Te amo tanto que te odio

Rose Wilder no soporta de ninguna manera a Liam Payne. Sus familias se odian pero, aún así, tienen que verse todos los días en el colegio. Rose niega rotundamente su amor por Liam.... hasta que se encuentra besándolo tiernamente.

Un FanFiction de amor es muy habitual ¿Por qué no combinarlo con algo de humor y poco de ONE DIRECTION?


Porvafor dejen sus comentarios para poder así arreglar lo que no les guste :)

7Me gustan
2Comentarios
249Vistas
AA

1. ¿Por qué los niños son tan tontos?

 

 

No podía verle la cara, pero no le hace falta para saber que se ha quedado dormido otra vez. Lo conoce bastante bien. Después de todo no es el primero ni el último en quedarse dormido en la clase de Historia. De echo, más de la mitad de los alumnos  están en el quinto sueño mientras la profesora habla de la revolución francesa... o eso cree... porque en verdad ella también sabe que no le ha estado prestando la más mínima atención a lo que ha dicho en los últimos cuarenta y cinco minutos.

 

Rose Wilder jamás había estado más pendiente de un muchacho en su vida como lo estaba en ese momento con Liam Payne. Ella negaba rotundamente en su cabeza que le llegara a “agradar” de alguna manera aquel chico tan tímido y poco normal. Y en verdad no le agradaba en lo absoluto.

Desde que eran niños se había odiado, todo por un pleito entre sus hermanos mayores. Y lo más triste era que no sabían que había pasado como para que la familia de los Wilder y de los Payne se odiaran  tan... fieramente.

 

Más de una vez, su padre le había cambiado de salón para que no quedara cerca de Liam, pero este año habían muy pocos alumnos y fue imposible que a Rose le hubiesen cambiado de salón por sexta vez en su vida escolar.

 

Rose le miraba, inspeccionando cada uno de sus detalles en los hombros encorvados hacia su mesa y sus cabellos marrones con ondas acarameladas. Su cabello parecía tan suave...y Rose se preguntaba si en verdad sería tan suave cuando lo tocara...

Pero no podía permitirse pensar de esa manera tan horrible, no, no y no.

Liam no era más que un presumido. Aunque Rose le odiara no sería capaz de desearle la muerte, como hacían muchas personas. Ella había presenciado la muerte de su madre a los escasos nueve años. No quería que ningún familiar de Liam pudiera sentir lo que ella sintió aquella terrible tarde de septiembre.

 

No pretendía sentir algo por Liam... pero si se imaginaba su cuerpo sin vida...

Se estremeció. No era una visión muy bonita.

 

Cuando era pequeña, Rose solía soñar con el día de su boda y con tener un novio, aunque en verdad tuviera sólo doce años.

Una noche, Rose soñó con Liam. En ese sueño él la empujaba por las escaleras y luego se reía. Rose se despertó entre llanto y bajó a ver a su padre.

 

-Papá... ¿Por qué los niños son tan tontos?- Le preguntó Rose a su atareado padre a mitad de la noche. Todd Wilder era dueño de una empresa de colchones, por lo cual tenía que trabajar casi todo el día en su oficina que se había instalado en la comodidad de su casa.

 

El señor Wilder miró a su hija mientras dejaba a un lado la laptop con las finanzas del mes. Rose andaba en camisón y le daba miedo acercarse a la luz de la lámpara de su padre, ya que no quería que su padre viera los cambios que ocurría en su cuerpo que se podían ver con el camisón que traía. Sólo se quedó en la puerta.

 

-Aún no han madurado, Rose. Es cosa de crecer ¿Porqué no estas dormida? Ya va a dar la media noche-

 

Rose levantó su brazo derecho en donde tenía un yeso blanco.

 

-Me dolía, papá-

 

Justamente el día anterior, Rose se había resbalado en la cocina y se había roto el brazo. Se había resbalado porque no había visto el jugo en el piso, estaba demasiado ocupada leyendo un libro.

 

El señor Wilder se levantó de su silla para acunar a su hija en brazos, pero Rose dio un paso hacia atrás, diciéndole así a su padre que quería un poco de distancia.

Desde que su madre había muerto, Rose se había vuelto independiente y no le gustaba el contacto físico con nadie, ni siquiera con su propio padre.

 

-Debiste dejar que Jenny te pusiera algunas almohadas bajo tu brazo-

-No papá, no quiero que Jenny se me acerqué- Dijo Rose cruzándose de brazos- Según sé, las madrastras no son de fiar-

 

-Rose... no me gusta que le digas así a Jenny, ella solo quiere ayudarte, quiere ser parte de tu vida.-

 

-¿Pero y si no quiero? Estábamos bien antes de que ella llegara...-

 

-Rose, ella es parte de la familia ahora, no es justo que la trates así-

 

Rose tornó los ojos con molestia.

-Me voy a la cama, papá. Que tengas buenas noches-

 

Dicho esto, el teléfono sonó al lado de Todd, cuya secretaria gritaba que alguien se había metido a la base de datos de la compañía y les había robado mas de mil dólares.

Cuando el señor Wilder había trancado el teléfono, Rose había vuelto a dormir en su cuarto.

 

 

-Seguro que reprobaré el examen- Admitió una chica de cabello lacio y negro a Rose- No se como logras no quedarte inconsciente cuando Helen abre la boca. Todos caemos como moscas cuando empieza a relatar la clase-

La chica era de piel blanca y ojos cafés. Su peinado le hacía ver como si tuviera la cara en forma de corazón.

 

-Aunque esté consiente en clase, no le presto la menor atención. Me es más fácil soñar con los ojos abiertos que con los ojos cerrados.-

 

Rose y la chica caminaron por la cafetería y pasaron por una puerta de roble que daba a las afueras del colegio.

El cielo hoy estaba pintado de un color lúgubre, pareciera que fuera a llover. El patio de cemento estaba desierto a excepción de unas cuantas alumnas que jugaban volleyball junto a la fuente de La Virgen María.

 

-Aunque haya estado inconsciente, no estuve ciega los primeros minutos de la clase- Dijo la chica mirando a Rose con la ceja enarcada- ¿Qué intención tienes con Liam Payne?-

 

Rose se sobresaltó. ¿Había sido demasiada obvia al observarlo?

 

-No hay ningún interés, Gabriela. No inventes cosas-

 

Gabriela rió mientras le daba unas palmaditas a Rose en el brazo.

 

-Sólo bromeo, ya se que se odian mutuamente-

 

-Me alegra que lo sepas, sabes que Matt es mi único amor platónico-

 

-¡Perdóname, pero Matt es mío!- Inquirió Gabriela sentándose en una mesa de piedra al otro lado de la fuente. Rose también se sentó.

 

-¿Hablan otra vez de Matt Abbey?- Dijo Melanie al sentarse junto a Gabriela.- Porque si están hablando de quien es, es total y completamente mío-

Melanie tenía el cabello oscuro y liso como Gabriela. Ella tenía la piel mas morena que Gabriela y que Rose, sus ojos eran como dos carbones.

 

Rose y Gabriela rieron a la vez que Melanie se quedaba seria.

 

-Hablo enserio, es mío-

 

-Calma, Mel. Tenemos que aceptar que Matt es un cantante muy talentoso que jamás conoceremos.- Admitió Rose mientras sacaba de su bolso una bolsa marrón en donde aguardaba su sándwich.

 

-No seas tan negativa, Rose. Quien sabe si algún día vamos a su concierto ¡¿Y si lo llegamos a conocer?!-

 

-Gaby, Matt vive en Inglaterra, dudo que venga a Idaho a buscarnos. Ni siquiera se ha molestado en responder los tweets que Mel le ha mandado a su cuenta personal.-

 

-Bien... pero si mi papá me llega a dar cuatro boletos para su concierto en California te voy a decir “Te lo dije”-

 

El padre de Gabriela era dueño de una de las estaciones de radio que más se oía por aquellos lares. Siempre que él patrocinaba un concierto por la radio le daban un par de entradas, las cuales se las daba a sus hijos.

Para suerte de Rose, Melanie y Gabriela, ella era la única de los dos que le encantaba Matt Abbey.

 

-Hablando de cuatro ¿Dónde se metió Valerie?- Preguntó Gabriela sacando de su bolso un recipiente con un racimo de uvas.

 

-Está en la cafetería con su amorcito- Rió Melanie.

 

-O vamos- Inquirió Rose- A Valerie no le gusta Niall Horan.-

 

-¡Pero se verían tan lindos juntos!- Suspiró Melanie.

Si había algo que le gustara más a Melanie que Matt Abbey era emparejar a las personas con otras. Normalmente molestaba a Gabriela con Zayn Malik.

 

-Pero son sólo amigos, Melanie. Deja a Valerie y a Niall en paz.-

 

Melanie se cruzó de brazos y se puso tensa por un segundo, al igual que Gabriela, habían visto quienes se aproximado hacia ellas.

Rose captó la mirada fastidiada de Gabriela y se dio la vuelta para encontrar que la pandilla se acercaban hacía ellas.

 

La pandilla ,como les había llamado Gabriela, estaba conformada por Louis Tomlinson, Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik. Niall Horan también pertenecía a este grupo, sólo que al estar cerca de Valerie se alejaba de sus cómplices.

 

Ellos no eran tan malas personas, excepto Liam según Rose, pero era muy escandalosos he intranquilos. Ellos eran de aquellos que molestaban en clase, rayaban las paredes, rompían ventanas... era el grupo del desastre.

 

-...Y el día se arruinó...- Susurró Gabriela antes de que Zayn se sentara a su lado.

 

-¡Hola!- Exclamó Louis al momento que saltaba y se sentaba sobre la mesa. Rose y Gabriela sacaron sus desayunos un segundo antes de que Louis los aplastara con el peso de su cuerpo.

 

Harry se sentó al lado de Rose y le saludó tímidamente mientras que Liam hacía lo mismo con Melanie.

Harry era de tez blanca pero un poco dorada. Tenía cabello negro y los ojos verde, pero sus ojos cambiaban a veces de color con el tiempo. Ninguno de ellos sabía el porqué de aquello. A Rose le agradaba Harry y le encantaban sus rulos espectaculares.

Liam tenía en cabello castaño claro, parecido al de Rose, y los ojos castaños. Zayn tenía en cabello negro y los ojos marrones, se parecía bastante a Gabriela de no ser que Zayn era de piel más tostada y mucho más atlético que Gabriela.

Louis era de cabellos castaño oscuro, sus ojos de color azul y tenía buen cuerpo por lo cual la mitad de las mujeres del colegio solían mirarlo embobadamente cuando él caminaba por los pasillos. Él era muy chistoso en ciertas ocasiones, pero cuando empezaba a hacer bromas pesadas perdían el encanto.

Harry a veces era un poco tímido, pero cuando agarraba confianza se comportaba algo... extraño. Sus padres, ambos, eran ginecólogos, por lo cual él estaba bien informada de muchas cosas y sabía cosas... de esas desde que estaba en primer grado. Todos los días les hablaba del trabajo de sus padres y, sobretodo Rose, Gabriela, Melanie y Valerie, terminaban asqueadas por el resto del día.

 

Rose era buena amiga de Harry y le había preguntado muchas veces porque estaba con Louis todo el tiempo, pero él siempre respondía que era una buena persona muy en el fondo.

 

-Bueno, pues. ¿Quién quiere ir a jugar Bowling al centro mañana?- preguntó Louis frotándose las manos.

 

Gabriela, Rose y Melanie se quedaron calladas.

 

-¿Nadie?-

 

-Yo iré- Dijo Harry, tomó el antebrazo de Rose y lo elevó a la fuerza.- Y Rose también-

 

Rose quejó.

 

-¡Claro que no! Tengo mucha tarea...-

 

-¡Pero es viernes!- Protestó Louis.

 

-Además, Rose. No puedes dejarme sólo con este tramposo ¿O sí? ¿Dejarás que este haga pedazos mi autoestima hallando la manera de ganar suciamente?-

 

Rose frunció el seño.

 

-Sí. Louis, rómpele el autoestima por la mitad-

 

Louis rió.

 

-Está echo... pero tienes que venir. Al igual que tú Gabriela- Louis posó su mirada en ella y luego en Zayn- El In-Zayn (Sobre nombre por la canción de “I Want”) este se muere porque vengas-

 

Zayn se sonrojó y se paró torpemente de la mesa.

 

-Tengo que... ir... a... ¡TENGO QUE IRME!- Exclamó, tomó su bolso y se fue hacia la cancha de fútbol.

 

Liam, Louis y Harry rompieron a reír. Rose vió como Gabriela se sonrojaba hasta la coronilla.

 

-No podemos ir, Louis- Se excusó Melanie- Hemos planificado una pijamada solo para chicas- Aclaró al ver que Louis abría la boca- justamente esta noche. Cuanto lo lamentamos-

 

Rose sonrió internamente. Excelente idea, Mel. 

Después de aquella excusa, los chicos las habían dejado en paz.

Rose, camino a casa, se detuvo frente al cementerio y se sentó frente a la tumba de su madre. Todas las tardes, Rose hacía lo mismo porque, al estar junto a la lápida, sentía otra vez el amor de la presencia de su madre. 

 

Si el amor no venía de su madre, ella no lo soportaba. 

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Hola! soy nueva así que dejen sus comentarios para seguir esta historia :)

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...