La gente cambia - (Zayn&Michelle) Novela Original.

Sinopsis: Michelle, una chica aventurera que luego de sufrir un horrible pasado gracias a su peor enemigo, Zayn Malik, se muda de Las Vegas a la ciudad de Chicago, creciendo en paz con sus nuevos amigos y familia. Pero los cambios de trabajo de sus padres hicieron el peor destino para ella; volver a Las Vegas.
Michelle debe enfrentarse otra vez a Zayn Malik, sufriendo de sus actos estúpidos, ella realmente lo odiaba. Hasta que descubrió, que él había cambiado... Y supo, toda la verdad y la explicación del por qué él era así...

5Me gustan
0Comentarios
1173Vistas
AA

23. Descubriendo.

-Con Scottie the hottie y Zayn tu príncipe.
-¿Qué?-grité como loca. Nos encontrábamos ya en casa, y mi mamá estaba en la cocina. 
-Ajá-dijo ella poniendo la mesa para comer.


-No… ¡No puedes hacer eso! ¿Estás loca? Me moriré de vergüenza. ¿Ya… Ya los invitaste?
-Sí, y los dos aceptaron felizmente. Dijo Zayn que tenía que hablarte sobre un tema serio.
-¿De un tema serio?-dije tragando saliva.-¿a solas?
-A solas-dijo ella guiñándome el ojo. 

Cuando terminamos de comer, subí a mi habitación desesperada. Estaba en un ridículo piyama y no quería que me vieran así. Me cambié por una camisa cuadrillé celeste, unos jeans azules y unas converse negras. Solté mi pelo y dejé que mis rizos hicieran su trabajo, para que se vieran lo más natural posible. Me maquillé un poco pero no recordaba bien qué me había puesto, ya que escuché la puerta de la entrada cerrarse y a Alison saludando animadamente. Me quedé perpleja mirando mi rostro en el espejo, tratando de tranquilizarme bajé las escaleras disimuladamente y recé por no hacer nada ridículo en toda la noche. Y lo peor de todo, es que en las películas de terror, me asusto mucho.

Cuando bajé, vi a Zayn mirándome. Al bajar me acerqué a él lo más seria posible y lo saludé. Él me agarró por la cintura y me acercó a él susurrándome:- tenemos que hablar de algo serio.
Yo asentí nerviosamente y nos acercamos a Alison y a Scott.

-Bueno, con Scottie pensamos en ver Cuarentena.
-¿Cuarentena?-dije asustada-esa película es como REC. ¡Es horrible!
-Lo sé, y es genial-dijo ella animadamente. Miré a Zayn asustada y él reía por lo bajo. Lo fulminé con la mirada y me senté en el sillón. Alison colocó el cd en el dvd y la película empezó. Apagaron las luces y pusimos palomitas. Zayn se había sentado al lado mío y yo estaba más que nerviosa. 

La película comenzaba aburrida, pero luego fue tomando escenas horribles. Las personas infectadas de una supuesta ‘rabia’ mordían y comían a las personas sanas, haciendo escenas sangrientas y de horror. Como había dicho, cuando veía sangre, me alarmaba y me angustiaba. No soportaba ver cosas sangrientas, me daban náuseas. Miré de costado a Zayn y él tenía una postura firme, a veces estaba serio y a veces se reía un poco, al igual que Alison y Scott. No entendía que era lo que daba gracia, que los hayan encerrado en un edificio con esos monstruos o que se comían entre ellos.

Yo gritaba del miedo y a veces me tapaba, mientras los demás se reían.

-¿Cómo te puede dar gracia Zayn? ¿Qué es lo gracioso?-le dije abrazando mi almohada con las piernas arriba del sofá.
-Me dan risa tus reacciones.
-¿Te da risa que me asuste? Que cruel eres-dije fulminándolo con la mirada.
-Ven-me dijo él levantándose y dándome la mano. Insegura, la agarré y me llevó hasta la habitación de arriba, cerrando la puerta, como si conociera toda la casa.
-¿Qué ocurre?-dije asustada.
-Tenemos que hablar de algo serio-dijo acercándose. Me senté en la cama y lo miré.
-Ya sé quién es la persona que entró a tu casa a robar, y sé lo que él quería.
-¿Qué?-dije levantándome y quedándome al lado de él. Asintió y prosiguió:-
-Entró a la casa robando mis llaves, del garaje. Entró por la puerta trasera, y ahí tuvo acceso a la casa.
-¿Quién? ¿Y qué quería?
-¿Te acuerdas del chico que estaba conmigo la otra vez…? ¿Cuándo viniste a verme el otro día?
-Yo no te fui a ver. Y sí, lo recuerdo.
-¿A no?-dijo él sonriendo-Viniste a verme para culparme sobre eso. Significa que fuiste a verme.
-Sí pero…
-Pero no te culpo. Yo también hubiera sospechado de la única persona que tenía las llaves de tu casa. Eres muy inteligente ángel, aunque no estuviste tan cerca de quién era el culpable.
-No me llames ángel-dije seria- entonces, ¿él es el que entró a la casa? Parece que tú lo conoces.
-Sí… Es él… y [...]
Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...