Moments

Una chica de 23 años ve su vida cambiar por completo cuando se muda a Inglaterra y conoce al amor de su vida.

120Me gustan
43Comentarios
4621Vistas
AA

3. Use somebody

 

*Regreso a mi punto de vista*

Tomé su brazo y empezamos a caminar. Hacía bastante frío. No sabía si eran ideas mías o Harry estaba caminando muy lento. Parecía que ninguno de los dos quería romper el hielo. “Debería decir algo” pensé.

“Cuéntame ¿cómo te va? ¿Te gusta Inglaterra?” estaba sonriente.

“¿Estás loco? ¡Este es el mejor sitio en todo el mundo! Después de mi país, claro” reí.

“¿Eres de…? Josh me dijo pero ahorita no recuerdo” me preguntó.

“De Venezuela” respondí.

“¡Bien! Entonces hablas Español ¿no?”

“No, para nada. Hablo Ruso” Ambos reímos.

Harry era el tipo de chico que sabía exactamente qué hacer para captar la atención de una chica. “debe ser un rompecorazones” pensé. Tuvimos una pequeña, pero realmente agradable conversación de cinco minutos hasta que llegamos a casa de Josh. Lilly nos abrió la puerta:

“¡Hola! Hasta que por fin llegan. Harry, tu mamá estaba preguntando por ti. Veo que ya se conocen” dijo Lilly.

“Sí. Nos conocimos esta mañana en la tiendita de tu papá pero alguien fue antipático conmigo” le di una mirada sarcástica a Harry y reí.

“Pero no me mires así. Ya me disculpé por eso” todos reímos.

“Entren, hace mucho frío allá afuera”.

La familia de Harry, Tom y su hermana ya habían llegado. Tom era el novio de Lilly y estaba ahí porque él y Lilly iban a anunciar su compromiso.

“Harry él es mi novio Tom y su hermana Alex” dijo Lilly mientras nos sentamos. Harry estrechó las manos de Tom y Alex.

“Por Dios ¡no lo puedo creer! ¿Eres Harry Styles?¡No puedo creerlo! ¿Sabes que soy tu fan número 1? ¿Tom, por qué no me dijiste? Pude haberme puesto algo mejor. ¿Me puedo tomar una foto contigo? ¿Me sigues en Twitter?...” Alex empezó a desesperarse e hiperventilar. “No, por favor” pensé.

“Alex, cálmate. Vas a asustar al pobre Harry. No te dije porque no sabía” Tom parecía apenado.

“No te preocupes, Tom. Estoy acostumbrado a esas cosas” dijo Harry mientras guiñaba el ojo mirando a Alex. “Entonces, Alex ¿cómo estás?...”

Alex y Harry empezaron a hablar, entonces Lilly me presentó a la familia de Harry. ¡Qué personas tan adorables! Dejé mi teléfono y mi chaqueta encima de la mesa para ir a saludar a Ally y darle un regalito. Luego cenamos y continuamos la conversación antes de cantar “feliz cumpleaños”. Como Alex todavía acaparaba la atención de Harry, decidí sentarme al lado de Josh.

“¿Puedo tener su atención un momento, por favor?” Dijo Lilly en una voz que sonaba ansiosa. Ya sabía lo que venía y no puede hacer otra cosa sino sonreír. “Mamá, papá. Tom y yo tenemos algo que decirles”.

Todos estábamos en silencio. El ambiente era de expectativa. Tom tenía una cajita en sus manos. Tomó a Lilly por la cintura, aclaró su voz y mirando a Josh y Lilly empezó a hablar:

“Conocí a su hija hace dos años. Era la chica más linda que había visto en mi vida. Desde ese día supe que ella era la persona con la que quería estar el resto de mi vida. Confieso que no fue fácil ganarme su amor, pero todo el trabajo valió la pena…” una lágrima rodó por mi mejilla. Sus palabras eran muy emotivas. “Ahora, señor y señora Garder, quiero su consentimiento para pasar al lado de esta maravillosa mujer los días que me queden de vida”. Tom abrió la caja, tomó el anillo y lo puso en el dedo anular de Lilly. Ally y Josh se veían bastante emocionados. “Claro que sí, Tom, siempre y cuando cuides y nunca le hagas daño a nuestra bebé” lloró Ally. Todos nos acercamos a los novios para abrazarlos y felicitarlos.

Se hacía tarde y debía regresar a casa porque tenía que trabajar al día siguiente. Busqué mi chaqueta y me di cuenta que mi celular no estaba. “Lilly, ¿has visto mi teléfono? Lo dejé aquí cuando llegué” pregunté. “No, déjame ayudarte a buscarlo”. A los poco minutos lo encontramos encima de una silla que estaba cerca de la puerta del baño. “Me tengo que ir, Lilly. Te veo mañana. Felicitaciones, otra vez” la abracé. “Gracias, gracias por venir y gracias por ser mi amiga” contestó Lilly. “De nada, querida”. Me despedí de todos menos de Harry porque estaba en el baño.

Cuando llegué a casa fui directo a m cuarto. “Es la hora de dormir, cariño” dije para mí. Me puse la pijama y salté en la cama. Estaba casi dormida cuando mi teléfono sonó; tenía un nuevo mensaje: “Alguien se fue sin despedirse : ( Fue genial conocerte y poder conversar, aunque sólo por cinco minutos, contigo. Eres increíble. Buenas noches – Harry”

 

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...