El Regreso del Segador

En una era ya casi olvidada, el Segador gobernó con puño de hierro sobre toda la Creación. Sin embargo, una traición llevó a su muerte y a la destrucción de su imperio. El Segador ahora ha regresado al mundo de los vivos,al igual que quien lo traicionó. ¿Cuál de los dos prevalecerá esta vez?

2Me gustan
0Comentarios
845Vistas

1. Prólogo

 El demonio sacudió su cabeza, pensativo. ¿Cuánto tiempo había pasado desde la última vez que dirigió a las Legiones al glorioso combate? ¿Cuántos milenios habrían transcurrido desde aquella era de épicas gestas en la que su nombre era pronunciado con terror y odio por incontables miles de seres?  Nada de eso importaba: estaba de vuelta, y la Creación volvería a sentir la ira del Segador.

 

 Había sido engañado: Su lugarteniente, aquel al que llamaban Muerte en el Viento, le había clavado su propia espada en la espalda, desvaneciendo de tal forma su presencia física, que ésta tardaría miles de años en regresar de los infiernos.

 

  Por desgracia, el liderazgo de Muerte en el Viento no era tan grande como su habilidad en combate, y no logró unificar a las Siete Legiones bajo su mando. El caos se cernió sobre la Creación: los distintos ejércitos, cada uno de ellos al mando de un Gran Demonio, antaño dedicado a servir al Segador, comenzaron a separarse y a pelear entre ellos. Al principio, estas discusiones no pasaban de palabras fuertes que se calmaban con una mirada del nuevo Señor de Demonios, pero pronto se hizo patente que este no podría mantener tal autoridad indefinidamente. Así, los desórdenes comenzaron a expandirse y las hostilidades se volvieron cada vez más manifiestas hasta que, un día, Muerte en el Viento reunió a las fuerzas bajo su mando e intentó acabar con la insubordinación en forma definitiva.

 

  El choque resultante dejó a la Creación en su punto más bajo, transformando densos bosques llenos de vida en ciénagas putrefactas. Las orgullosas Ciudades Fortaleza de los Siete Señores quedaron reducidas a un montón de ruinas, donde lo único que permanecía apilado en cantidades significativas eran los cadáveres de los combatientes. Los Fae y los Nordheim eran dos de las muchas razas que en ese tiempo estaban sometidas al yugo demoníaco, y las únicas que se encontraban lo suficientemente alejadas como para no ser una preocupación a los ojos de los demonios. Al ver que éstos se encontraban demasiado atareados combatiendo entre sí como para ocuparse  de ellos, comenzaron a organizarse, planeando la revuelta que finalmente habría de liberarlos. Con tal fin, procedieron en secreto a la creación de artefactos de gran poder, auxiliados por deidades antiguas y terribles. El pago que debieron hacer, sin embargo, resultó ser tremendamente alto.

 

  Fue con estas armas que ambas razas, unidas por primera y última vez, se reunieron en el Gran Norte. Pese a estar formado por esclavos, el ejército que formaron era de unas dimensiones y poderío tan tremendos que incluso las Grandes Legiones bajo el mando del Segador habrían tenido problemas para hacerle frente.

 

  Pero el Segador había sido traicionado, y en su lugar sólo había un montón de reyezuelos luchando por controlar las migajas de un Imperio. Así, los demonios no prestaron atención a los rumores del gigantesco ejército que se dirigía contra ellos hasta que fue demasiado tarde: aunque las terribles Bestias Pesadilla que montaban los Fae podían ser vistas desde una gran distancia, y el canto de guerra de los Nordheim podía sentirse desde más lejos aún, no había nada que pudieran hacer. Pese a su innegable poderío fueron derrotados, sus tropas destruidas como el árbol es destruido por el paso de un furioso elefante. Sin posibilidad de vencer, tanto los Grandes Señores como Muerte en el Viento huyeron y utilizaron sus poderes para ocultarse de la vista de las razas más jóvenes, sumiéndose en un sueño más profundo que el causado por la muerte, a la espera del regreso del único que podía devolver a su raza el poder y la gloria de antaño: el Segador.

Join MovellasFind out what all the buzz is about. Join now to start sharing your creativity and passion
Loading ...