de azul.
-Yo nunca he dicho eso-dije abrochando la camisa de mi piyama.
-Sí pero ya no piensas negativamente sobre él. Estas como… cambiando de opinión. Él lo está haciendo, ¿verdad?
-Sí pero todavía no estoy segura-me di la vuelta y la miré-puede que haya cambiado pero eso no quiere decir que siga siendo el chico cargoso que conocí. Él-me senté en la cama y suspiré-él tal vez haya madurado. Pero en una sola noche mis opiniones y perspectivas hacia él no cambiaron totalmente.
-Oh, pero, se está haciendo el proceso.
Un lado de mí le gustaba esa idea pero por otro lado no. Me enfurecía que él esté logrando lo que quiere… ¿o no?
-Oh, ahora tienes que hablarme sobre esa tal fiesta de Las Vegas streep que ‘confirmaste’ cuando estábamos con Zayn. Eso fue mentira, ¿verdad?-dijo mirándome de reojo.
-Sí, lo hice sólo para que no se burlara de mí. Así que tendremos que ir a esa fiesta, el sábado.
-woohooo-gritó ella levantando los brazos. Eran las cinco de la mañana, y probablemente mis papas estén durmiendo.
-Shh-dije riéndo.
-Lo siento. Es que la mayoría de las veces soy yo la que te arrastra hacia las fiestas, y ahora, tú me arrastrarás hacia allí. Aunque, estamos hablando de una fiesta ‘super famosa’ yo creo que será de lo mejor, así que iré con gusto y no me tendrás que arrastrar-dijo soplando sus uñas.
-Compraremos las entradas mañana, y veremos qué nos tendremos que poner.
-Me gustaría un vestido, pero creo que ese tipo de fiesta es para ir más… sexy. Con shorts cortos y esas cosas por el estilo.
-Qué suerte que no tenemos que llevar vestidos, pero por otro lado, los shorts cortos me desagradan.
-Te desagradan porque las zorras lo usan. Pero que tú lo uses no significa que seas una.
-Lo sé, pero no quiero lucir así.
-Bueno, entonces, como mañana es viernes, tendremos tiempo para encontrar los atuendos perfectos. Y vamos a dormirnos ahora porque tus padres nos matarán-dijo riendo y tapándose con las frazadas. 
-Tómalo como hecho-dije riendo y haciendo lo miso que Alison. Apague la luz, y me recosté, pensando en qué lío me había metido. ¿habrá mucho alcohol? ¿cómo será la fiesta? Oh dios. Estaba muy nerviosa.
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...